martes, 17 de enero de 2017

DON JUAN CERECEDA PASCUAL



Fue un sacerdote y teólogo salesiano, que estuvo en la Villa de La Orotava, en el Colegio de San Isidro como confesor y profesor de religión, desde el curso 1953 – 1954 al 1957 – 1958.
Posteriormente fue destinado al Colegio Profesional de Santa Cruz de Tenerife de la zona del Puente Calcerán en el famoso Barrio de Duggi.
La fotografía que remitió entonces el amigo de la Villa de La Orotava; José Antonio Trujillo Báez conocido cariñosamente por Chito “El Capiro”. Maestro Industrial  especialidad; Tornero -  Prensador – Ajustador, y AA. AA. Salesianos de la capital tinerfeña y Sevilla, presente en la misma.
Observamos al recordado don Juan Cereceda que dejó imborrables recuerdos en el mundo salesiano villero, bendiciendo la exposición de todo el material didáctico que se trabajaba en los talleres de las escuelas profesionales salesianas de María Auxiliadora en el Barrio capitalino de Duggi.
El amigo de la infancia de la Villa de La Orotava, Aparejador jubilado, Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de la Laguna; Evaristo Fuentes Melián “Espectador”, remitió entonces estas notas: “…DON JUAN CERECEDA nos dio clase de Religión en el curso 1954-55, en el aula esquina noreste. Era tan bajito que los alumnos veíamos que, encima de la tarima del profesor, le colgaban las piernas, no  le llegaban al piso de la tarima... Y se ponía a jugar con sus piernas cruzadas en el aire, 'palante y patrás'. Auténtico.
(Saso Valencia, Manolo Fariña y Eugenio Zarate pueden rubricar esto que digo yo).
Era el confesor, cargo que siempre los salesianos asignaban al mejor, al de mejor carácter. Don Juan Cereceda era un buenazo, una bella persona; pero  le dije una vez una chorrada de las mías en la época juvenil aquella, que no se la merecía. Lo siento, espero que desde el cielo me haya perdonado…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario