domingo, 21 de agosto de 2016

LA AVENIDA VII



Fotografía del principio de los años cincuenta del siglo XX, que remitió entonces la amiga de la Villa de La Orotava; MONTSE QUINTERO, referente al comienzo de la construcción de lo que se llamó Avenida de José Antonio (actual Avenida Canarias) en la Villa, en el antiguo e histórico callejón que  unía la calle El Calvario con La Sidrona y posterior Barrio de Los Cuartos.
Sorprendente, debido a la toma en un invierno lluvioso de los de antes, sobre todo al uso de la gabardina  y el sombrero masculino.
En la esquina de la izquierda se observa la primitiva Churrería (techo de tela blanca de sabana) de Amaro “El Cojo”, al lado del último Plátano de Líbano, que estaban ubicados en ese lugar desde la trasera del templo de San Agustín del ex convento agustino de Nuestra Señora de Gracia.
Al fondo los tres edificios de estilo neoclásico diseñado por don Mariano Estanga; El que albergaba el Instituto de Previsión, la casa de la familia Méndez – Jiménez González, Bar “Almeida” y comercio de don José Álvarez, en el interior tenía su barbería.   Por la izquierda el primer edificio que se construye en la ampliación de la citada Avenida que aún se conserva (comenzando en lo bajo El Bar Tapia de don Eduardo Hernández, le sigue el primer Merendero donde estuvo ubicada la famosa “Academia” de la familia Quintero – Santos. Y por la derecha, la vieja mansión también de estilo neoclásico diseñada por don Mariano Estanga, de la familia Martín – Travieso, donde estaba la primitiva imprenta de Vicente Martin Travieso (vemos el cartel en la puerta exterior de entrada a la misma), y el portón de acceso al patio del inmueble en forma de rampa, donde estaba el recordado Merendero de la familia mencionada. Una foto, para el recuerdo y para la historia de la Villa de La Orotava.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada