domingo, 27 de marzo de 2016

EL RESUCITADO DEL OROTAVENSE EZEQUIEL DE LEÓN DOMÍNGUEZ



Antes de que llegue el ocaso, con los últimos rayos de la tarde del domingo de Pascua en la Villa de La Orotava, el Cristo resucitado partía desde templo parroquial de Santo Domingo de Guzmán del ex-convento dominico de San Benito, para procesionar por las calles de su feligresía. Fue una de las últimas procesiones en incorporarse a la Semana Santa Villera.
La talla, obra del escultor orotavense del siglo XX; Ezequiel de León Domínguez (primera imagen suya que se incorporó a la Semana Mayor de su Villa, aunque desde el principio tiene un Nazareno en el Barrio de La Perdoma), representa a Jesús resucitado con el sudario y fue realizada para la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán en 1996, presidiendo desde entonces el templo desde la hornacina del retablo del presbiterio. Esta procesión despedía y ponía punto final a la Semana Santa de La Villa de La Orotava.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada