lunes, 16 de enero de 2017

LA VIRGEN DE LA ESPERANZA DE LA GUANCHA



Los 18 de Enero los guancheros celebran función en su honor. Promesa que le hizo su pueblo a consecuencia del cese de un fuerte temporal acaecido hace mucho tiempo atrás. Desde entonces se celebra de una forma especial en el municipio norteño de la Guancha siendo fiesta local. 
En su camerino hay una inscripción que reza: "…Soy Madre de la Esperanza quien se valiera de mí lo logrará con tranquilidad y bonanza…".
Imagen que en 1843 presentaba deficiencias tanto en su rostro como en sus manos, por faltarle algunos dedos, incluso el Niño también mostraba deterioros, lo que motivó que el párroco Victorino Perdigón y Abreu, natural de La Orotava, que había tomado posesión de su cargo el 6 de junio del mismo año, y, al parecer, hombre preocupado por dejar constancia de todo cuanto se adquiría y se hacía en el recinto eclesiástico, la envió a dicha villa para su restauración llevada a cabo por Fernando Estévez, discípulo de José Luján Pérez.
La población de La Guancha realizó una suscripción con la que se le dio mayor tamaño a la efigie, al mismo tiempo que se le incrustaron ojos de cristal.
Esta composición añade un nuevo eslabón para completar el estudio de la obra escultórica de Estévez si tenemos en cuenta que establece su propio taller en La Orotava, de donde era natural, en 1808, en el que acogía los en cargos que le encomendaban desde los distintos puntos del norte tinerfeño, porque a consecuencia de la erupción del volcán en los primeros años del siglo XVIII (1706), Garachico quedó destruido económicamente perdiéndose de esta manera la rivalidad que ofrecían sus talleres. Ana Mª Díaz Pérez.
El 18 de Enero de 2000 la venerada imagen de La Esperanza fue sacada en procesión en las Andas de metal nuevamente plateadas por la empresa Krijer de La Laguna. Estas andas datan del año 1955. Fueron realizadas en La Laguna por César F. Molina.
Don Segundo Cantero Vivas, párroco que fue desde 1948 a 1957, tuvo el gran acierto de dejarnos en un legajo aparte lo referente a la hechura y adquisición de LAS ANDAS DE METAL PLATEADO.
Encontramos en primer lugar una emotiva carta de 1953 dirigida a los feligreses residentes en Venezuela de la que entresacamos lo siguiente: "Bien conocerá Ud. cómo las andas en las que portamos nuestra Imagen Bendita para pasearla por nuestras calles y bendiga. Nuestros hogares son las más pobres entre todas las que Ud., mismo habrá observado en las restantes parroquias o pueblos convecinos, y cómo inclusive por ser de madera y tan antigua se hallan en un estado deprimente y que en justicia nos pide su renovación o mejor su sustitución. Nuestro deseo en verdad, como lo es el suyo, es el poder adquirir unas andas nuevas que sean nuestro orgullo, es decir, dignas de nuestro sentir piadoso hacia Ella, nuestra Virgen...; por ello personificando como párroco vuestro sentir común le ruego nos ayude no solamente con su aportación económica sino que también se haga Ud. mismo apóstol de esta empresa entre sus mismas amistades... Para este objeto, de común acuerdo con sus mismos familiares hemos comisionado a Don Antonio González Rodríguez para que a su vez nos remita los donativos recibidos el cual por hoy reside en la ciudad de Caracas- San Agustín del Norte, Bar Sucre, y que adjunto nos enviará la lista de todos los donantes tanto de esta feligresía como extraños".

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario