sábado, 14 de enero de 2017

HERMANO APOLINAR (DON PEDRO MALRAISON) PRIMER DIRECTOR COLEGIO SAN ISIDRO DE LA VILLA DE LA OROTAVA (1919-1923 Y 1935-1937)



Fue el primer Director del Colegio San Isidro de la Villa de La Orotava, en la entonces denominada calle de La Hoya, que hoy lleva su nombre. Al abrirse el segundo Colegio, que relatamos, continúa en éste como Director, siendo por tanto el primero de los que desempeñaron este cargo. Había nacido en Francia, en Bizingen, provincia de Lorena, el día 8 de junio de 1869, e ingresa en el Instituto de la Salle en junio de 1886. Entra por vez primera en
Territorio español el día 22 de di­ciembre de 1908, para ser des­tinado, como hemos dicho, al pri­mer Colegio San Isidro de La Oro­tava. Hombre de fuerte personali­dad, su presencia se imponía por sí sola, no obstante lo cual destacaba por su gran humanidad. Dominaba cuatro lenguas e impartía la clase de ciencias, tales como matemáticas, física y química. Sus conoci­mientos en las ciencias, le impulsaron a crear un laboratorio de física y quí­mica en el primer Colegio de San Isidro, para lo cual en 1911 se diri­gió al Ayuntamiento de La Orota­va, en busca de subvenciones con la finalidad de que dicho laborato­rio, además de la docencia, presta­ra un servicio de utilidad pública, cual es el de analizar en el mencio­nado laboratorio toda clase de pro­ductos agrícolas y de comercio. Sus conocimientos de botánica y agricultura, le llevaron a participar en la organización del Jardín Botánico de La Orotava y en la administración FAST. Dados sus conocimientos científicos llegó a dirigir, como gerente, la Unión Eléctrica de La Orotava.
Durante el primer mandato del Hermano. Apolinar se produce un luctuoso, que vincula aún más la Congregación a La Orotava, pues los Hnos. de la Salle destinados en el Colegio San Isidro, concretamente el hermano Aribert (Paúl Félix Lardenois), falleció en esta Villa en el año 1921, a la edad de 52 años de edad, quedando para siempre su personal ligada a la juventud de nuestro pueblo, a la cual contribuyó cristianamente.
El Hermano Apolinar dirigió el Colegio hasta agosto de 1923, trasladado por la Congregación a otro Colegio en Almería.
En síntesis, el inolvidable don Pedro Malraison conocido por el Hermano Apolinar. Nació en Francia, en Bizingen, provincia de Lorena, el día 8 de Junio de 1869, e ingresa en el Instituto de la Salle en Junio de 1886. Entra por vez primera en territorio español el día 22 de diciembre de 1908, para ser destinado, al primer Colegio San Isidro de La Orotava de Tenerife.
Llegó a La Villa, al establecerse en ella la Congregación de los Hermanos de San Juan Bautista de la Salle, Instituto religioso dedicado a la docencia, al que pertenecía, en el año 1909. Fue fundador y primer director del Colegio de San Isidro, que se inauguró el domingo 17 de enero del  año 1909. Se preocupó por dotar al centro que dirigía de un local adecuado, lo que consiguió gracias a la generosidad y espléndido legado del patricio villero Don Nicandro González Borges. Destacó por su sabiduría, amor a la naturaleza y conocimiento de las ciencias.
Dominaba aparte del francés y el español, los idiomas alemanes e inglesas. Impartía la clase de ciencias, tales como matemáticas, física y química. Su conocimiento en la Ciencias le impulsaron a crear un laboratorio de física y química en el primer colegio de San Isidro, para lo cual en 1911 se dirigió al Ayuntamiento de La Orotava, en busca de subvenciones con la finalidad de que dicho laboratorio, además de la docencia, prestara un servicio de utilidad pública, cual es el de analizar en el mencionado laboratorio toda clase de productos agrícolas y de comercio.  Impulsó la cultura entre los orotavenses en cuanto estuvo a su alcance, pues siempre sintió por la Villa, y por el Valle, sincero afecto y admiración. Además de contribuir al desarrollo de la agricultura, colaboró notablemente a la reorganización del Jardín de Aclimatación de La Orotava (Jardín Botánico), y la administración – gerencia de la FAST (Sindicato Agrícola Norte de Tenerife). Se dice que introdujo en la isla el empleo de estanques circulares para el riego. Fue también el primer director de la Unión Eléctrica de La Orotava. El Hermano Apolinar había forjado un gran número de amistades y simpatías en los 15 años que llevaba en La Orotava, 11 años en el primer Colegio San Isidro en la Calle La Hoya, y 4 años en el actual en la plaza Franchi Alfaro. Pero volvería en el mes de septiembre de 1925, concretamente en breve plazo, aunque no como Director, para impartir clases de agricultura en el Colegio villero, dado sus conocimientos de botánicas.
Trasladado a Santa Cruz de Tenerife dirigió allí el colegio San Idelfonso, de   1930 a 1933. Falleció en Argelia, dejando profunda gratitud y un recuerdo imperecedero entre cuantos lo conocieron.
El amigo de la Villa de La Orotava, Aparejador jubilado, licenciado en Ciencias de La Información por la Universidad de La Laguna; EVARISTO FUENTES MELIÁN, “ESPECTADOR”, remitió entonces estas notas: “…  MARZO 1950. Miércoles Día 1. Reverendo Hermano Apolinar, de las Escuelas Cristianas. Falleció en Argel el mes de enero último, a los 81 años. Fue director del colegio de San Isidro de La Orotava. Al poco tiempo (1951 ó 1952) se le puso a la calle de La Hoya su nombre. …”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario