miércoles, 18 de enero de 2017

LA HERMANDAD DE LA BURRITA OROTAVENSE, EN EL TIEMPO



En el curso 1964 – 1965 el salesiano don Diego Yergo López, entonces ocupaba el cargo de catequista del Colegio de San Isidro de La Villa de La Orotava, alternándolo con el de profesor de matemáticas.
Decidió formar La hermandad de la borriquita para mejorar la procesión del Señor de la Burrita del Domingo de Ramos de la Semana Mayor de la Orotava que partía desde el Colegio de San Isidro, con los alumnos de todas las edades y niveles de dicho centro docente.
Recuerdo que una modista orotavense le hizo el croquis, como cortar las telas para coserlas y confeccionar las túnicas de hebreros, que solo llevaban dos colores el encarnado y el blanco, por lo que adquiriendo cada alumno tantos metros cuadrados de ambas telas confeccionaban su túnica.
Remembranza que utilizó a nuestro compañero de pupitre y de promoción del bachillerato Julio Rodríguez Carrillo (actual arquitecto municipal del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz), como estándar para realizar la foto y enviársela a los familiares de los alumnos.
Entre croquis y modelo en fotografía, se realizó en la imprenta ya desaparecida de la calle Salazar “San Jorge”.
El amigo de los juegos infantiles de la calle El Calvario Carmelo Santos Villar, remitió entonces esta extraordinaria fotografía, correspondiente a la inauguración y la presencia por primera vez  de la hermandad de la Burrita el domingo de Ramos del año 1965, en la que él camina por la derecha con un báculo (entonces miembro del oratorio festivo) y el compañero de pupitre y de promoción del bachillerato en el mencionado colegio Juan Ramos Amaro lleva la bandera correspondiente a la compañía de “San Luis”. El muchacho que lleva el báculo de la izquierda entonces era camarero de los comedores de los alumnos internos.
La panorámica está tomada por la calle Verde (Nicandro González Borges), a la salida de la procesión desde el Colegio de San Isidro, que en aquel tiempo hacía su presencia en las calles de la villa a las 16 horas del citado día festivo, entre la procesión del Predicador y la del Señor del Huerto. Todos los componentes de la hermandad llevan un palmo o palmito en sus manos.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario