domingo, 24 de abril de 2016

CALLE DE TOMÁS PÉREZ (II)



Me llama la atención esta fotografía del Archivo Municipal de La Villa de La Orotava, de la calle de San Sebastián. Correspondiente a los años veinte del siglo XX, referente a la calle de Tomás Pérez antigua de Home de La Villa de La Orotava. Puesto que aunque se asemeja totalmente a la panorámica actual, los clásicos balaustres con sus originales macetones diseñados por don Mariano Estanga que bordea la plaza del Ayuntamiento. En la esquina superior de la zona sur, parecen que continúan hacía arriba, no apreciándose las escalinatas hacia el corredor sur de la misma.
Pero ampliando la foto, observamos que solo es una perspectiva ocular de la imagen.
Según el amigo y compañero de docencia JUAN J. SÁNCHEZ MARTÍNEZ  en su libro “LA OROTAVA, SUS CALLES. SU HISTORIA” con la colaboración de JESÚS TOMÁS GARCÍA RODRÍGUEZ, en las páginas 73, 74, 75 y 76"... La actual calle Tomás Pérez tiene su origen, al igual que la mayoría de las del casco histórico, tras el agrupamiento de casas en torno a la primera iglesia de la nueva población (Nuestra Señora de La Concepción, siglo XVI) y a la reforma de Ortiz de Zárate en su trazado viario (1506).
A la sombra de esta primera iglesia, se van a ir construyendo las casas, los conventos, los hospitales... La terminación del Convento de San José a principios del siglo XVII (1601), que se edifica en un terreno de Don José de Llarena, para la ubicación de las monjas Claras, define esta vía.
Esta calle, que subía desde la Iglesia Matriz hasta el Convento Clarisa de San José, aparece con el nombre de "Calle del Hospital" en el plano esquemático de finales de siglo XVII que se conserva en el Archivo de Simancas. Es la que baja desde la calle de "las cuatro esquinas", pasa por delante de la Iglesia Matriz y plaza, hasta el antiguo Hospital de la Santísima Trinidad, ubicado en el solar donde posteriormente se edificó el desaparecido Convento de San Nicolás.
Las primeras referencias encontradas en las actas de pleno del Ayuntamiento de La Orotava con respecto a dicha vía, datan de principios del siglo XIX: "...la necesidad que hay de que se componga y empedre la calle que sube de las cuatro esquinas por delante ele la Iglesia del Monasterio de religiosas Claras hasta la lonja Colorada..." (19 de Mayo 1820) o "...la calle que sube por la Iglesia a la Hoya..." (31 de Julio de 1823).
Es a mediados del siglo XIX cuando presenta su configuración actual. Por un lado se la denomina "Calle de Home" o "Calle Ome", origen que pudiera estar relacionado con el apellido de origen portugués Home (la antigua Casa de Home, de la isla de la Madera, se estableció en Canarias en 1627) y que está enraizado con varias familias y apellidos de La Orotava. Por otro lado, es en esta época cuando la Corporación municipal presiona al gobierno de la nación para obtener el Convento de monjas Claras y trasladar allí el Ayuntamiento, escuelas y cárceles, por el grave deterioro del Convento de Sto. Domingo (11 de Mayo de 1848). El gobierno no cede a las pretensiones de la Corporación, aunque en el Convento "...solo existían 4 religiosas...". La supresión se va a producir en 1868, cuando corren vientos revolucionarios por todo el Estado.
Un año antes, en sesión del 18 de Febrero de 1867, siendo alcalde Don Tomás Román, se nos define perfectamente parte de dicha vía: "...que entre las obras he visto la más preferente la de dar ensanche a la calle de Home en su parte superior, por ser la más céntrica e importante; siendo por el contrario, la más defectuosa que aquí existe por la suma angostura que tiene en esa parte sur a causa de la inconveniente entrada que hacen los muros de la huerta contigua a dicho Monasterio en forma que la dejan casia la mitad del ancho regular que tiene en la parte restante..." Tal Proyecto de alineación de la calle no se llevará a cabo (aunque se apruebe por medio del Gobernador en Julio de 1867), por la supresión y posterior demolición del Convento de San José.
Con la construcción de las nuevas dependencias municipales, plaza e Hijuela del Botánico, así como con la construcción de nuevas casas pertenecientes a los solares de dicho Convento, se configura dicha vía, tal y como la conocemos hoy, desde la Calle de la Carrera hasta la Calle León.
El actual nombre de Tomás Pérez (Alcalde de La Orotava a principios del siglo XX, 1911-1913) tiene su origen en una propuesta del concejal Ismael Izquierdo y Díaz en sesión del 28 de Marzo de 1912, por ser dicho alcalde el donante del dinero necesario para la construcción del proyecto de obras de la Plaza del Ayuntamiento.
Tal moción no se llevará a cabo hasta junio de 1913, tres meses después del fallecimiento de Don Tomás Pérez.
La calle de Home, actual Tomás Pérez, contó a lo largo de su historia con establecimientos de diverso tipo: - La fachada principal del Convento clariso de San José (Siglos XVII-XIX). - Las Huertas de dicho Convento, ubicadas en el terreno donde está hoy el jardín Hijuela del Botánico. - El "Casino Orotava" o "Casino de Los Caballeros", desde 1853 ubicado en la casa n° 3, perteneciente a Los Condes del Valle de Salazar, hoy día utilizada como Biblioteca Municipal (es obra del Siglo XVIII).
- En la casa n° 20 de dicha vía estuvo ubicada una escuela pública de niñas durante los años 1872-74.
La primera referencia del jardín Hijuela del Botánico, ubicado en dicha calle, que aparece en Las Actas Municipales, data de 1873, cuando es nombrado Director de dicho jardín D. Ubaldo Pimienta. En noviembre de 1888, el director pide al Ayuntamiento fijar las líneas que deben ocupar los muros de contención del jardín.
Es en 1895 cuando la Corporación remite al Gobernador Civil su preocupación por el estado de abandono de la Hijuela del Botánico.
A lo largo del año 1896 se aprueba el proyecto de cerramiento del jardín con un presupuesto de 4.807 pesetas, libradas por el gobierno de la nación por medio de su Ministro de Fomento, el Sr. García Beltrán.
El Ayuntamiento para demostrar "su viva gratitud y reconocimiento", acuerda colocar una placa, "en la parte exterior del nuevo edificio-escuela, frente a los Jardines", y dar el nombre de "García Beltrán" a una nueva calle.
En el siglo XX estuvieron ubicados en dicha calle varios establecimientos: - El despacho de carnes de Don Antonio Hernández Salcedo, en la planta baja de la casa n° 2, donde se une la calle con la de León.
- La barbería de Don Juan Rivero en la casa n° 10. - La venta de doña Adela Mesa, enfrente de la entrada al jardín Hijuela del Botánico.
- EL establecimiento de tejidos de Don. Miguel Herreros en la casa n° 16  esquina con la calle de la Carrera.…" 

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada