lunes, 16 de enero de 2017

DON DOMINGO GONZÁLEZ DIZ, SÉPTIMO DIRECTOR SALESIANO DEL COLEGIO SAN ISIDRO DE LA OROTAVA



Fotos y datos del libro del salesiano; GUILLERMO NAVARRO GONZÁLEZ. “LOS SALESIANOS EN LA OROTAVA (1948 – 1998)”.

Don Domingo nace en Vila (Orense) el 19 de Marzo de 1929. A la temprana edad de 11 años, animado por Don Miguel Rodríguez Rumbao, bajó a Andalucía para iniciar su vida salesiana.
Comenzó el primer año de Humanidades en Antequera (Málaga) bajo la dirección de Don José Monserrat. Tras completar su primera forma­ción en Montilla (Córdoba), pasó al Noviciado en San José del Valle (Cádiz) donde profesó el 16 de Agosto de 1946. En Utrera (Sevilla) estudió los tres años de Filosofía y luego volvió a Montilla para iniciarse en la vida práctica salesiana de la enseñanza.
Estudió la Teología en Carabanchel Alto (Madrid) donde fue ordena­do sacerdote el 24 de Junio de 1956. Vuelve a Montilla a cantar su Primera Misa, para seguir allí como Jefe de Estudios con los pequeños seminaristas salesianos.
Desde 1961 a 1966 estudia Ciencias Químicas en la Universidad de La Laguna. Terminada su carrera universitaria pasó a Úbeda (Jaén) como profe­sor y al año siguiente como Director del Colegio donde estuvo tres años. Seguidamente, con el mismo cargo, pasó a Córdoba y el año 1973 vino destina­do a La Orotava, también como Director.(l)
El curso 1973-74 Don Domingo es destinado a La Orotava como Director donde va a estar cinco años, sin llegar a terminar el sexenio pues el año 1978 será nombrado Inspector. Es el segundo Inspector que sale de La Orotava con Don Claudio, que tampoco agotó el sexenio.
En ese curso forma la Comunidad Salesiana diez religiosos: Director: Don Domingo González Diz. Prefecto: Don Modesto Cabano Domínguez. Jefe de Estudios: Don José Luis Ramos Martín Coordinador de E.G.B.: Don Rafael López González. Confesor: Don Fausto Hernández Pérez. Sacerdotes: Don Víctor Rodríguez Jiménez. Don Guillermo Navarro González, Don Alicio A. Elvira Primero y Don Carlos Saravia Cabello de Alba. Diácono: Don Pedro Díaz Fernández.
A partir de este curso va a desaparecer la antigua nomenclatura de Prefecto, Catequista y Consejero a raíz del último Capítulo General, quedan­do solamente el Director. El Prefecto ahora será Vicario; el Catequista, Pastoralista y el Consejero, Jefe de Estudios. Otra novedad es que desapare­cen los clérigos; empieza a notarse la crisis de vocaciones.
Al final de curso tiene lugar en nuestra Capilla la Ordenación de Diácono de Don Pedro Díaz Fernández de manos del Sr. Obispo, Mons. Luis Franco Gascón. En el verano Don Rafael López es destinado a Pedro Abad (Córdoba) como Encargado de la Casa de Espiritualidad; Don Carlos Saravia Cabello de Alba, al Colegio Mayor "San Rafael" de Córdoba como Subdirector y Vicario de la Comunidad y Don Alicio Elvira que había pedido irse a la Misiones, es destinado al Ariari (Colombia).
Como único miembro que sustituye a estos tres sacerdotes, viene destinado a esta casa Don Evaristo Rodríguez Ferreiro como Vicario de la Comunidad y Encargado del Bachillerato. Viene por segunda vez, ya que hizo en esta casa su magisterio práctico en la enseñanza como clérigo los años 1952-56.
Con la incorporación de Don Evaristo Rodríguez se reajusta el personal en cuanto a funciones: Don Modesto Cabano pasa a formar parte del equipo parroquial de la Perdoma con Don Guillermo Navarro en sustitución de Don Alicio Elvira, dejando la Economía del Colegio y de la Comunidad. Don Fausto se encarga de la Economía de la Comunidad, ya separada de la economía del Colegio. Don Evaristo es el Coordinador del Bachillerato, reducido ya a Quinto y Sexto Curso.
Ante la reducción del Bachillerato a extinguir y la implantación de la Educación General Básica el profesorado del Bachillerato se reparten las cla­se de Octavo de E.G.B. Don José Luis Ramos es el Coordinador de E.G.B.I - Don Pedro Díaz Fernández de E.G.B.II.
Durante este curso y en virtud de las dificultades que presenta el reajuste a causa de la escasez del personal salesiano, Don Domingo propone al Patronato una serie de cuestiones o alternativas a fin de hacer viable la permanencia de los Salesianos en La Orotava y la continuidad de los niveles educativos, ya que el Bachillerato está pronto a extinguirse, la Básica se extiende a ocho cursos y se va a implantar el Bachillerato Unificado y Polivalente de tres cursos.
Desde la llegada de los Salesianos en 1948, ellos han sido prácticamen­te los ejecutores totales de la Dirección, Administración de los bienes de la Fundación y de la Enseñanza. Francamente eran otros tiempos y la Congregación ha volcado en tiempos pasados mucho personal salesiano. En 1974, las condiciones han cambiado y la misma Congregación, a través del Reajuste, propone unas vías de entendimiento con el Patronato que se pue­den resumir en las siguientes: “…1.- La presencia salesiana sigue siendo válida a nivel educativo y social en La Orotava. 2.- El Colegio de La Orotava se configura como "obra de colaboración ", por lo que el Patronato debe recuperar su protagonismo en la Administración de los Bienes de la Fundación, garantizando que la gestión estaría siempre en función de los objetivos educativos y pastorales marcados por.la Dirección salesiana. No hay que olvidar que el Director es responsable de la Administración, corresponsable, con doble título como Director y Miembro del Patronato. A este fin sería necesario desdoblar la administración del colegio y de la comunidad y nombrar por parte del patronato una persona encargada de la administración del colegio.
La primera persona que ocupó este cargo fue Don Cayetano Mejías Farrugia, antiguo alumno de Ronda, que lleva en la Villa una Gestoría Administrativa. Su función será llevar la gestión económica en todo lo que toca a la enseñanza e instalaciones del colegio. 3.- La Comunidad sigue viviendo en el colegio con las condiciones de habitabilidad que se establezcan. Como las habitaciones de los salesianos ya estaban en la segunda planta de la fachada de poniente, se habilita la planta sótano para sala de estar, comedor, cocina, sala de lavado y planchado y ca­pilla de la comunidad.
Otras dependencias de la misma planta se destinan a los grupos de la Familia Salesiana, para las reuniones de sus grupos directivos, así como una gran sala para Aula de Música y de Reuniones Generales de uso común. Los salesianos percibirán una retribución económica proporcional a su dedica­ción al colegio…”
Don Domingo en las navidades del año 2009, se fue al colegio  de la comunidad salesiana perpetua para acompañar  a su patrón Don Bosco y a su madre espiritual María Auxiliadora.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario