viernes, 18 de marzo de 2016

PESCOTE



Según nos cuenta el amigo y compañero de docencia Juan J. Martínez Sánchez en la página 26 del libro “La Orotava sus calles, su historia”, con la colaboración del amigo y compañero de docencia de la Villa de La Orotava JOSÉ DELGADO ÁLBELO: “…La calle Pescote de la Villa de La Orotava corre de Oriente a Poniente y sustituye, igualmente, a dos tramos rotulados en el callejero del siglo XVII como calle Julián Noda (entre las calles Vides -actual Doctor Domingo González- y Pedro Afonso -actual Claudio) y calle Muñoz (entre las calles Pedro Afonso y la Parrada o Cancela).
Según los datos citados anteriormente, del Gobierno de la Provincia de Canarias para 1864, la calle Pescote cuenta treinta y una casas; en 1887 el número de casas es de treinta y siete.
Curiosamente se observa, en los padrones municipales de los años 1839, 1842 y 1843, los oficios desempeñados por los vecinos de la calle Pescote la mayoría se dedican a la agricultura…”
La palabra "PESCOTE" parece ser un derivado de algún término portugués o italiano. Tal vez el apodo de algún personaje popular de la calle diera el nombre a la misma. Pero lo más probable que sea el de un mercader británico del siglo XVII que se llamabas  “Míster Prescott”, que habitó en la Villa.
El amigo del Puerto de la Cruz, catedrático de la Universidad de La Laguna; ANTONIO GALINDO BRITO, me remitió este interesante documento, que quizás tenga relación con el nombre de esta importante vía de La Villa de La Orotava: “…Tengo fehacientes noticias de la presencia en el Puerto de la Cruz de la Orotava, de dos mercaderes ingleses uno de nombre Henry Prescott con profesión mercader durante los años 1661, 62 y 63. El otro era de nombre Duarte Prescott, profesión médico, aunque también ejercía como comerciante durante los años 1663 a 1666. Desconozco a cual se refiere, pero me parece improbable que sea un comerciante en el siglo XIX, pues en esa época ya había cesado la exportación de malvasía hacia Inglaterra. En ese momento Canarias estaba con la exportación de la cochinilla que dicho sea de paso duró poco tiempo pues un químico inglés llamado Perkins, logró sintetizarla en el laboratorio lo que fue la sentencia de muerte para la cochinilla canaria. Como recuerdo nos quedó la presencia de los cactus traídos desde América y aclimatados en nuestras islas. para el cultivo del citado insecto.  …”
Un amigo de La Villa de La Orotava, historiador, que desea mantenerse en el anonimato, me remitió estas notas, que quizás se asemejen a las remitidas por Antonio Galindo Brito en relación con el nombre de esta Calle, que de verdad ya es un misterio en la forma y en los límites de la misma: “…La Calle San Zacarías (Padre de San Juan Bautista) abarcaba desde la esquina de la Casa Parroquial de San Juan hasta lo que se conoce popularmente como "las cuatro esquinas" (cruce con la calle Doctor González). Por su parte, la calle Pescote iba desde "las cuatro esquinas" hasta la Cruz del Teide y su nombre es la "popularización" del apellido de un médico, el Doctor Pescott. En el siglo XVII ambas calles pasan a rotularse con una única denominación y con una única numeración de sus casas, pasando a llamarse calle Calvo Sotelo (desde la Casa Parroquial hasta la Cruz del Teide). Con la reciente Ley de Memoria Histórica se realizó un nuevo cambio en el nombre de la calle, para suprimir la denominación de personas relacionadas con el Franquismo. Como ya las casas tenán una única numeración en todo el tramo, no se podía recuperar los dos nombres antiguos, sino sólo uno de ellos. Así pues, la asociación de vecinos "Cruz del Teide" propuso rescatar el nombre de Calle Pescote (para todo el tramo, desechando el de San Zacarías)…”
El amigo de la infancia y compañero de docencia de la Villa de La Orotava; JESÚS GARCÍA DELGADO, remite: “… Calle Pescote, aunque debería llamarse Zacarías, por historia documentada. La Calle Pescote era de las Cuatro Esquinas del Molino o calle Castaño, Los Molinos o Doctor González de Chaves y  García, hasta la Cruz del Teide.
Aprovechando la Ley de Memoria Histórica, la AAVV Cruz del Teide propuso que la calle José Calvo Sotelo se llamara, en toda su longitud, desde calle León hasta la Cruz del Teide, Calle Pescote. O sea, la memoria histórica no se respetó. La calle Zacarías, que era el tramo que iba desde la calle León hasta Calle Limonero, está documentada en planos de la época, escrituras públicas, incluso en los trayectos procesionales de la Iglesia de San Juan. Como observarás, hay un tramo en el que queda un vacio, entre calle Limonero y Molino, ya que era una finca, que por cuestiones de funcionalidad de tráfico, se derribó la pared de esa finca, "La Garrota", y se continuo la calle, quedando la canal del molino aérea, pero no de madera, como era en su principio, sino de mampostería…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada