sábado, 30 de abril de 2016

ENTRE GENTÍOS



Sorprendente fotografía del año 1959, que adquirió mi hermana Fina Álvarez Abréu, expuesta a la venta por un desconocido fotógrafo ambulante en los desaparecidos escaparates de la también desaparecida Joyería “Puerta” en la Calle El Agua (Tomás Zerolo). Correspondiente a las Fiestas Mayores de la Villa de la Orotava, donde observo entre el gentío a mi abuelo materno Bruno Abréu Rodríguez que fue muchos años músico de la desaparecida Banda de Música Municipal de La Orotava y zapatero “ebanista” durante toda su vida. Primero trabajó con su amigo maestro Manuel Quijada “El Chasnero”, después se independizó, montando su propio taller primero en la Calle La Estopa y terminar su vida laboral en el callejón de Los Cuartos, que se llamó Alférez Provisionales tras la guerra incivil española, actualmente los vecinos del Barrio concretamente de la asociación “Huerta del Moral” lo han bautizado por la Calle de “Las Hermanas de la Caridad de San Vicente Paul” (ya tienen dos calles en la Villa; Avenida Sor Soledad Cobián y La Milagrosa), con la oposición de los propios residentes de la calle, que deseaban que se le denominara como en antaño “El Callejón de maestro Bruno”.
El amigo y convecino de La Villa de La Orotava desde la infancia y compañero de docencia Jesús García Delgado, miembro de la asociación de Vecinos “Huerta del Moral” (Barrio de Los Cuartos). Decirle que aunque no nació ni se crió en ese popular barrio orotavense. Que mi abuelo materno Bruno Abréu Rodríguez persona con una gran capacidad intelectual adelantado a su época (protagonista de esta interesante fotografía), fue cofundador con su Padre maestro Juan García “Vital” del Centro Instructivo Obrero de La Orotava, ubicado en la Republica Popular de La Villa Arriba. Fue presidente de ese organismo progresista en el año 1921. En el mitin del 1 de mayo, lee el manifiesto, curiosamente con el ilustre jurista – literato Luís Rodríguez Figueroa, T. Hernández, Manuel González Pérez, Lucio Illada Quintero, Inocencio Sosa Hernández, y una mujer: Isabel González, que sería famosa con su seudónimo literario Azucena Roja.
Según documentación que me facilitó el amigo José Hernández referentes a este importante colectivo obrero orotavense: “…Estas acciones permitirán poner de manifiesto el alto grado de conciencia de clase de los trabajadores del Valle de La Orotava, lo que permite consolidar su capacidad organizativa y dar consistencia a sus posiciones ideológicas que, claramente ya, se enmarcan en la doctrina socialista, convirtiéndose la comarca en el principal bastión de este partido en la Isla de Tenerife. Muestra de este fortalecimiento es la manifestación del 1° de Mayo de 1921 -la primera de la que tenemos constancia en la Villa de La Orotava-, que partió desde la Calle Castaño y, tras recorrer las principales vías del casco, desembocó en la Plaza del Ayuntamiento, donde se celebró un mitin, para luego continuar hacia el Puerto de la Cruz y unirse con la organizada en esta localidad. El manifiesto, firmado por Bruno Abréu Rodríguez, Presidente del Centro Instructivo Obrero, refleja ese avance ideológico de la organización: "…Este año, como justa expresión de dolor intenso que experimentamos ante los atropellos de que han sido objeto innumerables camaradas, cuya sangre dada en holocausto del ideal de emancipación, nos exige la protesta viva y consciente de todos los hermanos del Trabajo. El recuerdo de los mártires de Chicago, en memoria de los cuales mañana todos los trabajadores nos solidarizamos, hagámoslo extensivo a tantos otros desheredados de la fortuna víctimas del egoísmo capitalista…".
Demasiado gentío en las Fiestas mayores de La Orotava de aquellos años idos. La panorámica está tomada al comienzo de la calle El Calvario por la plaza de la Constitución, o de la Alameda, o del Kiosco de la Música, o de Los Soldados, que en aquellos años estaba a la altura de la misma calle, hasta que perdió el nivel con la construcción del famoso y actual “Puente” en el año 1965.
Detrás se ven claramente dos entonces jóvenes muchachos de la Villa; Pepe González (conocido por Pepe “El de Roes”) y Lorenzo López (fallecido).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada