viernes, 29 de abril de 2016

LOS CHICOS DEL MONTURRIO (I)



El Monturrio es un barrio popular de la Villa de La Orotava, situado entre el antiguo matadero municipal, Cruz del Teide y el entorno de la Cancela, donde comienza la carretera general hacía Los Realejos a través de La Perdoma (Pago de Higa) y La Cruz Santa.
Estos cinco chicos proceden de ese famoso Barrio de la Orotava, están retratado antes la cámara del fotógrafo y recordado ambulante Ortega, frente al templo de Nuestra Señora de la Concepción, declarado Monumento histórico Nacional en el año 1947.
Están estrenando vestuarios como era de costumbre en antaño por las Fiestas Mayores de la Villa, puesto que en esa época se usaba corbata, bien con americana y  coleto.
Esta fotografía correspondiente al mes de junio del año 1963, me la remitió mi primo hermano desde Madrid, ENRIQUE ABRÉU RODRÍGUEZ, ya que quiere recordar a sus amigos de juventud, y que vuelta llevan en la vida.
Fotografía tomada en los jardines de Casañas, hace cincuenta años (1963 – 2013), los componentes son muy conocidos: De izquierda a derecha de arriba abajo; Domingo (ebanista - carpintero, trabajó en los talleres de maestro Ananías Hernández), Juan Pedro Pérez Rodríguez “Peyo” (músico de pulso y púa), Francisco Suarez (Kiko, el tapicero), Jesús conocido por  “EL VENEZOLANO” (ebanista – tallista), Juanito conocido por  "EL CAPULINA", (fue monaguillo de Nuestra Señora de la Concepción)  y Juan  conocido por el de "LA QUEMADA".
Están a la espera de la salida de la procesión del Corpus de Nuestra Señora de la Concepción, el Jueves de Corpus, ya que en aquel tiempo, por las Fiestas Mayores de La Orotava, Las Andas del Plata de Nuestra Señora de la Concepción, salía dos veces primero sin alfombrar y después con el trayecto alfombrado, hasta que se unificó la celebración, en un acuerdo entre los entonces párrocos don Leandro Medina, arcipreste y párroco de Nuestra Señora de la Concepción y don Domingo González Hernández, canónico honorario  y párroco de San Juan Bautista, ambas parroquias de La Orotava.
La vida entonces era humilde, al igual que como está sucediendo en la actualidad con el tema de la crisis.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL


No hay comentarios:

Publicar un comentario