martes, 31 de enero de 2017

DON BOSCO, LOS SALESIANOS Y LA OROTAVA. EL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE UN SANTO FUNDADOR DE UN MODELO EDUCATIVO UNIVERSAL.



El amigo de la Villa de La Orotava; JAVIER LIMA ESTÉVEZ. Graduado en Historia por la Universidad de la Laguna, remitió entonces este interesante artículo, que tituló “DON BOSCO, LOS SALESIANOS Y LA OROTAVA. EL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE UN SANTO FUNDADOR DE UN MODELO EDUCATIVO UNIVERSAL”.
Publicado en el matutino EL DÍA, suplemento “LA PRENSA”, el domingo 20 de Diciembre del 2015: “…A la comunidad educativa salesiana por continuar manteniendo vivo el legado de San Juan Bosco.
Introducción. El año 2015 representa una fecha especial para la comunidad salesiana repartida a lo largo del mundo, pues se conmemora el bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco, quien fuera el fundador de la orden de los Salesianos. Su vida y su obra no ha pasado desapercibida para todos aquellos que se han aproximado al modelo de vida religiosa y educativa que el santo italiano legó a través de la orden, cuya huella está presente en muchos países. Canarias forma parte de esa realidad, teniendo toda una serie de centros educativos coordinados por tal orden. A lo largo de nuestro artículo resaltaremos diversos aspectos de la vida y obra de San Juan Bosco. Asimismo, expondremos diversos hitos relacionados con la presencia salesiana en La Orotava, desde su llegada hasta nuestros días, finalizando con una conclusión y valoración sobre el significado de tal modelo educativo y su papel en nuestra sociedad.
San Juan Bosco. Es propio conocer quien fue o que hizo San Juan Bosco. Fue un sacerdote italiano que nació en un caserío del norte de Italia llamado Becchi en 1815. Su padre, Francisco Bosco, contrajo matrimonio con Margarita Occhiena. Éste, tras regresar muy sudoroso de las labores del campo, bajó al frío y húmedo cortijo, falleciendo a causa de una pulmonía en 1817. (1) Las circunstancias económicas, sociales y políticas eran por entonces muy complejas en Italia. En ese marco, Juan Bosco se ve obligado a trabajar desde muy joven en la agricultura, viviendo junto a sus hermanos pequeños José y Antonio y su madre Margarita. Será su madre una pieza esencial en su vida, pues la misma se preocupó por la educación de sus hijos, a pesar de las complejas circunstancias generadas en el ambiente familiar. “Mamá Margarita resultó ser una gran educadora. En casa tenía que aguantar hambre y faltaban muchas cosas materiales pero había mucho amor y una gran felicidad”. (2) Un hecho complejo en aquellos momentos, pero con tenacidad y esfuerzo, acabaría logrando acceder a los estudios. “A Juan Bosco sus estudios le cuestan verdaderos sacrificios. No porque no tuviera cualidades, pues poseía una memoria prodigiosa que le permitía recordar todo lo que leía y escuchaba, sino porque su pobreza era total”. (3)
En 1835, con veinte años de edad, accede al seminario diocesano de Turín. (4) El 5 de junio 1841 sería ordenado sacerdote, siendo desde esa fecha, hasta 1844, alumno del Convictorio eclesiástico de Turín. (5) Tras terminar el curso, el joven Bosco fue nombrado Director espiritual de Santa Filomena bajo la dirección de la Marquesa Barolo. El mes de marzo de 1846 sería un momento clave para la orden, pues, a partir de la oferta de Pancracio Soave, pudo llegar a construirse un oratorio, inaugurándose el 12 de abril de ese mismo año bajo el nombre de “Oratorio San Francisco de Sales”, atendiendo a más de 250 muchachos, siendo vigilados por el Marqués de Cavour, pasando a constituir y representar sus seguidores los Salesianos. (6) Trabajó duramente muchos años, y las críticas fueron frecuentes, mermando tal situación la salud del propio don Bosco, por lo que acabaría enfermando en julio de 1846. Afortunadamente, con descanso, lograría recuperar la salud, regresando a Valdocco junto a su madre por recomendación médica. (7) A lo largo de su vida, combinó su formación religiosa con una intensa actividad intelectual a favor de la educación y formación de los más jóvenes, dejando como testigo múltiples escritos en los que queda presente su legado. Hito importante sucedería en 1853, cuando comenzaron los talleres para aprender zapatería y sastrería, creando con los mejores alumnos lo que él denominó “hermanos coadjutores”. A partir de ese momento aumentaría su interés y preocupación por los más jóvenes, a los cuales siempre tendría presente a lo largo de su vida. Junto a don Rua y don Cagliero, establecería la Congregación de los sacerdotes de San Francisco de Sales o Salesianos, creada en 1859 y aprobada por la Iglesia en 1864. Paralelamente, fundó también la Congregación de las hijas de María Auxiliadora. “Al año siguiente de 1872, por consejo del fundador, reunióse una junta de Hijas de María en el pueblo para decidir sus destinos; eran 27 jóvenes las que acudieron. Se procedió a nombrar superiora, y recayó este cargo sobre una joven llamada María Mazzarello”, (8)  siendo designada ésta como primera superiora general. En 1888, tras la muerte de su fundador, los Salesianos dirigían ya 250 casas. Sería don Bosco uno de los grandes educadores del siglo XIX cuya huella continúa presente en una comunidad que mantiene el espíritu educador por encima de todo, destacando en sus enseñanzas el principio de amar, entendiendo tal principio como “la máxima capacidad de acción, de iniciativa y de originalidad. Por eso su vida fue tan fecunda y deslumbradora, tan variada y tan desconcertante. Sabía amar haciendo algo más que enseñar: llegar a los hechos a donde habían apuntado sus palabras y siempre más allá”. (9) Su legado continúa hoy presente a lo largo de cinco continentes, con una presencia en 128 países, ejerciendo su acción en “Centros Juveniles, Colegios, Escuelas de Formación Profesional, Parroquias, Centros de asistencia a marginados, Escuelas de Formación del Profesorado, Universidades, Residencias, Misiones, centros de comunicación social y otras presencias al servicio de la juventud” (10), representando los Salesianos de don Bosco unos 16.700 individuos distribuidos en 95 Inspectorías o Provincias religiosas. (11) Diversas obras y artículos han explicando la Historia y trayectoria de tales instituciones, que destacan por una educación al servicio de los jóvenes teniendo como sello característico la innovación y su carácter cristiano.

Los Salesianos y La Orotava. Atendiendo a las diferentes transformaciones experimentadas en torno al contexto político económico y social; la villa orotavense ha contado con toda una serie de espacios educativos que han atendido a diferentes niveles de enseñanza. En ese sentido, podemos destacar el Colegio de San Luis Gonzaga, fundado gracias al importante papel desarrollado por la orden de los jesuitas en La Orotava. Asimismo, una institución educativa esencial en la trayectoria histórica del municipio sería el Colegio de la Milagrosa, creado a partir de la llegada a la Villa de las hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Otras escuelas han contribuido a la formación educativa de muchas generaciones de villeros, siendo el caso del Colegio de La Asunción, el Colegio de San Isidro (que ampliaremos con posterioridad a lo largo de nuestro artículo), el Colegio Farrais, el Colegio de Santo Tomás de Aquino entre otros centros educativos que han desaparecido o continúan con su trayectoria. (12)
Desde 1909-1941, los Hermanos de la Doctrina Cristiana serían los encargados de regir el destino del Colegio San Isidro de La Orotava. Treinta y dos años de actividad que finalizaron de forma extraña, apareciendo todo un conjunto de teorías que giraron en torno a los motivos que éstos pudieron tener para abandonar el lugar. En la prensa local, llegaron incluso a aparecer manifestaciones en torno a las posibles discrepancias entre los Hermanos de la Doctrina Cristiana y las disposiciones establecidas por Nicandro González Borges (1846-1916) en su testamento. Tal vez, atendiendo al propio contexto político y social, podríamos aproximarnos y obtener una idea de la realidad que envuelve a un asunto no muy claro. Con posterioridad, un artículo publicado en la prensa local llegaría a afirmar que el espíritu educativo para todos, sin excepción de cuestiones económicas, no se llegó a cumplir durante mucho tiempo. (13) Sin embargo, la figura de Nicandro González Borges fue esencial, pues en su testamento pasaría a establecer los principios del nuevo Colegio, aportando el espacio para su construcción así como la cantidad económica necesaria para la finalización de su establecimiento. A partir de entonces, asistimos a los elementos claves para la consolidación y puesta en funcionamiento de tal institución, es decir, “el material (edificio escolar y otros recursos), el espiritual-religioso (la congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas) y el pueblo (ávido de educación religiosa para sus hijos y ansioso de codearse a través de esta vía con las clases acomodadas)”. (14)
Tras la marcha de los Hermanos de la Doctrina Cristiana se inicia una crisis durante varios años. En ese contexto, “se solicita del Ministerio de Educación Nacional el convertirlo en un Colegio reconocido de enseñanza media y se intenta llegar a un acuerdo o convenio con la Delegación Provincial del Ministerio y con Falange para estudiar el futuro del Centro en cuanto a profesorado, dirección, etc”. (15) Sin lugar a dudas, se generó la necesidad de buscar una orden que pudiera hacerse cargo de impartir enseñanzas cristianas en el lugar, atendiendo a la voluntad expuesta por Nicandro González Borges en su testamento. Al mismo tiempo, para algunos, continuaba la esperanza de que los Hermanos pudieran regresar al Centro, tal y como se deprende de los contactos entre el Patronato San Isidro y el traslado de varios miembros al Colegio Nava de La Laguna; así como diversas alusiones al respecto en la Junta de Patronos el 30 de julio de 1943; entre otras manifestaciones de una relación que ya estaba totalmente disuelta. (16) En esa búsqueda se iniciaron los contactos entre el Patronato San Isidro y la Congregación Salesiana, llegándose “a un acuerdo y se firmaron las bases por las que la Congregación Salesiana se hacía cargo del Colegio” (17). “Los miembros de la Junta de Patronos, don José Monteverde y Lugo, don Melchor de Zárate y Méndez y don Juan Cullen y Lugo cumplieron la difícil misión hasta que se llegó a un acuerdo. El Sr. Párroco de la Concepción, don Manuel Díaz-Llanos, cumplió también una interesante función”. (18) En 1948 llegaron los primeros Salesianos a la Villa (19), apareciendo en la prensa local multitud de referencias en torno al inicio del nuevo curso escolar 1948/49. A partir de entonces, “el Colegio vuelve a arraigar en la vida cultural, social y religiosa del pueblo. Son los años en que se generaliza (sobre todo entre las clases medias) el estudio del bachillerato y, como reflejo de ello, digamos que el Colegio entra en la historia cultural de La Orotava por méritos propios”. (20) Durante los años posteriores se fueron creando toda una serie de infraestructuras para acoger el amplio volumen de alumnos matriculados. De esa forma, durante la década de los años cincuenta se amplió el espacio, pero, sobre todo, durante los años sesenta se realizaron cambios importantes (21). En esos momentos, se habilitó un nuevo pabellón para las actividades escolares, ante una reclamación que se había convertido en una necesidad por el aumento del número de alumnos. Los años pasaban bajo una rígida disciplina, pero los jóvenes disfrutaban de una buena educación. Los años sesenta vendrían unidos al desarrollo de toda una serie de iniciativas en el apartado cultural, surgiendo, en ese ambiente, “algunos de los más destacados pioneros del pop del Valle”, incentivando además tal iniciativa los instrumentos musicales propiedad de los Salesianos para los alumnos. En ese contexto, los hermanos González Movilla (Miguel Ángel y Gerardo) comenzaron a interpretar su música en el colegio villero en 1962, formando el grupo los Pioners, llegando a tocar “la Misa Sabandeña en la capilla del colegio cuando aún había cierta resistencia por parte del clero en introducir las guitarras eléctricas en el oficio religioso”. (22) Por entonces, muchos jóvenes, influidos por la música de los Beatles, llegarían a crear sus propios grupos musicales, actuando en el marco de determinados actos del colegio, tal y como ocurrió con el grupo The Wild Boys (los Chicos Salvajes), llegando a participar “en el salón de actos del colegio con motivo de las fiestas de Juan Bosco, María Auxiliadora y otras”, (23)  generando una intensa ola la beatlemanía en el escenario orotavense cuyo denominador común era que todos estaban en el mismo colegio de San Isidro de los Salesianos y pertenecían a los grupos económicos más favorecidos por el bienestar social de los sesenta, bajo las influencias de la música pop extranjera.  (24) Además, junto a la música, “desde la década de los años sesenta (1964) se había organizado el Cine Club Orotava, en un principio en el colegio de San Isidro de los Salesianos, donde incluso se proyectaban las películas en su propio Salón de Actos, pero pronto, en 1966, continuó su andadura fuera del colegio”. (25)
       Durante el curso escolar 1965-1966, “empieza ya el desmonte con el que se hará un nuevo campo de fútbol, quedando el antiguo para polideportivo“ (26), inaugurándose el nuevo pabellón el 5 de junio de 1967, con una “longitud de 55 metros y una anchura de 12 metros de los cuales ocho lo ocupan las clases y cuatro un pasillo interior que sirve de acceso a las mismas”.  (27) Asimismo, de especial importancia para el Centro sería la inauguración de una piscina y la preparación de un campo de fútbol. En el ámbito deportivo fueron generándose toda una serie de actividades, destacando la creación del Cross María Auxiliadora, que comenzó a celebrarse el año 1977 y cuya trayectoria continúa hasta el presente. (28) En los años setenta, además, se cubre y climatiza la piscina, siendo una propuesta muy costosa en aquellos momentos, pero que, gracias a los adelantos económicos de los socios pudo llegar a sufragarse, convirtiéndose en una realidad a finales del verano de 1979, (29) jalonando y marcando la década toda una serie de actos civiles y religiosos. Los años ochenta definieron una nueva realidad a través de  diversos acontecimientos. Especialmente significativo serían los actos ante en el centenario de la muerte de don Bosco en 1988, conmemorándose tal efeméride en todo el mundo salesiano. En aquel momento, el antiguo estudiante salesiano, investigador, ingeniero y ex eurodiputado, Isidoro Sánchez García, escribió un emotivo artículo ofreciendo diversos datos en torno a la figura de San Juan Bosco, afirmando que en las aulas de tal espacio educativo muchas generaciones “conocieron el espíritu salesiano ponderado de manera diversa según la época y las circunstancias pero que han impregnado y marcado, quiérase o no, la vida social y política de la villa y del Valle de La Orotava”, (30) apuntando en su artículo los diversos actos que con motivo de la conmemoración del centenario de la muerte de San Juan Bosco se ofrecerían por entonces en la isla de Tenerife. Toda una serie de actos que tendrían como colofón, un año después, la inauguración de un mosaico de gratitud el 31 de enero de 1989 bajo el siguiente lema: “Es de bien nacido el ser agradecido. Nosotros, los Antiguos Alumnos Salesianos, pertenecemos al grupo de los bien nacidos”. Asimismo, se inauguraría un monumento a Don Bosco. (31) Los años ochenta aportaron toda una serie de actividades e iniciativas que dieron paso a una nueva década marcada por toda una serie de transformaciones. En ese sentido, se acabarían generando nuevos cambios en el Centro, realizándose en aquellos momentos el asfaltado del campo de fútbol, permitiendo la utilización de tal espacio como un “campo de usos múltiples, pues como los niños son pequeños se usa a lo ancho, no a lo largo, y se han sacado varias canchas de fútbol sala, baloncesto y voleibol”. (32) Un hito importante sucedió en 1994, momento en el que PROBOSCO (33) aparece en el escenario de la vida villera, realizando un importante trabajo en relación a las personas “con discapacidad intelectual y con necesidades de apoyo extenso y generalizado, desde su sede en la calle Tomás Zerolo”. (34)
En el Colegio Salesiano de San Isidro, diversas generaciones de hombres y mujeres orotavenses –y de otros términos municipales- se han formado bajo un modelo educativo único, cuyo sello y calidad ha dado lugar a una parte esencial de la historia educativa en el Valle de La Orotava desde el pasado siglo XX. El siglo XXI representa una etapa de cambio para las instituciones educativas. Los Salesianos de La Orotava no escapan a esa realidad y, ante tal contexto, se han generado toda una serie de propuestas que permiten trabajar con una metodología propia del siglo XXI, destacando la utilización del idioma en las aulas, la aplicación de nuevas tecnologías en el aprendizaje y la apuesta por modelos de enseñanza como el aprendizaje cooperativo. (35) Para la institución educativa villera, el año 2015 ha sido un momento de alegría, pero también ha dejado pérdidas importantes. Antiguos profesores y alumnos de tal Centro han fallecido, pero en la memoria de los Salesianos de La Orotava queda el recuerdo a uno de sus más queridos directores, don Evaristo Rodríguez Ferreiro (1934-2015) natural de Orense, quien desarrolló su labor pastoral a lo largo de diversas provincias españolas. En La Orotava ejercería tal labor durante tres periodos: 1974-1997; 2005-2007 y 2008-2014. (36)
Asimismo, en La Orotava, la imagen de don Bosco ha estado presente en el bicentenario de su nacimiento a través de la alfombra central ubicada en la plaza del Ayuntamiento orotavense, que, cada año, es creada con diferentes temáticas ante la celebración del Corpus Christi. La temática del año 2015 giró en torno a la familia, recreando el tapiz izquierdo la figura de don Bosco. (37) Además, una plaza de la Villa situada en la Urbanización Viña de los Frailes, fue inaugurada el 27 de marzo con el nombre de San Juan Bosco. (38) A ello se une la increíble puesta en escena de un musical bajo el lema “Gracias don Bosco”. Una obra musical magnífica, interpretada por alumnos y colaboradores del Centro que recrea a la perfección la vida y obra de don Bosco, atendiendo a diferentes etapas vitales, desde su niñez y la complejidad para poder ser sacerdote, abordando su interés por estar junto a los más jóvenes y lograr para los mismos un mejor futuro.
También ha sido un año de despedida profesional de algunos profesores, siendo el caso de José Afonso Carrillo, ejemplar profesor y Director del colegio salesiano San Isidro de La Orotava durante muchos años.
Sin lugar a dudas, el año 2015 será recordado de forma especial por todas aquellas personas y colectivos vinculadas al santo italiano, manteniendo el recuerdo de aquél para quien en la base de la educación se encontraba, ante todo, el corazón. Diversas generaciones se han formado bajo el espíritu salesiano, desde su presencia en el núcleo villero en 1948, pasando por la generación de mi padre, Domingo Manuel Lima Bello, durante la década de los años sesenta y setenta, hasta la generación presente y futura de un Centro que marca y define una pauta fundamental en la historia educativa del municipio orotavense y que mira al pasado, valorando el presente, y preparando ciudadanos que puedan vivir –y convivir- con el futuro, logrando construir “no sólo un mejor estudiante, sino un ciudadano más crítico, más razonable y reflexivo, más culto, más responsable de lo público, más civilizado, más noble y honrado, que al salir de la enseñanza obligatoria pueda saber analizar la información e interpretar los datos, así como poder formular un argumento y ser creativo en la solución de los problemas”. (39)
Conclusión. En definitiva, con nuestro artículo hemos pretendido dejar constancia de la huella de una orden religiosa y educativa cuyo fundador celebra el bicentenario de su nacimiento. Doscientos años después, el nombre, la figura y la obra de San Juan Bosco permanece presente en diversas partes del mundo que conmemoran en 2015 el bicentenario de un santo con un gran amor por la educación. En pleno siglo XXI, el colegio salesiano San Isidro de La Orotava continúa incorporando nuevas técnicas y métodos de aprendizaje, manteniendo la estela y el sello de prestigio y calidad que abalan la obra salesiana y cuya trayectoria es el mejor ejemplo de nuestra afirmación.
Imagen 1. Fachada del colegio salesiano San Isidro de La Orotava. Fuente: Salesianos La Orotava
Imagen 2. San Juan Bosco. Fuente: Wikipedia
Imagen 3. Curso 1966-1967. 5º curso de Bachillerato del colegio salesiano de San Isidro de La Orotava. Imagen cedida por Bruno Juan Álvarez Abreu.
Imagen 4. Nicandro González Borges (1846-1916). Fuente: Juan Cullen Salazar.  El Colegio San Isidro de La Orotava (1907-1998). Imagen digitalizada en el Blog “Efemérides” de Bruno Juan Álvarez Abreu.
 (1) RISCO, Alberto. San Juan Bosco. Madrid: Apostolado de la Prensa, 1955, p. 5.
(2) ELIÉCER Sálesman, P. Vidas de Santos. Tomo I. San Pablo Ecuador, 2007, p. 136.
(3) ELIÉCER Sálesman, P. Op. Cit, p. 138.
(4) ELADIO, Egaña. Vida de San Juan Bosco. Sevilla: Libería Editorial de María Auxiliadora, 1940, p. 55.
(5) ELADIO, Egaña. Op. Cit, p. 93.
(6) ELADIO, Egaña. Op. Cit, pp. 119-124.
(7) RISCO, Alberto. Op. Cit, pp. 54-55.
(8) RISCO, Alberto. Op. Cit, p. 108.
(9) LORENTE FERNANDO (Pbro), o.h. “Llegar a tiempo (y 2)”. El Día. Criterios. 27 de enero de 1988. 
(10) Datos que hemos consultado y extraído de la siguiente página web: www.sersalesiano.com
(11) Datos que hemos consultado y extraído de la siguiente página web: www.sersalesiano.com
(12)LUQUE HERNÁNDEZ, Antonio. La Orotava, corazón de Tenerife. Ayuntamiento de La Orotava, 1998. Entre las páginas 275-283 se realiza una breve aportación a la evolución histórica de la educación en el ámbito orotavense.
(13) “Un Orotavense que ama su villa: «Sobre los Salesianos de La Orotava»”. El Día, 16 de octubre de 1993. Artículo extraído a partir de una referencia de la obra de Evaristo Fuentes Melián La prensa y la educación en el Valle de La Orotava 1966-1996. Santa Cruz de Tenerife; Las Palmas de Gran Canaria: Idea, 2007, p. 217.
(14) MARTÍNEZ SÁNCHEZ, Juan J. La Instrucción Pública en La Orotava (1900-1960).  Ayuntamiento de La Orotava, D.L, 1988, p. 100.
 (15)MARTÍNEZ SÁNCHEZ, Juan J. Op. Cit, p. 103.
 (16)CULLEN SALAZAR, Juan. El Colegio San Isidro de La Orotava (1907-1998). Fundación San Isidro Labrador, 1999, pp. 135-138.
(17) Sobre la obra salesiana en La Orotava existen diversas obras y artículos que resaltan su origen y evolución. En nuestro artículo remitiremos al lector a diversas aportaciones en las que puede profundizar sobre tal aspecto.
(18)NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Los salesianos en La Orotava: 50 años de presencia salesiana (1948-1998). Córdoba: Inspectoría Salesiana "Santo Domingo Savio", D.L, 1996. p. 23.
(19)En Canarias, los Salesianos cuentan con tres instituciones educativas. El primer Centro educativo Salesiano en Canarias sería fundado en Las Palmas de Gran Canaria en 1923. Por su parte, la inauguración del Centro en La Orotava sería en 1948 y en La Cuesta tan solo unos meses después.
(20)MARTÍNEZ SÁNCHEZ, Juan J. Op. Cit, p. 104.
(21)Al respecto, puede consultarse la obra de Juan Cullen Salazar El Colegio San Isidro de La Orotava (1907-1998). Fundación San Isidro Labrador, 1999. Entre las páginas 209-219 se incluyen diversas referencias respecto a las inversiones efectuadas en el Colegio a través de las obras realizadas desde 1948 hasta 1998.
(22)GONZÁLEZ LEMUS, Nicolás. Los Beatles en Tenerife, estancia y beatlemanía. Nivaria Ediciones, 2010, p. 127.
(23) GONZÁLEZ LEMUS, Nicolás. Op. Cit, p. 131.
(24) GONZÁLEZ LEMUS, Nicolás. Op. Cit, p. 134.
(25) GONZÁLEZ LEMUS, Nicolás. Op. Cit, p. 142.
(26) NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, p. 167.
(27) NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, p. 171.
(28) El Cross María Auxiliadora surge en 1977. Su origen y evolución histórica ha sido narrado magistralmente por el profesor José Santiago Fuentes. Al respecto, remitimos al lector a la obra de tal autor bajo el título Cross María Auxilliadora: XXX Años de Historia. Ayuntamiento de La Villa de La Orotava, 2007.
(29) NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, pp. 247-248.
(30) SÁNCHEZ GARCÍA, Isidoro. “En el centenario de la muerte de San Juan Bosco”. El Día. 27 de enero de 1988, p. 31. Artículo consultado a partir de una referencia de la obra de Evaristo Fuentes Melián La prensa y la educación en el Valle de La Orotava 1966-1996. Santa Cruz de Tenerife; Las Palmas de Gran Canaria: Idea, 2007, p. 103.
(31) NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, p. 284.
(32) NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, p. 305.
(33) “Con motivo del Centenario de la muerte de Don Bosco en 1988 surgió una idea como fruto del centenario, hacer algo por los pobres, los marginados, los disminuidos físicos y psíquicos y surgió PROBOSCO, una asociación cristiana, sin ánimo de lucro, como actividad apostólica de la Familia Salesiana y de otros simpatizantes de D. Bosco del Valle de La Orotava”. NAVARRO GONZÁLEZ, Guillermo. Op. Cit, p. 320.
(34) DÉNIZ SANTANA, Nuria; CAÑETE TORRALBO, Elena. “Sala de estimulación multisensorial de bajo coste”.  Dato consultado y extraído de la siguiente página web: www.crmfalbacete.org
(35) Tal y como señala el periodista Raúl Sánchez, el colegio salesiano San Isidro de La Orotava se encuentra en un profundo cambio metodológico encabezado por su actual director, Emilio Torres González. De esa forma, en la actualidad emplean en el aula el iPad como una herramienta para la educación, junto a los libros de texto. Además, se apuesta por una metodología alternativa a través de un método educativo más activo, “basado en la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, el aprendizaje cooperativo y competencia, la atención a la diversidad, la educación emocional, la formación por proyectos –principios que comparte con el CEIP Aguamansa-, el bilingüismo o el pensamiento eficaz”. SÁNCHEZ, Raúl. “Del libro al IPad”. El Día. 18 de octubre de 2015. Sin lugar a dudas no es el único cambio a reseñar del Centro, pues según destaca la periodista Gabriela Gulesserian, en el marco de la renovación de su proyecto educativo, los Salesianos ofrecen “el ajedrez como asignatura obligatoria desde el primer ciclo de Infantil”, atendiendo a los beneficios que tal disciplina puede aportar al alumnado en el ámbito del pensamiento estratégico o las habilidades para el razonamiento matemático, según resalta el propio Director, Emilio Torres González. GULESSERIAN, Gabriela. “Los Salesianos innova al implantar el ajedrez como materia obligatoria”. Diario de Avisos. 18 de octubre de 2015.  Toda una serie de cambios únicos por parte de un Centro que pretende contribuir a la mejor formación de su alumnado atendiendo a las características y especificidades de la sociedad actual. 
(36) DEL CASTILLO LEÓN, Juan. “Don Evaristo, el salesiano que dejó huella”. El Día. 29 de marzo de 2015. Asimismo, es posible acceder a una breve biografía de don Evaristo Rodríguez Ferrerio en el siguiente enlace: www.salesianos.eu
(37) LIMA ESTÉVEZ, Javier. “Don Bosco y los Salesianos”. La Opinión de Tenerife. 21 de mayo de 2015; LIMA ESTÉVEZ, Javier. “El Corpus Christi orotavense”. ABC Canarias. 10 de junio de 2015.
(38) “San Juan Bosco da nombre a la Plaza de Viña Los Frailes en La Orotava”. 27 de marzo de 2015. Consultado en la página web: www.laorotava.es
(39)TORRES GONZÁLEZ, Emilio. “Soñando la escuela de hoy”. El Día. Criterios. 21 de noviembre de 2015…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada