lunes, 16 de enero de 2017

EL PRIMER COLEGIO PÚBLICO DE LA VILLA DE LA OROTAVA



Foto correspondiente a una unidad graduada publica en lo bajo del Excelentísimo Ayuntamiento de La Villa de La Orotava, cuyo docente y encargado de la misma es el recordado don Eulogio Borges Coello.
Panorámica expuesta por el Grupo Cultural La Escalera año 2009, en la actual calle de Teobaldo Power (antigua de don Lorenzo Machado Méndez  y Benítez de Lugo).

Con el plan de Instrucción Publica decretado en España el 4 de Agosto del año 1836, del que es autor el Duque de Rivas, Ángel de Saavedra, solo está vigente 11 días, (hasta el 13 del mismo mes), pero a entrar en vigor la Constitución Gaditana(La Pepa), en la que los progresistas españoles reciben el encargo de formar Gobierno, el citado Plan de estudio es tratado en ella, para plantear la enseñanza gratuita en España, y sobre todo poner en marcha un Proyecto en el que se clasifica la enseñanza primaria en pública y privada, elemental y superior. Y el establecimiento de una escuela primaria elemental en todos los pueblos que lleguen a cien vecinos.
Sin embargo aquí nos disponemos a acontecer una elaboración de la enseñanza pública en La Orotava, evidentemente de una gran afluencia atrayente para la genealogía de la Villa. Tratarse de un núcleo de enseñanza, que ya es abolengo en la noble ciudad norteña, a explanar el nacimiento del primero colegio de instrucción pública, en el que se educaron la mayoría de los orotavenses y que en la actualidad sigue existiendo como tal, concretamente en el corazón del mismo casco histórico, Escuela que se conoce por el distintivo; Colegio Público "Nuestra Señora de La Concepción", en añejo se conocía por Escuelas Públicas del "Ayuntamiento", ya que residían en lo bajo del Edificio Consistorial.
La Orotava contaba en el año 1910 con unos mil habitantes, ni siquiera se planteó la posibilidad de establecer un Centro de instrucción pública el “lugar”. Bien es cierto que las escuelas de primeras letras no eran una exigencia extensible, en la época, a todos los “lugares” y los rudimentos de lectura, escritura y doctrina cristiana, contenidos instructivos de tales centros, eran impartidos por los padres o maestro particulares (casi siempre clérigos arrepentidos) en el caso de familias pudientes económicamente; en el resto de las capas de población no existía la menor preocupación por aprender algo que sirve para muy poco y que resta tiempo a los niños para dedicarse a las faenas agrícolas o domesticas.
El primer paso que se da en pro de la creación de la escuela graduada de La Concepción se remonta a 1910, aunque existía desde finales de la pasada centuria como escuela unitaria en el ex convento de Santo Domingo. En una reunión del inspector de primera enseñanza con los miembros de la Junta Local, celebrada el 28 de Octubre del citado año, se pide la graduación de la escuela de niños de La Concepción, situada entonces en la Plaza de Alfonso XIII (hoy General Franco - Ayuntamiento), ya que se cuenta con local de excelentes condiciones y sólo había que aumentar el material a fin de atender a los ciento cincuenta alumnos que acogería la nueva escuela graduada, tras unas ligeras reformas en el local. Justa era la petición, pero lento el proceso que habría de llevarla a feliz término. Dos años después se trata el tema por la Corporación Municipal y se acuerda solicitar del Ministerio de Instrucción pública el establecimiento de la Graduada ante el elevado número de niños, en edad escolar, que no pueden ser admitidos por falta de escuelas. En apoyo de la petición se envía resumen estadístico del distrito de La Concepción y de San Juan: niños - varones en edad escolar, 409; matriculados en dos escuelas públicas, 178; asistencia media 105. Esta solicitud del Ayuntamiento es devuelta cinco meses después, por cuanto un Real Decreto, de 25 de febrero de 1.911, disponía que no se concediera la creación de nuevas graduadas mientras los Ayuntamientos no acordaran sufragar todos los gastos generados con la nueva creación. No debe extrañarnos el acuerdo de la Corporación local, unos días después de la devolución de la solicitud: la angustiosa situación económica del municipio no le permite atender los gastos de la creación de la Graduada.
En 1913 al abrirse la posibilidad de crear escuelas graduadas, por existir partidas en los presupuestos generales del Estado para este fin. El Ayuntamiento acogerse a esta nueva posibilidad y envía la correspondiente solicitud ese mismo año 1913, solicitud que es desestimada; reitera la petición en 1.915 y nuevo rechazo del Ministerio.
En el año 1.920 se envía nueva solicitud al Ministerio, acompañada de extensa Memoria sobre el local en que se ubicará la nueva escuela graduada. Se dice en tal Memoria que el edificio es propiedad del Ayuntamiento, emplazado en el sitio más céntrico de la población, lejos de lugares infectos, fabricas o talleres, tabernas o cárceles; la ventilación es perfecta y recibe de lleno la luz y el sol; la fachada tiene ante sí una hermosa plaza plantada de Palmeras y cuadros de césped. Las salas de clases serán tres, situadas en la planta baja del edificio, con pavimentos de madera, paredes blanqueadas y pulimentadas, de dimensiones: 13 x 6, en el caso de dos salones que podrían albergar cincuenta niños cada uno; y 9 x 6, una tercera sala, destinada al tercer grado, menos numeroso. Existe un espacioso claustro vestíbulo, un patio abierto, dos retretes con inodoro y una fuente con grifo. La Corporación ofrecía, dividir el salón escuela de niños de la planta baja del Ayuntamiento en tres sala más pequeñas. Contribuyendo con ello a mejorar la enseñanza al haber tres unidades escolares con sus maestros titulares y no un maestro con un auxiliar como hasta entonces, la solución del problema escolar del casco de La Orotava no venía por esa vía sino por crear una escuela graduada en La Concepción y otra en San Juan, para niños, y también una graduada de niñas por cada distrito del casco. El 21 de Abril de 1.923, por fin, se concede la creación de la Graduada de niños de la Concepción de La Orotava, según oficio de la Dirección General de Enseñanza Primaria. En el oficio se expone: que visto el expediente incoado por el Ayuntamiento y resultando que se ha cumplido lo preceptuado por las leyes, su Majestad el Rey ha dispuesto que se cree una escuela graduada de niños, con tres secciones en el distrito de la Concepción de La Orotava y que las dos plazas de maestros que habrán de crearse tengan cada una la dotación de dos mil pesetas anuales; siendo todos los gastos de personal y material a cargo de los presupuestos del Ministerio. La tan deseada creación se hace definitiva cuando, en el mismo recinto escolar, el día 30 de Junio de 1.923, se reúnen, bajo la presidencia de Sr. Alcalde Don Agustín Hernández y Hernández, Don Miguel Fernández de la Cruz(vocal médico), Don Nicolás Álvarez Casanova(perito en obra), Don José María Villegas(inspector de primera enseñanza y Don José Siverio, secretario del Ayuntamiento y se extiende el documento en el que se hace constar que la escuela se establece en la planta baja del Ayuntamiento, que el Ayuntamiento dispone de casas para los maestros, que el local reúne buenas condiciones higiénicas etc.. La inauguración real del nuevo centro, ya con niños y maestros, tuvo lugar el día 13 de marzo de 1.924 a las tres de la tarde. Con ciertos aires de festival político - educativo. Eran los tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera y el gobierno había fomentado la creación de escuelas graduadas. La nueva ola de preocupación por la instrucción pública que se produce en todo el territorio del Estado Español, estimulado por las corrientes políticas - liberales republicanas. En el municipio de La Orotava se vivió esa corriente, centrada, sobre todo, en el tema capital de la enseñanza primaria y, dentro de ésta, en el asunto de creación de escuelas y construcciones escolares. Debido a tal acontecimiento, el 11 de Septiembre de 1.931 se procede a la creación de la graduada de niñas de La Concepción, como escuela unitaria existía desde finales de la pasada centuria. Se lleva a cabo la creación con las formalidades de rigor: reunidos en el propio local; el Alcalde (Don Manuel González Pérez), la inspectora de primera enseñanza (Dª. Villavicencio), el subdelegado de medicina (Don Miguel Rodríguez), etc., el secretario del Ayuntamiento (Don José Siverio) levanta acta de la reunión por la que se eleva a definitiva dicha creación y se hace constar que la graduada queda formada por tres secciones de niñas, se instala en el nº 8 de la calle de La Hoya (Hoy Hermano Apolinar), que el edificio reúne condiciones, etc. 
Muy poco tiempo estuvo la graduada en el local antes citado. Las rencillas de política local favorecieron que se trasladarse a la planta baja del Ayuntamiento, ángulo N-O: el local de la Hoya se había alquilado por 900 pesetas anuales y suscrito el contrato por el Alcalde monárquico Sr. Casanova Machado; a su sucesor, el republicano Sr. González Pérez, le pareció demasiado caro y fue visto como un compadrazgo que no estaba dispuesto a cumplir, pese a las advertencias del secretario del Ayuntamiento para que lo hiciera.
El Colegio Público de La Concepción, para niño se implantó en la Orotava en el año 1.839, en el convento de Santo Domingo. La nocturna se inaugura en el mismo convento y con el mismo profesorado en el año 1.865. La de niñas en San Juan, se implanta en el año 1.872, por Dª. Mª. Govea Ramos, y la nocturna en el 1.884, instalada esta ultima en la Alhóndiga. La de la Perdoma se inaugura en el año 1.880, por Don Vicente Afonso y Don Pascual García. En Marzo de 1.932, la graduada se trasladó al edificio del Ayuntamiento. Por fin estos locales se aprovecharon como escuelas; para eso habían sido construidos en 1.895.
En 1.935 se crea una escuela de párvulo adscrita como nueva unidad a la graduada de la Concepción de niñas y en el mismo edificio. En el año 1.940, la graduada de La Concepción tiene 547 alumnos matriculados, 293 son niños y 254 niñas. En el año 1.959, se empieza a construir el nuevo edificio en la calle de La Paloma(hoy Magistrado Barreda), que se termina en el 1.960, constaba de ocho unidades y ocho viviendas para los maestros, esta etapa cierra un ciclo de construcción de escuelas públicas, que se inició en el 1.940 (posguerra), de total abandono en la Villa, y se abre otro ciclo mucho más esperanzador, con una mayor atención a la instrucción primaria pública, que se traduce en una escolarización casi total de los niños del municipio en los años ochenta. Los maestros del Colegio Público de La Concepción desde 1.900 a 1.960. Dª. Carolina Afonso Villavicencio, maestra de la escuela de niñas de La Concepción al iniciarse el siglo XX, titular de la misma durante cuarenta y siete años, fue nombrada maestra, en 1.853, al crearse la escuela, estando al frente de la misma hasta Mayo de 1.905 en que fallece. Tras la muerte de Dª. Carolina La escuela de niñas de La Concepción pasa a regentar Dª. Francisca Pérez Ríos que llevaba 20 años de servicios en la escuela de San Juan y que se jubiló en Julio de 1.914. Al quedar vacante la escuela es asignada a Dª. Mª Remedios Melián Santana que llevaba unos treinta años de docencia, y continúa en La Concepción hasta 1.922. Los últimos años de esta escuela, como unitaria, estuvo regentada por distintas maestras, entre las que destaca Dª. Dolores Febles Fariña, que ejercería durante varios años como directora de la nueva graduada de La Concepción. Don Rogelio Delgado Mesa, fue maestro en La Dehesa Baja y posteriormente director de la graduada de niños en La Concepción. Don José Delgado Marrero, maestro de la Concepción desde 1.920. Don Vicente Afonso, que fue titular de la escuela de La Perdoma, pero también ejercía en la nocturna de La Concepción. En el comienzo del curso escolar, en Septiembre de 1.960, los maestros titulares de La Graduada de niños de la Concepción eran: Don Eulogio Borges Coello, Don Alfonso Ramos Rodríguez, Don Luís González Ochoa, Don Mateo Pemán Conde. De la Graduada de niñas: Dª. Eleuteria Chamorro Aguilar, Dª. Concepción González Santana, Dª. Guadalupe González García, Y Dª. María Dolores Rodríguez Rojas.
Posteriormente, se fueron incorporando nuevos maestros, a pasar la escuela de Graduada a Colegio Público de acuerdo con las reformas de las enseñanzas del fin de la década de los setenta. He aquí el relato de una importante historia de la enseñanza en la Villa, que tuvo su origen en la creación de la primera escuela graduada pública, que tanto logro cosechó, incluso en la época difícil de la posguerra española. Siendo este Colegio el brío de la construcción de los numerosos colegios públicos que actualmente existen en La Orotava.
El amigo de la Villa de La Orotava desde la infancia; ISIDRO FUENTES MELIÁN, remitió entonces estas notas: “…La primera escuela pública en La Orotava se creó, de hecho, en 1839, con el nombre de "La Concepción". –Don Cayetano Fuentes Acosta, hermano de mi bisabuelo, fue su primer maestro desde 1839 a 1856.
En 1844 Don Cayetano fue nombrado en Santa Cruz de Tenerife. "Maestro de instrucción Primaria" y se le ofreció la oportunidad de trabajar allí con "un buen salario"....Llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de La Orotava (un canon especial) y se quedó aquí, en La Orotava, viviendo, seguramente, como un "maestro de escuela"...
Don Cayetano fue el primer maestro de la escuela pública.…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL



No hay comentarios:

Publicar un comentario