martes, 31 de enero de 2017

CÁNDIDO MESA UN FUTBOLISTA DE LOS DE ANTES



Pasaba por mi casa de la calle El Calvario de La Villa de La Orotava, tenía prisa pues iba contra reloj a un entierro, saca su cartera y me enseña varias fotos de aquellos tiempos de futbol y de gloria en el Municipal “El Quiquirá”. Debido a la prisa, tuve que sacar copias con mi cámara digital en plena acera de la calle bajo un sol radiante del medio día villero.
Las fotografías no me salieron de todo bien al cien por cien, pero lo suficiente para verla a través de este medio de la moderna tecnología. En este sentido tengo que agradecer a mi compañero de docencia en el IES La Orotava Manuel González Pérez, Domingo González Hernández que me ayudó al arreglo y mejora de las fotos.
En esta foto vemos a Cándido Mesa delante de la portería del lado sur del Quiquirá, en la mitad de la década de los años cuarenta del siglo XX, vistiendo los colores blanco y negro del recordado e inolvidable CF. San Pablo del Barrio “Barraco de Las Arenas” – “Rechazos” de La Villa de La Orotava.
Cándido Mesa destacaba por su velocidad, dominio del balón, y la facilidades de marcar goles a dosier, claro detrás de él tenía don grande puntales; de la medular del centro campo; por delante Angelito Ledesma conocido por “El Fosforo” (abuelo materno del internacional del CF. Barcelona “Pedro”), y por detrás al central corpudo Eulogio García Hernández conocido por “El Moreno” ambos ya fallecidos.
Cándido a sus noventa y tantos años, camina por su querido pueblo La Orotava, vive con su señora en el Barrio de San Isidro en la zona del Quiquirá. No lo llegué a ver jugar a la pelota, me contó que jugó en el CF. San Pablo, y en el UD. Orotava, solo lo hizo en el viejo Quiquirá, pues cuando se inauguró el nuevo estadio “Los Cuartos”, el 11 de octubre del año 1953, una lesión de rodilla, que aún la padece a pesar de la edad, le impidió seguir jugando con los copos de nieve en el nuevo estadio Municipal de “Los Cuartos”.
A parte del fútbol su verdadera profesión fue la fontanería, trabajó, para el Ayuntamiento de La Orotava y para varias empresa locales, entre la que cabe destacar Manuel Martín Méndez. Lo recuerdo con mucho cariño, trabajando en los arreglos de tuberías y grifos en casa de mis padres en la calle El Calvario de La Orotava, siempre llevaba un maletín de cuero hecho artesanamente por su propio quehacer, para el transporte de las herramientas necesarias de su trabajo cotidiano.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario