domingo, 24 de abril de 2016

VIAJE A RUSIA, EN EL TIEMPO



Pernoctando la plaza del Kiosco de la Música, de la Alameda o de La Constitución de la Villa de La Orotava observando la exposición de Fotos en el Tiempo que organizó la Asociación Cultural “La Escalera” (primavera del 2011) y con el permiso de uno de sus organizadores el amigo de la Villa de La Orotava; José Antonio García González, ex - presidente del U.D. Orotava. Por su interés en el contenido, tomo esta foto referente a las expuestas por el también amigo, muy aficionado a la fotografía, a la intrahistoria de su pueblo natal; Domingo Hernández (fallecido) conocido cariñosamente por “El Técnico”.
El viaje a Rusia en el tiempo de unos muchachos parranderos de La Orotava, que desinteresadamente se apuntaron a un episodio de visitar la entonces Unión Soviética y la mítica pontificia Plaza Roja de Moscú, que organizó y le ofreció gratuitamente una Agencia del Puerto de la Cruz.
El traslado fue un boom de salida hacía el extranjero, hacía Europa, para promocionar el turismo del Puerto de la Cruz. Coincidió con un partido de fútbol internacional no recuerdo si fue previo a la clasificación para un Mundial o un europeo de la selección Absoluta Española de Fútbol.
Es reminiscencia que estando un servidor cumpliendo el servicio militar en el hospital militar de Santa Cruz de Tenerife por el mes de mayo de 1971 y estudiando el primer curso del Profesorado Mercantil en la Escuela de Comercio de la Capital Tinerfeña, perdió el equipo español que entonces entrenaba el Húngaro Kubala por 2 – 1, con la Roja (en esta ocasión vistió de azul integral) jugaban entre otros; Amancio, Pirri, Iribar, Reina, Luis Aragonés, Velázquez, Marcial, Rifé, Violeta, Garate, Costas, Benito, Tonono, Asensi, Rechax, Sol…
La foto tan realista me llama la atención la presencia en ese viaje inolvidable del ebanista de La Orotava Adolfo Padrón Hernández (padre de mis amigos y compañeros de docencias; los hermanos Pedro y Adolfo Padrón Pacheco), el cual se apuntaba a todas las novedades turísticas y atractivas de aquellos años.
De pie de izquierda a la derecha; Juan Felipe Hernández González, Javier Cruz González conocido por “El Pinto”, José Manuel Lima González, y Adolfo Padrón Hernández. Agachado de izquierda a derecha; Peyo y un señor del Puerto de la Cruz que desconozco su persona y su nombre…
El amigo de la infancia de la Villa de La Orotava, residente en el Puerto de la Cruz, Aparejador jubilado, Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de la Laguna; Evaristo Fuentes Melián (Espectador), me remitió estas interesantes notas, sobre este accidental viajes a la entonces Unión Soviética de estos muchachos orotavenses y tinerfeños: “…Bruno: Desde Tenerife fueron a ese partido de 1971 al menos dos aviones cuatrimotores de hélices. La ruta fue Los Rodeos-Mallorca-Un país del Centro Europa-Moscú.
Dos anécdotas: 1ª.- Uno de los aviones, el de este grupo de la foto, voló uno de los tramos con una de las cuatro hélices parada, averiada, y los chicos tocadores y cantadores lo veían y comentaban, pero como estaban en copas no se preocupaban demasiado… 2ª.- La segunda anécdota es que uno de los viajeros, investigador que ha publicado varios libros sobre turismo y visitantes de siglos pasados en Canarias, amigo pero no folklorista como estos de la foto, tuvo que quedarse retenido en el aeropuerto de Moscú todos los días que duró el viaje, y no lo dejaron salir de dicho aeropuerto, porque su pasaporte tenía los apellidos mal colocados.
La estricta burocracia de la Rusia, entonces cabeza de la URSS comunista, le impidió salir del aeropuerto, aunque le dieron cama y recibió sustento durante los días que duró la estancia en Rusia.
Todo esto que te comento lo pueden confirmar los pasajeros de aquel vuelo Tenerife-Moscú, de 1971: Rusia 2-España 1…”
Me cuentan que uno de los expedicionarios que se llamaba “Juan Antonio” se quedó sin entrar en Moscú (Rusia), porque tenía el nombre muy parecido a un señor del sur de Tenerife que se quedó porque su esposa estaba a punto de dar a luz.
Al regreso, en el trayecto de Moscú a Mallorca, se produjo una sacudida fuerte en el interior de la nave, debido al paro de uno de sus motores, y tuvieron que realizar una escala de urgencia en Viena (Austria).
El amigo de la infancia en la calle El Calvario de la Villa de La Orotava; ISIDORO SÁNCHEZ GARCÍA, remitió este artículo referente al viaje a Rusia en que tuvo la oportunidad de ir con los amigos músicos de la Villa, en mayo de 1971, y que tituló. “MIS VIAJES A RUSIA”: “…Mis viajes a Rusia responden a diversas razones. Unas veces deportivas, otras políticas y también académicas. En el primer caso, al mundo del fútbol  cuando Rusia formaba parte de la “diabólica” CCCP, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. A España le había tocado eliminarse con la URSS en la Eurocopa de 1960 pero Franco dijo que no. Cuatro años más tarde, cuando terminaba mi carrera profesional en la ETSIMO de Madrid, tuve la suerte de asistir en el Estadio Chamartín al match entre España y la URSS. Fue el 21 de junio de 1964 y ganó 2-1 la España de Villalonga y del general Franco, quien asistió en persona al estadio madrileño, con gol singular de Marcelino a pase de Pereda batiendo al mítico Yashin, el arquero más valorado del mundo y apodado “La Araña Negra” por sus brazos alargados.  Ello fue años más tarde la causa de mi primera visita a Moscú, en mayo de 1971, en una histórico viaje aéreo desde Tenerife, con Viajes Insular, en un no menos histórico avión de motores de hélice contratado por el gallego Enrique Maíquez. Una expedición que saltó de Canarias a Baleares hasta llegar a Viena, donde cambiamos de pasaporte por razones políticas, para continuar a Varsovia y aterrizar en Moscú, donde un amigo de la Villa vivió una tremenda e incomprensible historia diplomática que le impidió disfrutar de la capital de la URSS. Rusia nos ganó 2-1. El regreso, con aterrizaje forzoso en Viena,  y parada logística en Roma, fue de tal enjundia que me servirá para contar una crónica socio-deportiva y política tal como me lo recomendó el presidente de la ATP, el amigo Salvador García, cuando me escuchó recientemente contar el periplo. Afortunadamente aún viven algunos compañeros de viajes, sobre todo los músicos de la Villa que nos acompañaron. En las siguientes expediciones la perestroika ya había llegada a Rusia y entre nosotros surgió el recuerdo de un canario universal nacido en el valle de Taoro, el ingeniero don Agustín de Betancourt y Molina de Castro. Entonces fui, como concejal del ayuntamiento del Puerto de la Cruz, a promocionar la ciudad turística, tanto en Moscú como en San Petersburgo; luego como eurodiputado y más tarde como enviado especial del gobierno de Canarias, junto con el abogado Juan Cúllen, para presentar el legado epistolar de la familia Betancourt y Molina, en la universidad de San Petersburgo. Inolvidables todos los viajes, así como el último a la ciudad de Puskin, adonde acudí invitado por el ayuntamiento de la ciudad rusa formando parte de una delegación turística cultural portuense. Comprobé que la figura de Agustín de Betancourt sigue viva…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada