miércoles, 11 de enero de 2017

DON JOSÉ ESTÉVEZ MÉNDEZ, ALCALDE DE ALCALDES



Nace en La Villa de La Orotava el 21 de agosto de 1924. Hijo de Pablo Estévez López, natural del Realejo Alto y de Concepción Méndez Lima orotavense.  Sus estudios primarios los realizó en el colegio de la Milagrosa (Hijas de la Caridad) y San Isidro (Hermanos de las Escuelas Cristianas en su villa natal). El bachillerato lo inició en el Colegio de San Isidro de La Orotava y lo completó en el Colegio de Iriarte del Puerto de la Cruz, del que era director don Benito R. Ríos. Se licenció en Ciencias Químicas en la Universidad de La Laguna, teniendo como profesores a don Antonio González, Rodríguez Ríos, Beltrán, Trujillo, etc.... Contrae matrimonio en el Santuario del Cristo de La Laguna con doña Carmen González Hernández, con quien tiene seis hijos: José Fernando que es titular de Antropología de la Universidad de La Laguna, Pablo Enrique, médico titular de APD de El Tanque, casado con doña Carmen María Hernández Rodríguez y del que tienen dos hijos: Pablo y Guillermo, María Concepción, Biólogo, María del Carmen Médico, María Candelaria, profesora de EGB y María del Pilar Estévez González también profesora de EGB...
Don José Estévez Méndez trabajó desde la alcaldía villera con entusiasmo en perfecto acuerdo y en consonancia, teniendo en cuenta que para la población sus presupuestos ordinarios y extraordinarios eran  exiguos y que problemas que databan de muchos años, no podrían resolverse de la noche  a la mañana, por lo que era necesario la persistencia y la tolerancia.
Don José era un hombre muy preocupado por su pueblo por sus gentes, siempre luchaba por propiciar puestos de trabajo. Gozaba de  un planteamiento prometedor, fundado sin lugar a duda en la absorción de la enseñanza y la educación, siendo Alcalde de la Villa dirigía el Colegio de Enseñanza Superior "Santo Tomás de Aquino" del que fue instaurador, desempeñando a su vez la dirección formativa del Colegio "La Milagrosa" de las hermanas de la Caridad.  Trabajó por las zonas rurales más afectadas, sus pobladores le ayudaron, con la aportación de solares a precios razonables y prestación personal con el fin de acelerar la solución.
Fue erudito apreciadísimo, amadísimo y estimadísimo, como profesor, como alcalde, como gobernador civil y como persona normal y corriente. Dejó la alcaldía de la Orotava para ocupase de la Jefatura Provincial de las Organizaciones del Movimiento. Así como  su puesto de Consejero del Cabildo  Insular de Tenerife y de la Comunidad, cargo que desempeñó en representación municipal, en el que tomó posesión en Abril de 1958.  En Julio del mismo año, se le otorgó  la Cruz de Caballero de la Orden de Cisneros. Años más tarde fue nombrado Gobernador Civil de Valladolid (1973) y finalmente ocupó el cargo de Gobernador Civil de Málaga (1979). Dentro de la gran actividad docente, fue miembro de entidades profesionales, entre las que destacamos la del colegio de doctores y licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias del distrito universitario de La Laguna, la del colegio de Químicos de Canarias, la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, la del Instituto de Estudios Colombinos de la Gomera y varias cofradías religiosas de La Orotava y La Laguna. Las condecoraciones y distinciones es el premio a todo el trabajo y sacrificio reconocido a este perfil canario, entre las que se encuentra: La C Gran Cruz de la Orden al Merito militar con distintivo blanco, Encomienda de número de la Orden al Mérito Civil, la de Número de la Orden de Cisneros, la de Orden de Alfonso el Sabio, la Medalla de plata de la juventud, la de Padre Anchieta del Brasil, El Drago de Oro del Hogar Canario, de Madrid, así como varias distinciones honoríficas de organismos entidades de Tenerife, Valladolid, Málaga y Madrid.
Alejado de la política se vino de nuevo a su Tenerife natal  a ocupar la gerencia de  una empresa importante de la Isla tinerfeña. Su señora esposa dª Carmen (una madre para todos) interminablemente fue, y espero que lo siga siendo, su asidua compañera, animándole y ayudándole en momentos difíciles.
Triste hemos recibido su óbito, y triste lo hemos despedido remozando la Agustina iglesia de San Agustín, porque a don José los orotavenses y muchos tinerfeños le deben sus cometidos cotidianos, quizá en este caso, coincida la frase con la que comienzo esta entrañable dedicatoria de cortesía; “Alcalde de Alcaldes.
Primera visita veraniega a la renovada y solariega biblioteca municipal de la Villa de La Orotava. Evidentemente en la puerta principal del histórico edificio me encuentro con un viejo amigo licenciado en matemáticas, me indica que en los fondos bibliográficos de don Fernando del Hoyo y doña Laura Salazar se encuentra un inédito libro científico del desaparecido político e insigne profesor licenciado en Ciencias Químicas don José Estévez Méndez.
Solicité el libro para ojearlo, se trata de un ejemplar matemático, para preparar  los exámenes de la reválida. Lleva por título “Problemas de Matemáticas” con datos de historia, geografía, religión, turismo, economía, agricultura, política, deportes de las islas Canarias, para bachillerato, comercio, magisterio publicado en el año 1959 por litografía Romero. En el preludio aparece una inscripción manuscrita por el autor al Excmo. Señor don Fernando del Hoyo y Machado, Marqués de San Andrés;  “…Con mi reconocimiento a la gran labor que ha desarrollado en los diferentes cargos que ha desempeñado y mi agradecimiento por las atenciones que ha tenido conmigo...”. 
Él prólogo es del profesor y catedrático portuense don Benito Rodríguez Ríos, detallando la experiencia de no poder satisfacer las preguntas de quienes nos visitan por ignorar muchos datos relativos a nuestra territorio. Puesto que si el  conocimiento de las matemáticas elementales se hubiera logrado mediante un  método como el preconizado por Estévez Méndez, en muchos casos hubiéramos salido airosos de estas pruebas, porque el mejor conocimiento de la región en que vivimos constituye, sin duda, el aspecto más meritorio de la obra y de sus métodos. Los problemas de este inédito libro científico estaban indicados, piramidalmente, para alumnos que preparaban exámenes del grado elemental o que cursaban el Bachillerato Superior, Magisterio y Comercio, y como complemento de los problemas normales de los textos correspondientes, pero con orientación del profesor de la asignatura podían ser estudiados por alumnos de los primeros cursos del bachillerato. Los textos eran largos, para poder aportar los conocimientos indicados, y estaban ligados unos supuesto con otros deliberadamente, para que el alumno tuviera, que manejar siempre el libro. Exponer uno de los cuestionarios dedicado a su villa: “Al resolver el problema número X, té enteras de las dimensiones del solar que ocupa el inmueble del Ayuntamiento de La Orotava. Delante del edificio está la plaza donde se confecciona, cada año, la ya célebre Alfombra de tierras, y que se admira desde los balcones de dicho ayuntamiento. La parte ocupada por dicha alfombra es un rectángulo de 48,70 metros por21,43 metros, menos dos círculos que ocupan dos faroles, que tienen cada uno 15,10 metros de circunferencias. Esta parte está dentro del perímetro de dicha plaza, que tiene además jardines y escalinatas, teniendo el conjunto forma de trapecio, siendo la base mayor el frontil del Ayuntamiento (66,50) y la base menor de 48 metros el límite con la calle de la Carrera y valiendo la altura 37,30 metros. Con estos datos, calcula: La superficie del rectángulo donde se confecciona la Alfombra de tierras naturales en la festividad de las alfombras de flores de la Orotava. La Superficie ocupada por dicha Alfombra. La superficie de la plaza del Ayuntamiento y la superficie del Ayuntamiento y su plaza.
Don José Estévez Méndez erudito político tinerfeño licenciado en Ciencias Químicas ya desaparecido, fue investido alcalde de la Villa de La Orotava en el mes de Junio de 1955, cuya toma posesión la realiza precisamente en la sala de sesiones del palacio municipal, ante el pleno de la Corporación, presidido por el Excmo. Sr. Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento Don Andrés Marín Martín, y como asistencia del Subjefe Provincial del Movimiento Don Ricardo Hodgson Lecuona, y Jerarquías locales. En su discurso como nuevo alcalde de la Villa dijo; "…Es que pondremos todo nuestro empeño, todo nuestro interés, en resolver los cuatro grandes problemas de la Villa: luz, agua, viviendas y escuelas.....".
En viviendas se construyeron en La Perdoma 30 casas a cargo de Regiones Devastadas. Se subastaron 13 viviendas más en la Huerta del Castaño; se presentaron 4 postores y la obra tuvo un presupuesto de 950.000 pesetas, ejecutándolas a cargo del Instituto Nacional de la Vivienda. Se adquirió un solar en Quiquirá que donó para que la Delegación Nacional de Sindicatos, por medio de la Obra Sindical del Hogar, construyese 50 casas. Si en la posguerra, en la Villa, solo se construyeron, en esta clase de viviendas económicas, las 24 que por entonces se edificaron en el Grupo General Mola y 6 que lo fueron en el Paseo de Domínguez Alfonso, supuso para La Orotava, aunque no mucho, algo se estaba haciendo, pero habría que ir a obras de mayor envergaduras. Relativo a la política de viviendas sociales deja patente en su obra científica e inédita “Problemas de Matemática”, cuya propuesta es la siguiente; “En la Orotava se ha constituido un Patronato para la construcción de viviendas por prestación personal. El primer grupo consta de 30 beneficiarios de los cuales 8 son albañiles y el resto obreros. Trabajan en grupos de 6: 2 albañiles y 4 obreros. ¿Cuántos equipos de trabajo (diferentes) se han formados?”
En el programa municipal reseñado para las escuelas, se construye un Grupo escolar de ocho aulas junto al entonces nuevo edificio de Correo y Telégrafos, en solar cedido por el Ayuntamiento, el cual contribuiría también con 468.739,96 pesetas, siendo la aportación del Estado de 703.109,30 pesetas. Asimismo se trató de la construcción de un Grupo escolar en el barrio de La Perdoma de dos aulas con un presupuesto de 310.941,30 pesetas. Estos edificios mejoraron el problema en lo que se refiere a locales, ya que la mayor parte de las 19 escuelas nacionales con que contaba La Orotava, se hallaban instaladas en locales totalmente inadecuados.
La luz eléctrica, fue un problema que se hallaba en vías de solución, a base de un empréstito que se concertó, adquiriéndose una  nueva turbina que mejoró el tendido eléctrico, proporcionándose fluido a los barrios que carecían de él. El agua fue un problema que se resolvía a medida que se fuesen resolviendo los demás. Hay que dar tiempo al tiempo. Y si no fuera por éste, por el tiempo, se hablaría del arreglo de calles, tales como: Cólogan, Viera, final de Tomás Zerolo, tres o cuatro de la Villa de Arriba.
Don José Estévez Méndez fue muy bueno en la Villa, como profesor, como alcalde y como persona, una de sus calles concretamente en el histórico barrio de la Cruz de La Cebolla lleva su nombre.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario