sábado, 14 de enero de 2017

EL BACHILLERATO EN EL TIEMPO



En la ley española de antes de 1953, el bachillerato era toda la enseñanza secundaria y constaba de siete cursos (normalmente entre los 10 y los 17 años) que empezaba con un examen de Ingreso (en el año en que se cumplían 10 años) y terminaban en el llamado Examen de Estado que se hacía en la Universidad. Como por entonces no había demasiados estudiantes (proporcionalmente a lo actual, puesto que la enseñanza obligatoria tenía otro itinerario para los que no iban a ir a la universidad, la enseñanza primaria entre los 6 y los 14 años) el examen constaba de un examen escrito eliminatorio (redacción, latín y matemáticas) y otro oral (sobre todas las materias cursadas).
En el plan de estudios de 1953 del ministro Ruiz Giménez se dividió en dos partes, Bachillerato Elemental (cuatro cursos entre los 10 y 14 años, denominados 1º, 2º, 3º y 4º) y Bachillerato Superior (dos cursos, 15 y 16 años, llamados 5º y 6º), ambos con un examen final de Reválida (reválida de Cuarto y reválida de Sexto), que se hacía en un centro oficial, normalmente en un Instituto dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia. Los que seguían la enseñanza primaria obligatoria (6 a 14 años) podían hacer el bachillerato superior, aprobando la reválida de 4º curso.
El Bachillerato superior tenía dos ramas: de Ciencias y de Letras. Para poder realizar el examen de reválida (Elemental o Superior) era obligatorio tener aprobadas todas las asignaturas de los cursos específicos de cada bachillerato. Una vez aprobado el examen especial de la reválida elemental, el alumno podía elegir entre la rama de ciencias o de letras, que debía de conservar durante el bachillerato superior y el preuniversitario, salvo excepción razonada. La reválida era un examen global de las asignaturas que se habían estudiado en los cursos anteriores en cada bachillerato. El alumno no podía pasar al curso superior si tenía más de tres asignaturas suspensas, teniendo en septiembre una convocatoria extraordinaria para examinarse de aquellas asignaturas no aprobadas en la convocatoria de junio. El título oficial que expedía el Ministerio de Educación y Ciencia, se denominaban "Bachiller Elemental" y "Bachiller Superior" respectivamente.
Tras la reválida de Sexto, había un curso llamado Preuniversitario ("Preu"), también con las dos ramas, y cuyo examen se realizaba en la Universidad, que al principio era muy lógico como curso preparatorio para la Universidad, con estudios muy extensos sobre temas muy acotados; por ejemplo, un año se estudió en literatura el Quijote y otro, en Física, Mecánica del automóvil. Fracasó precisamente por sus ambiciones: muchos profesores de bachillerato no estaban preparados para exponer, durante todo un curso, extensamente un tema que cambiaba todos los años, y cambió para convertirse en un curso como los demás del Bachillerato.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario