viernes, 30 de septiembre de 2016

MI EX ALUMNO JESÚS EULOGIO ANCEUME ACOSTA, CONOCIDO POR “EULOGIO”, EN EL RECUERDO.



Aniversario de su fallecimiento. Por el mes de Noviembre del año 2012, me reencontré en la puerta principal de mi vivienda en la calle El Calvario de La Orotava, a un ex alumno de la Perdoma llamado Pedro, el cual me comunicó una triste noticia que me dejó unos instante totalmente inquieto, me comunicaba que su compañero Eulogio había fallecido al final del mes de Septiembre del 2012, no me lo creía, pero Pedro me lo confirmaba enseñándome su esquela a través del móvil. Le pregunté que le había pasado, me respondió que una cruel enfermedad se lo llevó al paraíso infinito en poco tiempo.
A partir de ahí me quedé pensando cómo es posible esto, aún no me lo creía, le conté a Pedro, lo caballero y muy buena persona que era Eulogio, como alumno en el  entonces Instituto de Formación Profesional de San Antonio (actual IES La Orotava Manuel González Pérez), y en la vida laboral, profesional, familiar y habitual.
Un día apareció por mi domicilio, a pedirme un favor para su querida familia. Le contesté que no me era inconveniente. La sorpresa, fue tres meses después, cuando se presenta de nuevo en mi domicilio, puesto que le estaba agradecido, ya que mi simple ayuda le había salido de maravilla. Esto fue lo primero que me vino a mi pensamiento, la calidad humana de Eulogio con sus compromisos.
Eulogio que había practicado deportes; escaladas, y sobre todo baloncesto, formó parte de la plantilla y las bases del CB San Isidro de La Orotava, en esta faceta siguió con los pasos de su padre Eulogio Anceume, que le conocíamos por “El Calor -  frio o Charlys”, este último se le puso de un jugador de los viejos Globetrostes americanos, puesto que la forma de jugar era muy similar. A Eulogio (padre), lo veo a diario jubilado, triste y reprimido  (perder primero su hogar familiar y después un hijo que tanto quería) por las calles de la Orotava, vivió en la calle de Juan Padrón antigua del Loro, en el Barranquillo de Araujo, era pintor de la construcción, trabajó con su hermano Carmelo en el Kiosco de la Música en la plaza de la Constitución en la época de la explotación de Antonio Hernández García conocido por el de “Las Maquinas”, también ambos hermanos vendieron ambulante la prensa diaria. Una vida romántica de aquella difícil época de los años cincuenta y sesenta del siglo XX.
Jesús Eulogio Anceume Acosta, conocido como “EULOGIO”, nació el 24 de Diciembre de 1970 (bonito día de noche buena). Cursó sus estudios en el Colegio de San Isidro con Los Salesianos de La Orotava, hasta que pasó a Formación Profesional, Rama Administrativa en el Barrio de San Antonio de La Orotava (actual IES La Orotava Manuel González Pérez). Allí pasó su mejor época de estudiante ya que practicó muchos deportes como; escaladas, baloncesto, senderismo…. Con la ayuda de sus amigos y profesores como Cecilio  Vera e Iluminada Pino (educación física), donde hicieron muy buena amistad. Era una persona muy querida por todos lo que le conocían ya que era muy sociable y muy buena persona. Casó en el año 2002 con el amor de su vida Magdalena Díaz Pérez conocida por “MALE”, tuvieron un hijo llamado Sandro Anceume Díaz.  Inesperadamente le vino una enfermedad cruel, un cáncer de páncreas, fue operado pero a los cuatro mese, el día 30 de Septiembre del año 2012 con 42 años de edad, nos dijiste adiós a todos. 
Eulogio, prefiero que en este mensaje sea tu mujer la que te hable desde este terruño, yo solo te pido que seas feliz,  como lo fuiste aquí entre nosotros, que sigas practicando tu deportes favoritos, en ese lugar totalmente desconocido, pero lleno de sosiego, de esperanza y de paz. Por lo que dejo este espacio para tu querida esposa y compañera que se quedó con nosotros aquí y que te quiere y te sigue queriendo: “… Hemos sido uña y carne siempre con una buena relación de pareja, ha sido el hombre de mi vida y le doy gracias por todo lo bueno, que me ha dado desde que lo conozco y  buen marido y padre que ha sido siempre. Fue una persona muy luchadora y muy trabajadora, unos de los primeros trabajos en la ITV de Los Realejos, seguido de JESUMAN, luego GESTIÖN DEL MEDIO RURAL, y por ultimo en la empresa del agua FONTEIDE, donde estuvo trabajando hasta antes de ser operado de ese cáncer de páncreas, que a  los pocos meses de operado nos dijo adiós. Decirle que es la mejor persona que he conocido nunca, mejor corazón, con muchos amigos y conocidos y querido por todos. Le deseo todo lo mejor donde quiera que se encuentre…. TE QUIERO Y TE QUERRÉ SIEMPRE…
Eres un regalo que la vida puso a  /  nuestro lado… sin pensar que años  /  más tarde te perderíamos, pero la huella  /  que dejaste, es tan profunda que seguirás  /  siempre vivo en nuestros corazones.  /  ¡¡ Cómo duele estar sin ti… MI AMOR ¡!!  /  La vida quiso sepáranos EULOGIO, pero  /  tu sonrisa será la luz que nos ilumine el camino hasta el día que nos volvamos a encontrar… / TE QUEREMOS…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

CARLOS Y ÁNGELES



El día 30 de septiembre del año 1978, contrajeron matrimonio en la ermita más alta de España, “Nuestra Señora de Las Nieves” ubicada en el Parador Nacional de Las Cañadas de Teide, los entonces jóvenes; Carlos Muñoz Quintero y Ángeles Pérez Abrante.
Fueron sus padrinos; Magaly Muñoz Quintero (hermana del novio) y su esposo Diego Mendoza González. Bendigo la ceremonia nupcial el reverendo canónigo de la Santa Iglesia Catedral de La Laguna, don José Miguel Adán y Rodríguez (entonces conocido por el padre Adán el guapo), muy amigo del padre de la novia  el portuense don Pedro Pérez Noda.
El banquete se celebró con sus amigos y familiares en el Restaurante “El Portillo”, obsequio nupcial de los orotavenses; Toribio, Juan y Paco Quintero Santos (tíos del novio) y Miguel Muñoz Quintero (hermano del novio).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL


EL CRISTO DE ICOD DE LOS VINOS Y SUS FIESTAS MAYORES



También llamado Cristo de Icod o Cristo Rescatado, es una imagen que representa a Jesucristo crucificado, de gran devoción popular en el municipio y ciudad de Icod de los Vinos.
El Cristo de Icod fue esculpido en La Habana (Cuba) y posteriormente trasladado a Icod en el año 1729, la talla de madera del Cristo es de estilo barroco hispánico americano.
Se encuentra en el Santuario del Calvario, su fiesta se celebra el 24 de septiembre día en que es trasladado a la Iglesia Matriz de San Marco. El Cristo se encuentra en una cruz de plata con la que procesiona el día grande de sus fiestas, mientras que en la Semana Santa procesiona en una humilde cruz de madera.
El amigo del Puerto de la Cruz; CELESTINO GONZÁLEZ HERREROS, remitió entonces estas notas: “…Icod de los Vinos tiene / todo un encanto natural. / Yo diría que es el umbral / del sueño que se detiene. / en el paraje norteño / más ideal para amar / sin temerle al despertar / y amanecer risueño. / Icod de los Vinos tiene / aromas de monte y mar, / tiene cadencias de un cantar... / al que de afuera viene. / Son sus calles empedradas / el símbolo tradicional / de dimensión monumental / y épocas ya pasadas. / De blanco enjalbegadas / y con sus rojos tejados / son sus casas legados / de generaciones pasadas. / Y el Drago milenario / en su atalaya popular, / nunca supo disimular / a su pueblo legendario / el amor que con los años / y su sabia, ha entregado / al palmeral disgregado / y sus bellos aledaños... / Brindo este cálido homenaje / con estos versos sinceros / de mis sentires mensajeros, / a su señorío y linaje. / Y al Cristo del Calvario, / cual letanía de amor / de estos versos el calor / de mi corazón canario….”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

LA AVENIDA (VIII)



Fotografía referente al año 1950, que remitió entonces la amiga de la Villa de La Orotava; Conchi González, correspondiente al original e  histórico callejón que  unía la calle El Calvario con La Sidrona y posterior Barrio de Los Cuartos de la Villa.
Tomada desde la trasera del mismo, aún sin construir, lo que posteriormente se le llamó Avenida de José Antonio (actual Canarias).
En la esquina de la derecha observamos la trasera del Bar Fariña ubicado por la calle El Calvario, donde estaba el famoso Merendero. Le sigue el inmueble de estilo neoclásico de fachada eclética, proyecto de Mariano Estanga, de la familia “Martín – Travieso”, que se componía; Vivienda familiar, Merendero entrada por la última puerta que iba al patio y la imprenta “Travieso” que regentaba Vicente Martín Travieso.
Las dos araucarias (todavía se conserva la de la derecha), entre ellas, colgaban un farol clásico de luz eléctrica, que en los atardeceres villeros muy poco iluminaba la zona.
Al final de la foto el inmueble asimismo de estilo neoclásico de fachada eclética (aún se conserva), proyecto de Mariano Estanga, de la familia “Álvarez”. Donde estaban; la vivienda familiar, venta, barbería y el Bar Almeida.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL