martes, 17 de enero de 2017

DON MARCELINO CARRETO CARRETERO



Foto y datos biográficos del libro del salesiano; GUILLERMO NAVARRO GONZÁLEZ. “LOS SALESIANOS EN LA OROTAVA (1948 – 1998)”

Precisamente, en el curso 1958 – 1959, me incorporo al colegio de San Isidro de los Padres Salesianos, procedía del colegio de La Milagrosa, donde había cursado con la recordada sor Dolores y sor Catalina. En los salesianos, no me fue muy fácil incorporarme pues cada mañana que mi pobre padre Juan me llevaba consigo, al instante corría tras él hacía casa, motivos por los que mi padre me tuvo que cambiar de colegio, ponerme en el Colegio de San Fernando en la calle de San Francisco, donde hice hasta el segundo de bachillerato, y regresar a los Salesianos de nuevo en el curso 1963 - 1964, a repetir el segundo curso de bachiller.
Precisamente en el colegio de San Isidro, en la clase denominada “Chica”, recuerdo conocer a don Marcelino Carreto, era entonces un clérigo novato, encargado de los compañeros de Ingreso, desde entonces no lo volvería a ver hasta veinte años después, que regresa a esta Villa, ya ordenado sacerdote, para hacerse cargo de la dirección del Colegio de San Isidro.
En una fría mañana del final de la década dos mil del siglo XXI, cuando voy en busca del pan mañanero a la recordada y desaparecida Venta “Los Molinas” en la Calle El Calvario de La Orotava número 50, el entonces gerente y administrador, amigo y convecino Efrén Sacramento Álvarez me comunica la triste noticia que don Marcelino Carreto Carretero, nos había dejado para siempre, por eso he decidido exponer su perfil en la vida como salesiano coincidiendo con la festividad del que fuera su Patrón Don Bosco, en mi Blog personal y Altruista EFEMÉRIDES, y darle un fuerte abrazo a su sobrino Belisario Carretero que fue compañero mío de docencia en el IES La Orotava Manuel González Pérez, en el barrio de San Antonio, actualmente destinado en el IES San Benito de La Laguna.
Don Marcelino Carreto Carretero nació el 9 de Diciembre de 1936 en Mieza de la Ribera (Salamanca), un pueblecito de la comarca de "Los Arribes del Duero" en la frontera con Portugal. De familia numerosa, está emparentado con Don Ángel Carretero, sacerdote salesiano residente en Granada.
Comienza su aspirantado en Antequera en 1948 para terminado en Montilla en 1952. Hace su Noviciado en San José del Valle (Cádiz), la Filosofía en Utrera (Sevilla) y la Teología en Posadas (Córdoba) donde es or­denado sacerdote el 5 de mayo de 1963 por Mons. Manuel Fernández Conde, Obispo de Córdoba.
Su vida sacerdotal transcurre en Córdoba, Posadas y Ronda, hasta 1967 en que estudia Filosofía en Madrid, en la Universidad Central y Ciencias Sociales en el Instituto Social "León XIII". Terminados sus estudios universitarios es destinado al Seminario Filosófico y Escuela de Magisterio de la Iglesia de Priego de Córdoba (1970-73) y luego a la capital cordobesa, por traslado de la misma Escuela, de la que será Jefe de Estudios y Profesor de Filosofía, Psicología y Sociología (1973-78).
En Agosto de 1978 es destinado a La Orotava como Director del Colegio, para sustituir a Don Domingo, entonces nombrado Inspector.
Don Marcelino ya conocía La Orotava, pues siendo joven clérigo en el Colegio Salesiano de Guía de Gran Canaria vino a hacer Ejercicios Espirituales a La Orotava en el verano de 1958.
Al mes siguiente era destinado a esta casa para terminar su trienio práctico antes de estudiar la teología. Era el curso 1958-59. Se estrenaba como Director Don José Rodríguez, con un equipo de salesianos jóvenes, clérigos y sacerdotes, arriba mencionados.
Estuvo encargado de la clase de Ingreso, curso preparatorio del ba­chillerato, con unos cincuenta alumnos. Muchos de ellos hoy son excelentes profesionales como Pedro Eustaquio Pérez, médico, José Ángel Dorta, Javier Martín Pérez y muchos otros, que hoy son "buenos cristianos y honrados ciudadanos". También daba algunas clases por la tarde en bachille­rato y en comercio, clase que llevaba Don Miguel Raigón (una gran persona, un buen caballero).
El colegio de San Isidro de La Orotava era en­tonces un pañuelo de unos 360 alumnos como máximo, entre los que había un grupo de unos sesenta internos.
Don Marcelino recordaba aquel año de clérigo en la Orotava: La Rondalla Navideña, los paseos del Oratorio a las Cañadas del Teide en el camión de la Marquesa y en el de Pedro Cruz " El Chatarra", la Fiesta de María Auxiliadora, la Romería de San Isidro...
Con estos gratos recuerdos vuelve a La Orotava a sustituir a Don Domingo González que era nombrado Inspector. El 4 de Septiembre deja su trabajo de Jefe de Estudios en la Escuela Universitaria de Profesorado de E.G.B. de la Iglesia de Córdoba y se incorpora a la vida y actividad salesiana de La Orotava.
En la Orotava como novato Director comprueba que es verdad lo que le dijo Don Antonio Calero cuando lo llamó para comunicarle la nueva obediencia: "Vas a una casa y una obra salesiana bien orientada". Efectivamente se encontró con un potente centro de E.G.B. de 22 unidades, un modesto bachillerato de seis secciones, dos por curso; pero la actividad salesiana estaba bien orientada y encaminada en las líneas de formación de colaboradores seglares: Profesorado, Cooperadores, Antiguos Alumnos, Hogares Don Bosco y Archicofradía de María Auxiliadora.
El ambiente, después de treinta años de andadura, ya había llegado a su madurez en cuanto a la Familia Salesiana. Don Marcelino agotó en La Orotava los seis años reglamentarios de Director, cosa que hasta entonces solo habían hecho Don Pacífico Medina Sevillano y Don Antonio Granados Herrera. Recordaba con satisfacción esos seis años, en que se "estrenó" como director, por la alegría de haber trabajado junto a personas, salesianos y seglares, con las que hizo un camino común, a pesar de los momentos poco fáciles de la transición política española.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario