sábado, 27 de agosto de 2016

EL CASTILLO DE SAN CRISTÓBAL



Fotografía referente a una tarjeta postal coloreada de la plaza La Candelaria y el Castillo de San Cristóbal de Santa Cruz de Tenerife al principio del siglo XX. Fondos de fotografías históricas FEDAC.

Bajo la administración del gobernador Álvarez de Fonseca, se comenzó a construir en 1575 aunque fue el 20 de enero de 1577 cuando entró en servicio. El castillo se distinguía por presentar una planta de tendencia cuadrada o cuadrilonga, completada por baluartes romboidales o puntas de diamantes en sus vértices. En la construcción de los muros se utilizaron sillares en su parte inferior y mampostería en su parte superior. Estos elementos descansaban casi sin cimentación alguna sobre las lavas de tipo basáltico que predominaban en esta zona de la costa. En el patio de la fortificación se dispuso un aljibe para el abastecimiento del agua. Posteriormente, en el año 1813 se pasó allí la pila que desde el siglo anterior se había ubicado en la plaza de armas, la actual Plaza de la Candelaria, denominada por eso Plaza de la Pila, en cuyo entorno se encontraban las casas del alcalde y de la guarnición, los depósitos y el aljibe.
Con el paso de los años fue pertinente la acometida de diferentes reformas, algunas de ellas recomendadas por el ingeniero militar Leonardo Torriani, aunque estas no modificaron en exceso su estructura. No obstante, el proceso natural de expansión urbanística de la ciudad, junto con las nuevas tácticas militares y la coyuntura internacional del momento, sumieron al edificio en claras condiciones de degradación que terminaron con el derribo de la fortificación en 1928. Sobre el lugar en el que estuvo emplazada se esparcieron grandes cantidades de materiales con el fin de ganar espacio al mar y construir una plaza de grandes dimensiones, actual Plaza de España, que finalmente fue inaugurada en 1947.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada