domingo, 21 de agosto de 2016

CECILIA DOMÍNGUEZ LUÍS EN EL PUERTO DE LA CRUZ, EN EL TIEMPO



Artículo que entonces remitió, mi amigo desde la infancia en el Llano de La Villa de La Orotava, actualmente residiendo en el Puerto de la Cruz; Segundo Sacramento Domínguez, sobre su prima hermana; Cecilia Domínguez Luis poetisa y literata (Premio Canarias de La Letras 2015), Villera de Honor. Amiga desde la infancia  de La Villa de La Orotava.
En una actuación en el Castillo de San Felipe del Puerto de la Cruz el día 17 de septiembre del 2009, referente a un recital que se encomió en dicho recinto  que tituló “Hablemos….”: “…El jueves 17 de septiembre del 2009, en el fabuloso contexto del Castillo en el Puerto de la Cruz, se celebró un nuevo encuentro dentro del proyecto “Hablemos…” que es un maravilloso  plan cultural al que se ha dado poca cobertura en los medios de información.
En esta ocasión la cita fue con la escritora orotavense Cecilia Domínguez con comentarios sobre sus libros ‘Poemas’ y ‘Días de abril’. Este proyecto cultural permite poner en contacto a los lectores y público en general con los escritores para entablar un diálogo, profundizar en su obra y conocer mejor el proceso de creación del artista. En definitiva, para disfrutar del intercambio directo con el autor y su obra.
Cecilia Domínguez nació en La Orotava un 17 de octubre de 1.948. Es Profesora de EGB y licenciada en Filología Hispánica, pero sobre todo es una gran lectora, como ella misma se definió durante este encuentro. Aprendió a leer con dos años y sus primeros poemas los escribió siendo aún una niña. Contaba Cecilia que era una niña muy imaginativa y traviesa y, fue precisamente debido a eso, que su madre la entretenía enseñándole las letras y sus combinaciones para formar palabras hasta que un día arrancó a leer y desde entonces no ha parado de hacerlo.
Ha publicado periódicamente poemas, artículos y cuentos en las secciones literarias de periódicos como El Día, Diario de Avisos y La Gaceta; así como también ha publicado en varias revistas de las islas y de la península. En 1980 recibe el Primer Premio de Poesía Matías Real, convocado por el desaparecido periódico ‘La Tarde’; en 1981 el Primer Premio de Poesía Pedro García Cabrera, convocado por CajaCanarias y en 1991 el premio de poesía Emilio Algaba Guimerá, convocado por la Casa de Venezuela en Canarias.
Tiene publicados doce libros de poemas que animamos a que lean porque todos ellos son muy interesantes y llenos de vivencias que la escritora intentó transmitir en este encuentro, aunque muchos de ellos están agotados en las librerías: ‘Porque somos de barro’ (1997), ‘Objetos’ (1981), ‘Presagios de sueños en las gargantas de las palomas’ (1982), ‘Un cierto sabor ácido para los días venideros’ (1987), ‘Víspera de la ausencia’ (1989), ‘Poemas 1981-1992’ (1993), ‘Y de pronto anochece’ (1997), ‘Solo el Mar’ (2000) en colaboración con Carlos Schwartz. Este mismo año publica ‘Doce lunas de Eros’, otro libro de poemas eróticos también agotados en su edición e ilustrado por doce pintores canarios. En el año 2003 publica una antología de su obra con el título ‘Octubre’ y, en ese mismo año, también publica una pequeña antología comentada, ‘Poemas’, dedicada a los estudiantes de Secundaria y Bachillerato que son los que le han proporcionado el detonante, el punto de partida, para escribir muchos de sus cuentos.
Su primera obra narrativa aparece con su libro de cuentos ‘Futuro Imperfecto’, luego ampliada con títulos como: ‘Entre Tejados’, ‘Fompi’ y ‘Días de abril’.
Ha participado en diferentes Congresos nacionales e internacionales, a pesar de su miedo a volar como ella misma explicó, así como en Universidades de verano y en diferentes Encuentros Literarios y de Poesía.
Hizo pasar un agradable rato a los allí presentes contando algunas anécdotas curiosas y divertidas de su infancia y su juventud. Es una escritora que, aún hoy en la era de la informática y la comunicación digital, sigue prefiriendo el lápiz y papel para crear sus obras. Terminó el acto con la lectura de algunos de sus poemas y la firma de libros.
“MEMENTO” de Cecilia Domínguez: Cuando la ciudad se detiene en un lugar de la memoria / y se despuebla, acaricio mi piel e imagino / que no existe nada más allá de este macizo erosionado / que se despliega frente a la ventana.
He olvidado cuál fue la promesa después / del último cigarro, y si pensé golpear en tu puerta / alguna mañana de domingo.
Sólo recuerdo que la arena del humo y del insomnio / irritaba mis ojos; tu mirada distante, y que fuera, la noche / había sido fría…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario