martes, 10 de enero de 2017

EL CLUB BALONCESTO SAN ISDRO Y EL BALONCESTO OROTAVENSE, BODAS DE ORO (1967 – 2017)



Fotografía correspondiente a los componentes fundadores – promotores y primera directiva del CB. AA.AA. Salesianos (actual CB San Isidro) en las escalinatas de la portada principal del colegio de San Isidro de la Villa de La Orotava, septiembre del año 1967.
De pie de izquierda a derecha: Antonio Santo Cruz (primer presidente), Cándido León Cabrera, Pedro  conocido por “El Chatarra” y Sixto Trujillo García (actual presidente del Club).
Agachados de izquierda a derecha: José Luis García, Paco Polo Regalado (fallecido), Antonio Expósito Mesa y Tomás Luis Expósito conocido por “El Cojo”.

Me piden que escriba de una época insigne, Me piden que hable del C.B. San Isidro. Yo confieso que nunca he sido muy adepto al Baloncesto,  porque creo que en un deporte que mueve tanto dinero y asegura tantos manejos, es difícil construir los idealismo que conforman el verbo patriótico. Pero no niego que para mí el recuerdo del Baloncesto de mi villa, aquel equipo de mi adolescencia arrebata a pares títulos, bien alineado, una especie de empresa bien engrasada que había nacido para batir al C.B. Káiser, ganarle al C.B. Canarias y disputarle la capitalidad baloncestística a Santa Cruz de Tenerife, es un recuerdo imborrable que me trae, sobre todo, ruidos  y alegrías, de aquellos magistrales tiros a canasta de Javier Arbelo, las garras de Vicente Vivas a por los rebotes o el agua bendita que suministraba el admirado "Jalisco", de manera sabia pero profusa, que casi no cuelga al árbitro  "Quintana" de los centenarios y  majestuosos "Laureles de India" que ensombrecen los jardines de Franchi Alfaro.
Es también recuerdo del éxito, es también sabor de las tertulias en la cafetería  "El Suizo", ahí se decidía qué ritmo debía seguir cada equipo, qué fortuna le aguardaba a tal jugador o qué vicios inconfesables, - la afición de La Orotava solía ser intolerable en su moral,-  padecía tal entrenador. La vida C.B. San Isidro, es parte de la Historia del deporte de La Villa Norteña. El C.B. San Isidro  se creó como consecuencia de la extraordinaria cantera del deporte de la canasta que siempre ha existido en la Noble y Leal Villa de La Orotava. En el verano del año 1967, un grupo de aficionados antiguos alumnos del colegio de los Salesianos,  amantes del basket, encabezado por Don Antonio Santos Cruz decidieron tomárselo cautelosamente, y adiestrar una peña, para la práctica del Baloncesto. La empresa no fue abordable, el tema económico y sustancial era exiguo, pero los padres Salesianos conscientes de la dificultad que sus ex-discípulos se proponían, concedieron todas clases de facilidades. Don Antonio Granados (fallecido), por entonces Director del Colegio, le ofreció unos locales para acampar la sede, y además utilizar sus canchas.  Pero como se encontraban  en albañilería, se empezó a jugar en la Cancha de La Plaza de Franchi Alfaro auténtico vivero de jugadores. Sixto García su primer secretario ayudado por el entusiasta Francisco Polo Regalado (fallecido), - una exclusiva remembranza para Paquito, que está entrenando a su equipo en la perpetuidad -, se encargaron de formar los equipos Sénior y juveniles, a competir en su primera temporada baloncestística 67-68. Se propusieron  hacer una campaña consistente en localizar jóvenes que desearan  practicar el baloncesto. Los recursos económicos eran ignorantes, sobrevivían del sufragio  de la federación tinerfeña de Baloncesto. Lo primero que hacen es, asumir equipajes para los jugadores, acomodar las fichas federativas, Y evidentemente generar dos equipos Juveniles y uno Sénior. El Club empezó denominándose  AA.AA. Salesianos, con el apoyo de varias casas comerciales, hasta la temporada 1974-75, en la que la directiva presidida entonces por Don Carlos Rodríguez, retira al equipo  Sénior  de las competiciones oficiales por encontrase el club en pésimas condiciones económicas, quedándose con el Junior y los Juveniles. En la temporada siguiente aprovechando la plaza que dejaba libre el C.B. Puerto Cruz por abandonar la categoría, se hace con el puesto el Club Orotavense para integrar a los Junior que pasaban de edad, retornando los veteranos que habían participado en  la temporada anterior con el C.B. Puerto Cruz y C.B. San Agustín de Los Realejos. A partir de entonces se le cambia el distintivo al club, motivada por haberse dado de baja en la categoría Sénior, pasando a denominarse C.B. San Isidro, que para utilizar las instalaciones del Colegio de Los Salesianos se le exigía un apelativo relacionado con dicho centro. El club siguió en línea ascendente, teniendo su mejor temporada, referente a la fase de ascenso que se celebró en Granada, consiguiendo una media de 100 puntos por partidos.
Cumpliendo ya muchos años de dilatada historia; haciendo logros de ilusión; trabajando plenamente para la juventud; labor desinteresada de unos pocos para beneficio de todos; superando crisis de todo tipo.
Desde el mes de septiembre del año 1967 viene funcionando este club. En sus comienzos, bajo el nombre de Antiguos Alumnos Salesianos. Sucesivamente, y según el esponsor comercial, fue adoptado otros nombres (Salesianos Mayaba, Salesianos Molfort, etc...).
Al principio de los años setenta como hemos indicado el Club no dispone de equipo Sénior y surge una solución que supondrá el cambio obligado de denominación: el Club de Baloncesto Puerto de la Cruz cede sus derechos de categoría Sénior al club Baloncesto Salesianos. A partir de ese momento llevará el nombre de Club de Baloncesto San Isidro.
Bajo este nombre, contará con una serie de mecenas (Antonio Santos, Cayetano Mejía, etc....) y empresas (Horma, Essilor, Martínez Nº 1, etc...) que colaborarán en su consolación tanto deportiva como económica.
¿Las instalaciones? En sus comienzos, la plaza de Franchi Alfaro de La Orotava, mas tarde y tras su realización, el polideportivo del Colegio Salesiano, que con el consentimiento y colaboración de la Comunidad de Padres Salesianos y la APA, sigue siendo hasta hoy el lugar de entrenamiento y competición de todos los equipos de base. El conjunto Sénior viene utilizando desde hace unos años la cancha de deportes Quiquirá de esta Villa.
 El san Isidro ha significado siempre un ejemplo siempre de prestigio y solera dentro del Baloncesto canario, independientemente de la categoría en la que se haya jugado. A nivel nacional ha tenido muy buenas relaciones con grandes clubes y fruto de ello fueron las innumerables figuras de relieves (Brabender, Rullán, Walter Serbiak, Edy Phillips, Harper, Carmelo "Mago" Cabrera, etc...) que pasaron por el colegio para disputar aquellos partidos amistosos que todos presenciamos en el poli el día 24 de mayo de cada año, cuando concluía la procesión de la Virgen María Auxiliadora, tradición esta que tuvimos que suprimir ya que los jugadores profesionales cada día son mas exigentes en las canchas donde jugar y no aceptan el cemento, elección del Mejor Deportista Orotavense, acto éste que en la actualidad organiza nuestro ayuntamiento, etc. Después de reiterados intentos, el equipo Senior (Humberto Negrín, Fran Villar, Miguel Pérez, José A. Vigara,...) consigue, en la temporada 91/92, el anhelado ascenso a la 1º División  B. Del baloncesto español. El equipo se refuerza para la campaña 92/93 y llega el espectáculo a nuestro pueblo: Agee Ward, Chicho para los amigos, jugador norteamericano, hace las delicias de grandes y pequeños.
 Fue un año inolvidable, con sus mas y sus menos, que necesito el apoyo y empeño de muchos para poder sacarlo adelante. Pero también fue un año que vació los bolsillos del Club. La Plaza que el equipo conservó en la 1º B fue cedida al C.B. Tenerife, anecdóticamente por 1 peseta y seguimos en primera división autonómica. Muchos han sido los jugadores y entrenadores que se han formado en nuestro Club. Algunos han saltado a la fama, otros han quedado en el recuerdo.
También hay hombres de la casa, como todos conocemos, que siguen con su labor encomiable en pro del baloncesto y qué decir de los hinchas predilectos de nuestras canchas: el amigo Paco Polo, Don Vicente Vivas, Jalisco, Rafael. Un recuerdo muy especial para nuestro jugador Dani. Todos ellos son personas que llevarán por siempre el espíritu de nuestro Club en los corazones.
Por supuesto, se quedan nombres en el tintero, pero, no por ello se olvidan. Casi todos habremos tenido que ver alguna vez, en mayor medida, con este Club que ha sido siempre y será casa de todos.
En la 99/00 se consigue el ascenso a la Liga EBA donde hasta la fecha se ha ido mejorando temporada tras temporada en esta liga instaurándonos como equipo "típico en esta competición".
 En los últimos años hemos ampliado notablemente nuestras instalaciones y servicios, principalmente con la construcción de un gimnasio anexo a la cancha de baloncesto, colocación de marcadores, arreglo de la pista de juego, etc.
 No queremos terminar sin mencionar nuestro torneo de baloncesto cadete. Lo que empezó siendo un acto conmemorativo de la llegada de los Salesianos a La Orotava a celebrar por una sola vez se ha convertido en uno de los torneos más importantes de la nación en su categoría, visitándonos anualmente por el mes de Septiembre los mejores equipos filiales de la ACB y siendo nuestro torneo punto de partida para jugadores como Roberto Guerra, Sergio Rodríguez, Rudí Fernández, etc.
 Gracias a todos los que han colaborado en cualquier faceta y que juntos han logrado que nuestro Club sea un referente a nivel no solo provincial sino nacional.
Mi amiga de la Villa de La Orotava LOLY GARCÍA GONZÁLEZ remitió entonces estas notas: “…Qué bien aunque no fueras aficionado!! Caras conocidas al que veo al guapetón de Antonio Expósito, persona tremendamente conocida y querida por los villeros!!
Los jugadores que algunos ficharon en el náutico ( pensé que en este tiempo ya estaba de La Rosa) y en un pueblo tan pequeño era un lujo!!.
La plaza de Franchi Alfaro era suficiente para tal evento (hoy gozamos de unas instalaciones increíbles) 
Tengo la suerte de participar bastante ya que mis hijos han estado involucrados en este deporte y me tocó en su día trasladarlos de un pueblo a otro y disfrutar de los partidos. Aún sigue como entrenador mi hijo David. Un saludo y buen domingo!!...”
El amigo de la infancia de la Villa de La Orotava, Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de la Laguna, Aparejador jubilado; EVARISTO FUENTES MELIÁN “ESPECTADOR”, remitió entonces estas notas: “…Baloncesto en La Orotava 1971: Primera semana de  agosto año 1971. José Luis Fuentes, Pepe “El Chiquito”,  se va al CB  Mataró, de la División de Honor,  llamado por Soler, el base de Barcelona. 17 agosto 1971. Pepe regresa de Barcelona. No cuajó en baloncesto en el CB Mataró...”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario