lunes, 29 de agosto de 2016

EL BALVANERA Y LA EMIGRACIÓN DE LOS TINERFEÑOS



Fotografía que entonces remitieron y comentaron los amigos del archivo municipal de la Villa de La Orotava en la calle de San Sebastián: “…Esta es una de mis fotos favoritas. No la reproduzco entera aquí porque es enorme y no se cargaría nunca, pero esa sección que os muestro es más que suficiente para describiros algunas cuestiones acerca de cómo era el viaje de los emigrantes. Este barco que aparece en la foto no es el Balvanera. Es el Cádiz, uno de sus dos gemelos. Creo que ya os conté que el Balvanera era el primero de una serie de tres trasatlánticos, Balvanera-Cádiz-Barcelona, construidos para modernizar la flota de Pinillos en el primer decenio del siglo XX. La foto está tomada desde el muelle de Montevideo mientras el buque está atracando en el mismo procedente de España.
Observad la foto; a la izquierda, en la cubierta superior, la cubierta “A”, la de primera clase tres caballeros con sus trajes y elegantes sombreros, miran a la multitud de emigrantes que se arremolina en la cubierta de pozo de popa observando la maniobra de atraque y deseando de todo corazón escapar de aquel suplicio flotante que es el barco y en el que han pasado probablemente algunos de los días más amargos de de su miserable y oscura existencia. Son los emigrantes , inmigrantes, expatriados, transferidos, desplazados, asilados, expatriados, desterrados, deportados, refugíberos, ratoneros, morralla, pasajeros de tercera, pasajeros de entrepuente……..esclavos del hambre. Se les ha llamado de tantas formas…”
El autentico BALVANERA fue construido en Glasgow, Escocia, y entregado a la Naviera Pinillos en noviembre de 1906. Fue bautizado como Balvanera en honor a la Virgen Valvanera. De la Rioja aunque por algún error se modificó el nombre cambiando la v por b. Fue asignado a la línea entre los puertos mediterráneos españoles, Canarias, Puerto Rico, Cuba y los puertos norteamericanos del Golfo de México. También navegó en la ruta entre España, Brasil y Argentina. Tenía capacidad para 1200 pasajeros.
El 7 de septiembre de 1919 zarpó de Santiago de Cuba con destino La Habana conociéndose la inminencia de un huracán. El buque esperaba llegar a puerto a tiempo para esquivarlo. El 9 de septiembre el vapor trató de entrar en el puerto en La Habana pero el temporal se lo impidió. La nave naufragó a causa de la fuerte tormenta el 10 de septiembre, notablemente alejada de su ruta, cerca de Rebecca Shoalds, en la costa de Florida. 488 personas perdieron la vida en el naufragio, que es considerado la mayor tragedia marítima española en tiempos de paz.
En torno al naufragio de este transatlántico se ha especulado bastante, tildándose algunos de los hechos de misteriosos. El dato más extraño es el desembarco de 732 personas en el puerto de Santiago de Cuba, cuando la mayoría se dirigían a La Habana. Al parecer los pasajeros decidieron desembarcar (posiblemente por miedo al huracán) antes de llegar a su destino. Si este desembarco, inesperado, de gran parte del pasaje no se hubiera producido, el número de víctimas hubiera sido mucho mayor.
El amigo y compañero de pupitre en los colegíos de la Villa de La Orotava; San Fernando (calle de San Francisco)  y San Isidro (Calle Verde – Nicandro González Borges); PEDRO PADRÓN PACHECO, remitió entonces unas notas, que me sorprendieron, puesto que su padre; Adolfo Padrón Hernández (fallecido), nacía en Cuba cuando se produjo el accidente de este barco “El Balvanera”: “…Estimado amigo Bruno. Leyendo este artículo sobre el Balvanera, me ha traído muchos recuerdos sobre mi padre, Adolfo Padrón Hernández, ya que vino al mundo la noche del 9 al 10 de Septiembre de 1919, en La Habana, una noche en que se desataba un inmenso huracán o ciclón. Las paradojas de la vida, la misma noche en que desgraciadamente perdían la vida tantos canarios, nacía un hijo de emigrante en el mismo lugar. Dedico estos pensamientos a todos estos canarios que dieron su vida por intentar una mejor situación para sus familias y por supuesto a mi padre.
He leído varios libros  que sobre el tema. Aquí copio algunos fragmentos  de un trabajo de José Luis Torregrosa: " El naufragio del Balvanera". Por José Luis Torregrosa: “La Prensa el 24 de Junio de 1919 con la siguiente publicidad: El moderno y rápido vapor de dos hélices y ocho, mil toneladas Balvanera, pasará por este puerto con destino a los de Santiago de Cuba y Habana en la primera quincena de Julio próximo, admitiendo pasajeros y carga, debiendo dirigirse las solicitudes de hueco con la oportunidad debida, al agente de la Compañía en esta Plaza. "
"La mayor parte de sus 1.152 pasajeros tenía billete hasta La Habana, pero por diversos motivos desembarcaron en Santiago 742, lo que sin duda les salvó la vida. En su momento se habló de presagio o premonición, pero las causas tal vez fueron más prosaicas: el lugar de trabajo de muchos emigrantes se encontraba más cerca de Santiago que de La Habana; otros piensan que simplemente se trató de una coincidencia. El mismo día 5 zarpa el Balvanera hacia La Habana con 488 personas a bordo ¿Sabía el Capitán Cordero que se estaba formando un huracán en el Golfo? Probablemente no, porque los métodos de predicción meteorológica de la época no se asemejaban ni remotamente a los actuales." Un abrazo Pedro Padrón…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PTOFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada