miércoles, 27 de abril de 2016

DON FRANCISCO MONTERO GALVACHES. MANTENEDOR DE LAS FIESTAS MAYORES DE LA VILLA DE LA OROTAVA 1959



Fue en el mes de junio del año 1959. Vino como "Mantenedor" a un acto cultural de las fiestas Mayores de La Villa de La Orotava, lo que posteriormente equivaldría a "Pregonero": "De flor, de aroma, de cielo, / de luz, de brisa, de seda, / La Orotava en Dios se queda / como varada en su vuelo. / Los jardines de su suelo / sostienen su arquitectura. / Los ángeles, por su altura, / la miran arrodillada....".
Y continuaba más adelante en cotas altas del lirismo, refiriéndose al jueves del Corpus: "! Qué claridad, de qué altura,  / abre tu cuerpo a su paso! / !Ningún finísimo vaso / contuvo tanta hermosura! / !Todo es alfombra, blandura, / para tu planta dolida! / !Viril en que va escondida / la gracia que a gloria suena! / !Qué primavera nos llena, / con tu presencia, la vida! / !Qué celestial sacudida / dentro del alma resuena!"
Don Francisco Montero Galvaches. Nació en San Fernando Cádiz, el 8 de mayo de 1917, ciudad que siempre llevaría en su alma. Estudió en Almería y Jerez. En la Universidad de Sevilla estudia la licenciatura de Filosofía y Letras, cuyo título obtiene en 1942. Hijo, nieto y biznieto de marinos, lo que atribuye una impronta marinera, muy marcada, a su obra. Contrae matrimonio con Doña Angelita López Irríguela, con la que tuvo una hija.  Inicia su andadura literaria, de enorme categoría humana, muy joven, con una obra titulada Huerto Cerrado, de poemas, y le siguen dos obras más: Tu mano sobre el aire y Dios me llama. Funda en Jerez la revista literaria Cauces, que posteriormente traslada a Sevilla. En su obra destacan sus más de trescientos pregones, entre los que figuran los de la Semana Santa de Sevilla, Córdoba, Huelva, Valladolid, Cáceres y Jerez, y los marianos del Rocío, Puerto de Santa María, San Lucas de Barrameda, Jerez de la Frontera y muchísimos más. El pregonero escribió además, ensayos y libros, entre los que destacamos, como finalista, los Premios Nadal de 1950 con su obra El mar está solo y el Planeta de 1956, con la novela que lleva por título Las Manos también lloran, que ese año ganó Carmen Kurtz. Numerosísimos premios de poesía, entre los que figuran el Premio Nacional de prensa, el Premio Juan Ramón Jiménez de Moguer y el Premio de poesía Sánchez Bedoya, por su Cadena de sonetos a la Purísima. Flor natural de Sevilla, Murcia, Jerez de la Frontera, Tarrega, Valencia y otros más.  Fue Académico de la Real Academia de Buenas Letras de Sevilla, de Medicina y Cirugía de Sevilla, de la Real Hispanoamericana de Córdoba, entre otras españolas. Entre las extranjeras fue académico de la de  Ciencias y Letras de Buenos Aires, del Instituto Brasileiro de Sao Paolo, de la Academia de Ansaldi de Paris y de las UNESCO en Trieste.
En 1959 Alonso Tabares y Lugo, autor del guión y dirección de la Fiesta de Los Abanicos dentro de las fiestas Mayores de La Orotava, patrocinada por el Ayuntamiento de la Villa, lo llama para que pronuncie el discurso de mantener, siendo alcalde don José Estévez y Méndez. El éxito fue tal que, en 1961, se repite la llamada con ocasión de la Fiesta de Los Jardines, dentro de las del Corpus y San Isidro. Cuando proyectaba visitar nuevamente La Orotava, después de 40 años de ausencia, muere en Sevilla, el día 30 de septiembre de 1999.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario