martes, 10 de enero de 2017

EN LA DESPEDIDA DEL COMPAÑERO “RINGO”



El domingo 18 de octubre del año 2015, el compañero de nuestra promoción del bachiller superior y revalidas (1967 - 1968) del colegio de San Isidro de La Villa de La Orotava;  Juan Jesús de Francisco, que conocíamos por RINGO, después de una cruel enfermedad nos dijo adiós definitivamente.
Ringo nos inspiraba a todos para ser mejores, para unir fuerza, para fortalecer el compañerismo. Era su propia característica; la humildad, la esperanza y la alegría.
Se nos fue cuando celebramos la 47 edición de nuestra graduación del bachillerato. Estoy seguro que desde arriba, desde donde esté, celebrará la 48 e incluso las cincuenta (Bodas de Oro), Nosotros los que aun estamos la celebramos aquí con el corazón de él en el recuerdo y en la memoria. Porque se le merece, su personalidad fue de un muchacho bueno de verdad, lo siguió siendo y lo seguirá siendo.
Esta panorámica tomada en la despedida del amigo Ringo, de la cámara del compañero Fernando Oliva. Vemos la tristeza y la alegría de estos compañeros de la mencionada promoción, el día que Ringo nos dijo adiós.
De izquierda a derecha; Efrén Torres, Pedro Padrón, Ángel Benítez, Santiago Corominas y Damián Trujillo.
Mi compañero de pupitre, en el Colegio de San Isidro de la Villa de La Orotava, promoción bachiller superior (1967 – 1968), alumno entonces interno; ÁNGEL BENÍTEZ PÉREZ, remitió entonces estas notas: “…La foto es el destello de un momento, como muchos momentos, donde los protagonistas cambian, en ocasiones por los años, no somos más jóvenes pero sí que podemos sentir y disponer de un espíritu alegre, más complaciente, relajante y distraído. Y por qué no. todo tiene su tiempo en el tiempo, ayer y hoy es un camino recorrido, por donde desde entonces hemos viajado, con los alicientes y estímulos de cada etapa, y donde ahora, porque es lo que toca, ser abuelos, como en el caso de Pedro Padrón y familia, que estrena este maravilloso título, que ya otros disfrutan tiempo ha, otros no, como es mi caso, pero como decía, andar entre la fragancia del camino que nos hace más lentos y a la vez más observadores, más entretenidos, pero vitales como siempre, lo que es de agradecer al gran dueño de esta maravillosa obra, la vida y su todo, en un clima de amistad, unidad y el gran compañerismo que desde hace tanto, como dice Bruno, mantenemos y ahora hemos reforzado, con la pérdida de Ringo, porque la imagen es la que es y tienen que seguir en el deambular, presentes y ausentes, en el sentimiento solidario del afecto, y donde las fisuras, como en todas las fisuras, medios hay para solventarlas y erradicarlas. Que no caigamos en la tentación de mirarnos al ombligo, y me refiero a la amistad, cuando tanto paisaje y belleza tenemos en nuestro horizonte, y que está precisamente en levantar la cabeza, contemplar, emocionarnos y valorar lo que poseemos en tiempo presente. Gracias Bruno, por permitirnos comentar en tu blog. Un abrazo…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario