martes, 31 de enero de 2017

DON BOSCO. 200 ANIVERSARIOS DE SU NACIMIENTO (1815 – 2015)



Fotografía referente al nuevo grupo escultórico, que representan las figuras de Don Bosco y su alumno Domingo Savio, que a partir del año 2015, se venera en la capilla del Colegio de San Isidro de La Villa de La Orotava y se saca en procesión acompañando a María Auxiliadora los 24 de Mayo de cada año.
Este grupo sustituyó a los dos anteriores que estaban expuestos en retablos dorados en los laterales de dicha capilla.

Juan Melchor Bosco Occhiena, más conocido como Don Bosco. Nació en I Bechi, el 16 de de agosto de 1815 y falleció en Turín el 31 de enero de 1888. Sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX.
Hijo de Francisco Luís Bosco (1780 – 1817)) y Margarita Occhiena (1788 – 1856)), campesinos de Castelnuovo (Piamonte)) que tenían una casa en I Becchi, una vereda a 32 kilómetros de Turín.
Francisco Luis había sido viudo y tenía un hijo, Antonio Bosco, antes de su segundo matrimonio con Margarita. Una hija de su primer matrimonio, Teresa, había muerto en su infancia. Margarita Occhiena tuvo dos hijos con Francisco: el primero fue José (1813 – 1862) y el segundo Juan Melchor. En la casa vivía también la madre de Francisco Luis cuyo nombre era también Margarita.
Los Bosco de I Becchi eran en realidad una familia del campo que sobrevivía como peones de los Biglione. El 11 de mayo de 1817, cuando Juan tenía 21 meses de edad, Francisco falleció a causa de una pulmonía. La responsabilidad de la familia quedó en manos de su madre, Margarita.
Fundador: Congregación Salesiana. Asociación de María Auxiliadora (ADMA), la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratorio Salesiano y el Instituto de las hijas de María Auxiliadora.
Promovió la Asociación de ex – alumnos salesianos, el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema preventivo para la formación de los niños y jóvenes y promovió la construcción de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada,
El lapso de vida de Don Bosco (1815 – 1888) coincide con lo que en la Historia de Italia es conocido como el periodo de unificación italiana o el resurgimiento italiano (1815 – 1914).
El siglo XIX fue un siglo de profundas transformaciones mundiales y revoluciones en todos los sentidos. Durante este tiempo las consecuencias más importantes de la Revolución Francesa tomarían lugar especialmente con el avance de los nacionalismos en Europa y el nacimiento de las repúblicas americanas.
Sería el siglo de las revoluciones industriales, el desarrollo del concepto moderno de democracia, el siglo de grandes inventos, del materialismo didáctico  y del impresionismo artístico. Cuando Don Bosco nació en 1815, el Imperio Español, primero sometido a las ambiciones napoleónicas y después debilitado, se enfrentaba al avance del nacionalismo criollo en Hispanoamérica que llevaría al nacimiento de nuevas repúblicas declaradas varias décadas antes de la misma italiana y que jugarían un papel primordial en el desarrollo del carisma salesiano.
Como una de las figuras más populares de la educación en el mundo, Don Bosco es tema recurrente del arte. El mismo Don Bosco fue sensible a las manifestaciones artísticas y como todo lo que hacía, siempre era tendiente a la educación y formación de sus muchachos y a la defensa de la fe. Además de ser un estudiado intelectual, dominaba varios artes y oficios como la carpintería, la metalistería, la sastrería y la imprenta.
Nacido en el siglo de los inicios de la fotografía, Don Bosco fue uno de los pocos santos del siglo XIX con un precioso material fotográfico, un medio ante el que tenía una gran fascinación y utilizaba con el ánimo de perpetuar los momentos más importantes de la vida de la Congregación.
Su cuerpo permanece incorrupto en la Basílica de María Auxiliadora en Turín, Italia.
En la Villa de La Orotava, la congregación salesiana, hace su presencia en el año 1948, para hacerse cargo del Colegio de San Isidro (donado por el patricio don Nicandro González Borges), sustituyendo a los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Lasalianos) a los que se le habían atribuido las enseñanzas en el citado colegio a partir del año 1909, y habían abandonado en el año 1941 en forma muy poco aclarada y demasiado confusa en la villa.
A partir de entonces aparece la figura de don Bosco en el altar de su capilla, lo que hace y realiza su avocación y devoción entre el alumnado del ilustre colegio orotavense.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABREU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada