martes, 30 de agosto de 2016

EMBARCADERO DEL PUERTO DE LA CRUZ 1908



Fotografía del Embarcadero del Puerto de la Cruz en el año 1908. Panorámica tomada en colores sepia, tipo tarjeta postal de la época, donde podemos apreciar, los cantarines frutales en el mismo muelle pesquero y los barcos vapores fondeando en el horizonte.
Ya en 1502 existía actividad portuaria en el litoral portuense, si bien el núcleo de población dependía de La Orotava. Es en 1603 cuando se decide señalar un lugar concreto en el Puerto de la Cruz donde levantar una iglesia y su correspondiente plaza.
A mediados del siglo XVII los vecinos comenzaron a manifestar su voluntad de constituirse en un lugar diferenciado, recibiendo la Real Provisión de Felipe IV el 3 de mayo de 1651, lo que les facultaba para nombrar alcalde pedáneo.
Hasta 1772 perteneció al municipio de La Orotava bajo la denominación Puerto de La Orotava. Aunque en ese año se procedió a la elección de una corporación municipal elegida por los vecinos, no sería hasta 1808 cuando se obtendría una autonomía municipal plena, cambiándose en ese momento el nombre al actual de Puerto de la Cruz.
En su origen fue un poblado de pescadores que fue creciendo a medida que se incrementaba el comercio local. El comercio del azúcar dio paso al del vino, estableciéndose su auge de exportación en la segunda mitad del siglo XVI, dando paso a un proceso de desarrollo social y económico. Puerto de la Cruz se convirtió en el puerto más importante de la isla cuando una erupción volcánica destruyó el de Garachico en 1706. Durante los últimos años del siglo XVIII y principios del siglo XIX, el comercio de Canarias tanto de exportación como de importación -a excepción del comercio que venía de las Indias Occidentales españolas y de Sudamérica-, puede decirse que estaba concentrado en el Puerto de La Orotava. Si bien es verdad que Santa Cruz de Tenerife era la población principal en aquel tiempo, ya que conservaba el gobierno militar y financiero de Canarias, toda casa mercantil estaba relacionada con La Orotava. Éste proveía a las Islas de artículos de manufactura extranjera. Se puede decir que entre 1812 y 1815 el Puerto de La Orotava alcanzó una gran actividad comercial, embarcando importantes cantidades anuales hacia Gran Bretaña y otros lugares.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario