sábado, 26 de marzo de 2016

VENDEDORAS DE FLORES



El amigo del Puerto de la Cruz; Bernardo Cabo Ramón, remitió esta inédita fotografía correspondiente a una tarjeta postal en color del principio de los años sesenta del siglo XX, cuando comenzó el arranque del boom turístico en la ciudad portuense. La panorámica está tomada en el mirador de la plazoleta de la ermita de San Telmo hacía el norte donde apreciamos las nuevas y entonces modernas piscinas de Gilbert denominada de San Telmo repleta de turistas nórdicos en la estación del invierno, bajo un sol radiante de buen disfrute de aquel turismo que se llamó de calidad.
Vendedora de flores es el título con el que encabezo este relato, se trata de dos señoritas, de tierra arriba, no sé exactamente el lugar, de los Altos de La Orotava, de La Cruz Santa, Palo Blanco o Icod el Alto, bajaban al Puerto de la Cruz hacer su agosto con las flores cultivadas en los huertos de sus casas de las medianías.
El vestuario representa el traje típico de la Orotava, demasiado encubierto, confeccionado un poco a media con materiales de muy baja calidad, utilizando una pañoleta de la época, almilla sin bordar, no utilizan la capa verde y ropa interior de pobre eficacia. Lo importante era hacer el negocio, al turista le daba igual el vestuario, por lo que esta práctica aun sigue viva pero en otro lugar de la ciudad y con la misma clase de vestuario típico.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada