domingo, 26 de febrero de 2017

CB. HÉRCULES DE ICOD DE LOS VINOS, UN MITO EN LA ELITE DEL BALONCESTO TINERFEÑO



El amigo y compañero en el Mundo del Baloncesto y en el Mundo Académico de Icod de los Vinos; Álvaro Fajardo Hernández, me comunicó que su equipo de su pueblo el histórico CB. Hércules, cumplió en el año 2012 sesenta años de historia (1942 – 2012).
En la foto vemos al conjunto recién creado en el año 1952, en Icod de los Vinos, que se le llamó CB. Hércules, pues tenía su cancha y aún la sigue conservando en la añeja y céntrica calle de Hércules de la Ciudad del Drago.
El CB. Hércules fue un gran equipo de solera en el baloncesto tinerfeño sobre todo en las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo XX.
Como jugador más destacado que yo conocí, fue el amigo Paco Fajardo, no quiero dejar al margen a todos los demás componentes que durante los sesenta años de historia defendieron los colores blancos desde la ciudad del Drago milenario, pero Paco para mí jugaba de maravilla en aquellos año, de hecho fichó en el CB Real Club Náutico de Tenerife cuando este equipo militaba en la división de Honor del baloncesto Español y en el CB Canarias de La Laguna.
El gran amigo, compañero en el baloncesto y en la docencia, y convecino de mi querida ciudad norteña del Drago Milenario de Icod de los Vinos ÁLVARO FAJARDO HERNÁNDEZ, remitió entonces la foto y la historia casi completada desde su fundación del CB. Hércules de Icod de Los Vinos en representación de antiguos, que no viejos, jugadores del C.B. Hércules,  por motivo de EXPLANATIO LAUDATORIO correspondiente al sesenta aniversario de la fundación del histórico club de Baloncesto del Norte de Tenerife (1952 – 2012), cuyo acto se celebró solemnemente en el laureado Casino Centro Icodense el pasado sábado 16 de junio del año 2012,  que el amigo ÁLVARO FAJARDO HERNÁNDEZ tituló “RECUERDOS DE MEMORIA”: “…“Tú eres un balón con el que juega el destino, / y Dios  que juega con ellos sin voluntad / tira  hace 1000 años a la canasta”. “Omar Kheyyan, Poeta Sufí  (S.XII).
RECUERDOS DE MEMORIA. Sr. Presidente del C.B. Hércules, Presidente del Centro Icodense, autoridades, antiguos y nuevos jugadores de tan laureado club, amigos todos. Permítanme empezar mi  intervención en este  acto con unas palabras:
A MODO DE REFLEXIÓN. Del Hércules guardo recuerdos maravillosos que ,hasta hoy, han quedado guardados en la memoria custodiando una parte importante de mi vida; Desde la infancia como espectador ,en la juventud, como jugador y en la madurez como admirador, y que han alimentado mi imaginación y  fe en las personas con las que conviví, Recuerdos de  memoria  que nutren  una cronología biográfica que han sobrevivido al mortal olvido, y que a veces se presentan como simples juegos de alegorías y símbolos impregnados de adornos imaginativos, que no imaginarios,  de un valor inmaterial importante, sobre todo ahora en un mundo de prisas y materializado ,en donde parece no haber espacio  ni tiempo para reproducir recuerdos y sueños fantásticos, que muchos consideran banales y  superfluos.
En este acto los verdaderos protagonistas serán los jugadores que, antes que nosotros, creyeron en la bondad  y grandeza del  Baloncesto que hicieron posible gracias al sexagenario HÉRCULES, al que esta  noche  hacemos PROTAGONISTA.
Es para mí un honor ser portavoz de un grupo de jugadores que han contribuido al brillante historial de este señero club ycodense, que cumple ahora 60 años, muy  difíciles y  comprometidos   resumir en unos cuantos folios. El inicio del baloncesto, junto a  la gimnasia rítmica, en Ycod  tuvo  antecedentes en los años 40, impulsado por la Sección Femenina, auspiciada por Amparito Rosa, Lala y Esperanza Guzmán que, entre otras tareas, se dedicaban a fomentar y  rescatar el folklore tradicional e instruir a las jóvenes en “tareas propias de su sexo”, además del Servicio Social que era obligatorio  para  casarse, actividades que hoy vemos como anacrónicas, pero eran las que imperaban. A partir de 1953  se organizaron torneos de baloncesto femenino con equipos de la isla,  que jugaban con un equipaje  confeccionado por ellas mismas, formado de recatada blusa con peto para diferenciarse y bombachos de Mahón azul,  acordes con la estricta conducta y restrictiva moral reinante, que sólo dejaban ver las pantorrillas.(la práctica del baloncesto femenino estuvo prohibida ,por decreto, entre años  1941-1951) Cualquier joven que quisiera practicar algún deporte tenía que pertenecer a estos movimientos, que en el caso de los varones se canalizaba a través del Frente de Juventudes, luego Organización Juvenil Española conocida por OJE, que pretendía un adoctrinamiento con visos de propaganda política, ni deseado ni conseguido, en los que nos afiliábamos a estas organizaciones.
¡¡ HÉRCULES ¡! Mítico nombre de nuestro club  que debemos a nuestro versátil, polifacético e ilustrado paisano Pedro Américo Álvarez, y a su concuño Díez Alegre, un árbitro muy conocido por la afición ycodense, que decidieron ponerle el nombre de la calle  donde estaba  la cancha del equipo recién creado, y que  está relacionado con  el lascivo y concupiscente Dragón de las Hespérides ,al que el iracundo Hércules hiere de muerte en desigual y alevoso  combate, convirtiéndolo en el Drago  zooide que hoy vemos, y al que se acercaban para libar su sangre en orgiásticas celebraciones rituales, los nativos guanches de la comarca de Ycodem. Hércules se  apoderó de las manzanas de oro que custodiaban celosamente, el dragón y las hijas de Atlas y Héspero: Aretusa, Areglia y Hespéride, para regalárselas adulatoriamente a la diosa Minerva, que las rechazó. La silueta del escudo  del club ideado por Carlos Acevedo semeja el remate de la lanza-cayado que usaba el semidiós Hércules en sus sempiternos  combates.
Lorenzo Mesa, vecino de la calle Hércules, recuerda  el solar, donde se construyó el campo, como una huerta de papas y millo en la que había un corral de cabras y un goro de cochinos. La  primitiva Cancha  era de tierra que había que marcar con cal y regar para evitar la “polvacera”.  Estuvo así hasta el año 1957 en que “Jesús el de la imprenta” decidió ponerle cemento que tendió, primorosamente, “Pitote” con la ayuda de un  voluntariado entusiasta de jugadores y aficionados, que sepultaron, justo en el centro, la colilla de un puro que se estaba fumando Jesús. En los años………. se construyeron los graderíos laterales y fondo junto a una caseta insuficiente para tantos jugadores. Cuatro duchas con agua fría, escasas perchas que no soportaban el peso de la ropa y bolsos, una tarima de madera adosada a dos bancos, era todo lo que  ofrecía este estrecho e incómodo cubículo, tan próximo a la línea de fondo que en una ocasión el jugador del Juventud laguna (Carmelo Freyre) , el más veterano en activo, entró por la puerta, en un lance del partido, incorporándose a la cancha con una prenda de ropa interior en la cabeza, causando las risas del público .Eduardo Moas se partió dos veces las cejas, contra el muro, en impetuosas  e incontroladas entradas a canasta. Nuestra cancha, que no tenía las medidas reglamentarias, a pesar de haber eliminado la grada izquierda ,era  nuestra mejor aliada ,pero un hándicap para los equipos visitantes que no se acostumbraban a la estrechez y ligera pendiente del campo en la zona de la caseta, ni a la anchura de la parte de la entrada, Además los aros no estaban a la misma altura, lo que dificultaba el enceste, excepto para Elfidio Alonso, jugador del Canarias y actual director de Los Sabandeños, que veía favorecido el tiro desde la esquina porque el aro estaba en línea con la del fondo. Los equipos foráneos temían jugar en nuestra cancha, una fortaleza inexpugnable con garitas cuarteleras que coronan una fachada de severa arquitectura oficialista, construida en el años… ¿40?…….  Según proyecto del................... Jugar en  El “Goro” era una auténtica  “encerrona” de la que difícilmente se  salía victorioso, por la dificultad de emplear  tácticas que se adaptase a las medidas  y condiciones del terreno de juego, y la proximidad de un público enfervorizado que se echaba materialmente encima de los jugadores, espoleados por el padre de Sixta y el impertérrito Saso, que a pesar de su ostensible cojera corrió amenazante detrás de los árbitros en más de una ocasión. 
El Hércules de Ycod fue el tercer equipo federado  más antiguo de Tenerife que militó en la 1ªdivisión regional  del año 1952, le precedieron el  Canarias de la Laguna fundado en 1939, año en que el profesor de Ed. Física e  inventor de este deporte James Naismith muere en EEUU y el Peña Rambla de Santa Cruz, que habían sido fundado en 1943. La primera junta directiva del Hércules estaba integrada por Jesús Hernández, Antonio Guzmán, Paulino González, José Luis Díaz Acevedo, Diego Acevedo, Jacobo Cáceres y Lucio Pérez Borges, formando parte de este primer equipos los jugadores: Antonio y Paulino Socas, Eduardo Moas, Pepín Miranda, Fernando Alba, Pepe Campos y Cándido León y como delegados Jesús y Federico Hernández. Por ese entonces se enfrentaban al Canarias, Náutico, Peña Rambla, Juventud Laguna, Hernán Imperio, entre otros. El equipaje prístino era: camiseta roja con franja blanca y Pantalón blanco y posiblemente alpargatas, los botines y  tenis  brillaban por su ausencia. El actual equipaje ¿blanco? Data del año 1959.
El C.B. Hércules de Ycod a lo largo de 60 años ha tenido  8 Presidentes: 1º.-   Jesús Hernández. 2º.-  Lorenzo Díaz Acevedo. 3º.- José-Luis Díaz Acevedo. 4º.- Vicente González Méndez. 5º.- Pepe Campos.                      6º.- Francisco Javier González Díaz. 7º.- Juan Carlos Acevedo. 8º.- Delfín Ruiz Lorenzo.
Que han Pasado por vicisitudes algunas gloriosas, otras no tanto, pero  que han  sabido mantener  el nombre de Ycod en la élite del baloncesto, hasta el punto que equipos de primera división, como el catalán C.B. Aismalibar, pionero del baloncesto español, se desplazara a jugar un amistoso cuando se encontraba de gira por la isla, además de las visitas  de máximos  dirigentes federativos  y entrenadores de ámbito nacional. Algunos jugadores del Hércules fueron reclamados para formar parte de la Selección Regional, otros fueron requeridos para jugar en los equipos de Tenerife (Real Club Náutico y CB Canarias), que militaban en la 1ª División Nacional. Jugadores como  Rubén  Miranda, y  Francisco Fajardo quedaron máximos encestadores  varios  años.  En  1958 llegó a configurar un potente conjunto en el que militaban: Paulino y Antonio Socas, Rubén Miranda, Enrique O´con, Eduardo Moas., Pepe Campos y Pepín Miranda, y algunos juveniles como  Dorta,  Floro, Francisco, Marcos, Lorenzo, Vicente y Leonardo que jugaban como sénior con edad falsificada con la complicidad del Médico Antonio Guzmán de la Guardia. En esta época hubo jugadores que simultaneaban  el baloncesto con el fútbol, jugando en la Unión deportiva Icodense. Era el caso de Campos, y O´con y más reciente el de mi hermano Juan Diego Fajardo, que en más de una ocasión jugaba dos partidos el mismo día. La mejor clasificación del Hércules en la liga regional fue en  1967. Perdió la categoría en  1.970, recuperándola en 1.972. El Hércules llegó a ser  3 veces campeón de la Copa de Apertura, Trofeo: Gonzalo Aguirre, que se celebraba antes del inicio de la liga oficial.
Los domingos mañaneros de Ycod, después de misa, estaban  asociados a dos acontecimientos, que lamentablemente se han perdido: Los partidos de baloncesto  en la Cancha de la calle Hércules y los conciertos en la Plaza-Parque Lorenzo Cáceres bajo la batuta de los maestros Tricas y Melo Cabrera, que satisfacían las preferencias de los ycodenses, sobre todo de nuestras jóvenes que iban a los partidos para “ver” a los jugadores capitalinos y que algunas fueron nombradas reinas y madrinas de honor obsequiadas con coronas y ramos de flores incluidos.(recuerdo a Hilda, la mujer de Jesús Guzmán)  El traslado forzoso de la cancha, por decisión federativa, motivo un deambular del equipo por los Colegios Julio Delgado y Emeterio Gutiérrez, hasta  su actual ubicación, junto al Instituto y Campo de Fútbol “El Molino”, y que lleva el nombre del malogrado y frustrado base del Hércules, José Leonardo Rodríguez García, traslado que, inicialmente, no favoreció al baloncesto ,que hubiese salido mejor parado  de haberse construido  la cancha cubierta donde está hoy el obsoleto e inutilizado Mercado Municipal, propuesta que en su día se le planteó al alcalde Carmelo Méndez, jugador que fue del equipo. En el Año 1964, siendo alcalde Pepe Morales, se desplazó hasta Ycod, invitado por el médico Antonio Guzmán, el Presidente de la Federación Española de Baloncesto: General Querejeta, al que se le muestran  planos de un Pabellón Cubierto en las inmediaciones de la  Magalona, proyecto de urgencia  elaborado por el aparejador municipal Enrique O´Con, estando presentes en el acto; Nino Fleytas , el Presidente de la Federación tinerfeña y numerosos aficionados al baloncesto. Lamentablemente el proyecto no se materializó, perdiéndose la oportunidad de consumar la vieja aspiración de  dirigentes y jugadores del C.B. Hércules,  que ya tenía  nombradía en el ámbito nacional.
El C.B Hércules ha sido siempre un equipo amateur que ha sobrevivido, hasta hoy, gracias a los sponsors:  Prefabricados Socas, Cerveza Mas, Mobilette, Seguros la Estrella, Calzados Vicky ,Aldi y  Xiel Deco-Hogar, este último lo ha  hecho por espacio de 29 largos años, y a la eficiente gestión de su actual Junta Directiva, encabeza por Delfín  Ruiz Lorenzo, su Presidente En mi primera etapa de jugador, cuando nos desplazábamos a jugar  fuera (Santa Cruz, La Laguna, Orotava……….) en el taxi- Peugeot, del “Mosco”, al regreso Pepín Miranda nos pagaba los bocadillos de medio metro que saciaban  nuestra hambre. Del taxi, equipajes y  árbitros se hacían cargo Jacobo Cáceres y otros aficionados que nunca revelaron sus nombres.
Hay apellidos de Ycod que están indisolublemente asociados al Hércules: Las sagas de los Socas (Paulino y Antonio); Albas (Fernando, Francisco, Berto, Ana María, Pili). Miranda (Rubén, Arturo, Pepín); Moas (Eduardo, Fernando, Elena); Acevedo (Diego, José Luis, Lorenzo, Marina, Pepe Floro, Tino, Antonio y Carlos), Leones (Torano, Fachi, Lucy Papirre, Ángeles y Antonio). Rodríguez (Pepín, Humberto e Isabelita) Fajardos (Francisco, Álvaro, Juan – Diego, Pilar, Alicia Santi y Diego Fajardo, jugador  de 2,08 cm. salido de las filas de nuestro club, y que está jugando actualmente en el Cimberio- Varese que quedó  8º en la potente liga italiana. jugando los play-off.
De mi época del Hércules recuerdo a varios entrenadores: Dorestes Chacopino, un antiguo jugador del CAI de Zaragoza empleado del  Banco Hispano Americano destinado en Ycod,  que introdujo tácticas de juego, enseñándonos los  bloqueos, las defensas en zonas y de ayudas, En mi opinión fue la mejor época del Hércules en cuanto a sistemas de juegos.   Pepe Rojas, entrenador - jugador, que ejercía como maestro en Ycod, nos ensenó  fundamentos y sistemas de ataque y defensa. Antonio Socas, al que cariñosamente llamábamos “Ferrándiz”, nos ofreció su bondad y experiencia  como ex jugador. Le tocó la transición al juego moderno, más táctico, rápido y fuerte que el de su época. José Luis Díaz Acevedo, entrenador-presidente, se caracterizaba por su entusiasmo e ilusión que suplían, con creces, sus conocimientos. Antonio Acevedo, estudioso del baloncesto táctico - defensivo, fue nuestro entrenador varios años. Planteaba los partidos como una ecuación matemática, donde había que despejar la incógnita, siempre compleja, de  la defensa. Los que estuvimos a sus ordenes le tenemos en EL BUEN RECUERDO Y MEJOR MEMORIA.
El Hércules llegó a tener, ocasionalmente, jugadores de la península, que se incorporaron a  nuestro equipo cuando estaban haciendo la Mili en Tenerife; recuerdo a Nacho  y Andrés Zorita
ANECDOTARIO. En 60 años de baloncesto ininterrumpido, ha habido infinidad de anécdotas, vivencias y situaciones insólitas, algunas vividas por mi y otras relatadas por informantes y/o jugadores que me precedieron. Voy a recordar algunas: Pocas personas saben que el famoso “aliup”, tan común hoy, era  desconocido e inusual entonces y fue “inventado” por dos jugadores del Hércules: Jugábamos contra el Hernán Imperio, temporada 69/70 en  nuestra cancha. Mediada la segunda parte nuestro equipo atacaba hacia la canasta de la caseta que es donde el aro es más alto, Pepín Miranda conducía el juego. Hizo un  pase largo en profundidad y  altura, parecía más un tiro que un pase propiamente dicho, el balón era inalcanzable,  corrí  y en  espectacular salto, con los codos por encima de aro, cogí el balón con las dos manos  introduciéndolo  en la canasta. Sonó el silbato y se interrumpió el partido.  El árbitro   consulta  a la mesa para dilucidar su validez, que no subió al marcador por no estar contemplada en el reglamento esta  novedosa  acción. Posteriormente se admitió que un jugador pudiera coger el balón por encima de los 3.05 cm., que es la altura del aro y” machacarla” a su antojo.
El juego libre  free play, tan de moda en el baloncesto  de la NBA, fue una táctica “puesta en práctica” por nuestro presidente-entrenador José-Luis Díaz Acevedo, al que El Hércules le debe tanto: Jugábamos en casa contra un equipo de La Palma, que nos estaba haciendo la vida imposible, no había forma de parar los contraataques del equipo palmero, el partido se nos iba de las manos y José Luis se desesperaba en el banquillo.  Pide tiempo muerto para darnos la táctica que contrarrestase la efectividad  del contrario. Estábamos expectantes  a  sus instrucciones, después de meditar unos segundos nos dijo lacónicamente: “todos pa, lante y sin arrejuntarse”, con esta frase lapidaria quedaba instaurado en el Hércules el free play de forma definitiva, e irrefutable.
¿Sabían ustedes que El Hércules fue el primer equipo español que llegó a jugar con un balón que  usaban los  NBA americanos? Fue un regalo de Gonzalo el “Villero” un antiguo jugador, emigrado a Venezuela, que lo compró en Caracas y lo trajo Fernando Alba, jugador-fundador de nuestro equipo. Era un balón para parquet. Fue tanto su uso y desgaste en el cemento que perdió  el recubrimiento de cuero y goma que tenía, haciéndose tan ligero que el viento lo desviaba cuando tirabas a canasta. Los balones que se usaban eran muy pesados sobre todo si se jugaba con la cancha mojada, y este balón por su especial recubrimiento no aumentaba de peso, era la envidia de los equipos de las Islas,  El día que se estrenó, al tomar contacto el árbitro con el balón en el salto inicial, dijo que no se podía jugar porque no era reglamentario. Se  convenció cuando supo que era el balón oficial en el baloncesto americano. Un  NVA local que responde a: Nunca Visto Antes.
En 1972 jugábamos en casa con Metropole, equipo de Las Palmas que entrenaba el garachiquense Pepe Moriana, al que el Baloncesto de Gran Canaria  debe tanto. Pitaba Molina, de malos recuerdos para nuestro club. Por una decisión arbitral que le recrimina Moriana , Molina lo  avasalló de tal forma que Pepi, mujer de Moriana , embarazada de su primogénito Alejandro, le dio  tan fuerte “bolsazo”  en plena cara que le obligó a refugiarse en la caseta y solicitar la  presencia de la fuerza pública, para continuar  el partido.
La bandera del Hércules, que están viendo, fue un  regalo del matrimonio ingles; Mr. and Ms Hopkinson del que fui su huésped en 1968 en su casa de Heswall,”the villaje in Wirral in front river Dee near Liverpool”, y aledaña a la casa de los padres del Beatles Paul Maccartney. Los Hopkinson eran asiduos visitantes de la playa de San Marcos y de  Ycod , quedándose en El Pelicar, donde le gustaban bailar al ritmo de Los Póker acompañados por sus amigos ycodenses: Torano, Yoya ,Antonio Morales y María Pérez. Eran dueños de la empresa “Potter Brothers” fundada en 1862 en Liverpool, que se dedicaba a la fabricación de banderas y accesorios para  yates y grandes  buques. En un viaje, con ellos, a Escocia vi  enarbolada en el castillo de St. Andrews  en Edimburgh  una bandera  igual a  la de Tenerife, de la que en su fábrica había cientos. Le pedí que nos hiciera una para nuestro equipo Hércules que fabricó en lino de excelente calidad, no así los desafortunados  emblemas de nuestro escudo: El Drago y El Teide que se parecen a un pino y a una montaña Suiza. ( En la rotonda de entrada a nuestro pueblo la señalética nacional que representa al DRAGO MILENARIO es un pino común que se podría cambiar, a petición de las autoridades municipales, por un logo más acorde con la silueta de nuestro árbol monumental, según me informó el Presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, que recuerda con añoranza los partidos jugados  con El Náutico y el Hércules en Ycod antes de trasladarse a la Península y Alemania para estudiar ingeniería). Jugábamos El Hércules en Las Palmas contra el Metropole y nuestro entrenador José Luis Díaz Acevedo se puso en contacto con su homónimo,  el hijo de D. Heraclio Díaz que se encontraba en Las Palmas como militar en ejercicio, para que le indicara un lugar económico y céntrico para comer después del partido, le recomendó el self service  de los hermanos Bethencourt al que él acudía regularmente. Fue tanto lo que comimos que el dueño le dijo:    “No quiero ver más, por aquí, a estos jugadores muertos de hambre que estuvieron a punto de arruinarme el negocio”.
Se jugaba el partido Hércules- Juventud laguna .En un saque lateral el jugador de Juventud Ángel Oliva se subió al primer escalón de la grada para efectuar el saque, el árbitro le recrimina la acción a lo que Oliva dijo que lo hacía porque tenía enfrente a Vicente el Largo, el “techo” del Hércules que media casi 2 metros
“Siendo presidente José Luis Díaz Acevedo, El Hércules estuvo a punto de perder una subvención de 70.000 Ptas. que daba la Federación Tinerfeña, por no tener los estatutos, los anteriores se habían “extraviados” en el traspaso del Club  de Falange a la OJE.  El diligente y eficaz José-Luis se puso en contacto urgente con personas de su entorno que tenían que aportar 5 DNI ante  notario en el plazo de 24 horas dado por la federación. Tenía  los carnets de sus dos sobrinos; Antonio y Carlos Acevedo,  Julián Afonso, y el suyo, pero faltaba uno que  no fuera miembro  del C.B. Hércules, y que además  firmara como testigo. José Luis ante el inminente fin del plazo, recurrió a  Yanes “el francés” que tenía la barbería próxima  al notario, al que tuvo que convencer, por ser reticente a firmar cualquier  documento legal. Convencido  Yanes, antes de estampar la firma dijo  en presencia de Carlos Acevedo.:“José-Luis no me metas en más líos que los que ya tuve que pasar.¿ y tú sabes por qué?  (El apodo “Francés” por el que se conocía popularmente, se lo pusieron  por haberse refugiado en el país galo, durante la guerra civil)  La rapidez  y  convicción de José-Luis permitió que esta importante subvención no se perdiera y siguiera percibiéndose durante su presidencia, y se formalizaran  definitivamente los estatutos que rigen hoy al C.B. Hércules.
Jugábamos  Náutico - Hércules en Ycod,. En una potente entrada que hizo Pancho Monje en la canasta de la puerta de entrada, fue a dar con la rodilla derecha contra la pared, con tan mala suerte que se partió la rotula por tres sitios, impidiéndole jugar  el resto de  la temporada. Es la lesión más grave ocurrida en nuestra cancha que afortunadamente fueron pocas, a pesar de la peligrosidad  que suponían  la cercanía de gradas y muros.
Jugábamos  contra la Disa en Ycod, y en la alineación del equipo capitalino figuraban dos ex herculanos: Javier Dorta y Francisco Fajardo. Salimos severamente derrotados por la brillante actuación de los “renegados y traidores” que tuvieron que salir escoltados por la policía  siendo vituperados, insultados y con intentos de ser agredidos. El árbitro  era el consabido Molina que se había ganado a pulso la antipatía de  la afición local.
Jugábamos en nuestra cancha con el   Juventud Laguna. Ganábamos de un punto a falta de un minuto, el balón estaba en posesión del Juventud que pide tiempo muerto, al reanudarse el partido se oye un silbato desde la mesa en la que estaba José Luis llevando el cronómetro. El árbitro va a la mesa para saber qué pasaba. José Luis  le dijo que se había acabado la posesión de balón y el partido. Se había “tragado” 30 segundos a  lo “birli birloque“. Aclarada la “confusión” se concluyó con victoria del Hércules por un punto.
El Hércules había  sido invitado  para jugar en Salamanca un torneo organizado por  El Frente de Juventudes. Algunos jugadores, con el chándal del Hércules, que sufragó Jacobo Cáceres ,se encontraban en Madrid  paseando por el paseo  del Prado, cerca del Hotel Ritz , donde se estaba hospedando nuestro alcalde de entonces D. Julio Arencibia que al reconocer a sus paisanos les invitó a desayunar en el famoso hotel madrileño, entre la mirada atónita de camareros y personal del hotel ¡Cosas de D. Julio!, que en más de una ocasión se mostró de forma esplendida con el equipo, al que acudía regularmente a verlo  jugar.
Encuentro trascendente entre el Náutico - Hércules en el frontón de Santa Cruz, porque El Hércules se jugaba la permanencia en la categoría. El Náutico estrenando  su flamante e impoluto equipaje blanco y el  modesto Hércules con  camisetas  rojas teñidas, de urgencia,  para ese partido. El potente Náutico alineaba a sus  12  mejores jugadores;  Plasencia, Cejas, Henninseng, Aguado, Padrón, Corbella, Tavío, Asencio, Julián……. Y El Hércules  sólo siete; Paulino y Antonio Socas, Rubén Miranda, Fco. Fajardo Marcos Toste. Enrique O´con y Pepín Miranda, Al finalizar el partido el resultado era  61 a 60 favorable al Náutico. El marcador estaba intencionadamente falseado no pasando inadvertido para nuestros jugadores, que reclamaron el acta del partido, comprobando que el resultado real era 61 a 63 favorable a nuestro equipo, que terminó virtualmente “desangrado,” cuando comprobaron que el sudor  había corrido el tinte de las camisetas por todo el cuerpo, este irrisorio suceso no restó relevancia a la gesta del partido, que dio como justo ganador al Hércules .La Federación tenía  interés en que  perdiera la categoría preferente,  porque la mayoría de equipos  estaban entre Santa Cruz y La Laguna y no querían desplazarse hasta Ycod.
El equipo de la OJE de Ycod formado por jugadores del Hércules, había quedado campeón provincial en el año 1966,  permitiéndonos ir representando a Tenerife a los Juegos Nacionales a celebrar en las Canchas del Estadio Vallehermoso de  Madrid. Los herculanos: Francisco Fajardo, Lorenzo Acevedo, Antonio el guanchero, Berto Alba y Álvaro Fajardo fueron reforzados con jugadores de Santa Cruz; Márquez, Basora, Miguel, Sicilia y Guerra .Al frente de la expedición iban  Lorenzo Bruno, Pinilla como delegado y Antonio Acha como entrenador. Quedamos segundos  después de Madrid.   Nuestros partidos fueron grabados por  Paco Iribarne,  profesor de Baloncesto de  Escuela de Ed. Física donde estudié. Seguía especialmente a  mi hermano Francisco, al que nos ponía, en sus clases, como ejemplo de pivot que  jugaba de espalda a canasta y con el  imparable recurso del gancho de ambas manos. Un resumen de la final  Tenerife-Madrid, que perdimos injustamente  por 66-52, fue visto en el noticiario NODO.
En algunas ocasiones el furgón de Jacobo Cáceres se improvisaba como microbús para trasladar a los equipos juveniles, en el que ponían  sillas del kiosco de la Plaza que gentilmente dejaba Cándido, que había sido jugador fundador del club al que tanto quiso. Afortunadamente, en esa época, no existían los actuales controles policiales. Lo que hubiese supuesto hasta la perdida de todos los puntos conseguidos en el partido.
Partido Hércules-Canarias en nuestra cancha. En un saque lateral  de Pinto, jugador  visitante, eleva las dos manos  para hacer el saque .cuando, por sorpresa, una espectadora le quitó el balón y se lo dio a Pepín  Miranda, que raudo sacó ante la sorpresa del resto de jugadores, acción de la que no se había percatado el árbitro que estaba de espaldas. El juego continuó con airadas protestas de los jugadores canaristas.
Antonio Acevedo para mejorar, aun más, sus conocimientos sobre  las defensas, mandó a pedir el  libro de Bobby Naik a EEUU en cuya portada aparecía un diablo  resoplando espuma por las fauces, que al enseñarlas a sus jugadores les dijo “Lo ven, hay que defender como  auténticos diablos”
El Seleccionador Nacional  Antonio Díaz Miguel y el entrenador Moncho Monsalve, habían quedado con José Luis Díaz en presenciar un entrenamiento del Hércules. Eran las 5 de la tarde y  entrenaban: Quintero, Pedro Guanche, Antonio y Carlos Acevedo, Fernando Moas, Vicente el Largo, que no habían sido informados de esta visita. Estaban  solos cuando llegaron estos ilustres personajes, preguntándoles si se encontraba algún directivo con ellos. En esto, se oye el Yeep Land- Rover de José Luis, que venía “a toda pastilla” y al llegar frente a la puerta pegó tal frenazo que  dejó las ruedas clavadas y marcadas en el asfalto, alarmando a todos los que  estaban en la cancha. Despiste de nuestro apreciado   José Luis Díaz Acevedo, al que  recordamos tanto en este acto.
HUMANITAS C.B. HÉRCULES. Una faceta desconocida de nuestro club es la gran labor social y humanitaria  que  realizó en los duros momentos de la emigración, en pateras, desde África, y que me fue revelada por un miembro de su directiva. Algunos menores que estaban en acogida en el Campamento de Arenas Negras de Garachico fueron asimilados como jugadores de nuestro club, llegando a destacar en equipos de la liga LEB en la Península. En todo momento se sintieron arropados y queridos y hay una estrecha relación con ellos, que han mostrado su agradecimiento por tan cordial y humanitaria acogida.
“En este mundo o cabemos todos o no cabe nadie. O sobramos todos.”
EL C.B.HÉRCULES HOY. EL C.B. HÉRCULES  moviliza  en este momento a más de 200 deportistas, entre  filiales y el Club de Base que dirige Carlos Acevedo, asistido por Thais y Piero con un total de 100 niño/as..  que se lamentan  al ver  que sus esfuerzos  no se traducen en un beneficio, a medio plazo , para nuestro Club  ya que la mayoría no pasan a las  categorías superior del Hércules , haciéndolo a equipos de  fuera, principalmente  de La Laguna a la que se trasladan para estudiar.
PLANTILLAS ACTUALES. En estos momentos  no hay equipo Sénior, Hay:1 pre infantil, 1 infantiles, 1 mini-básquet y 1 cadete. Hay 1 junior en categoría autonómica, que entrena David Flores. La Escuela tiene  5 equipos en categoría mini básquet y hasta el año pasado había 1 junior femenino,  cuyas jugadoras se encuentran repartidas por equipos de la isla. De su magisterio han salido jugadores de la categoría de Ayoze  que está jugando en el Santa Cruz de la liga EBA. La Escuela de Base recibe  una subvención del Ayuntamiento y hasta el año pasado  una importante ayuda de Xiel- Deco-Hogar que gestiona Arturo Miranda, jugador con el que compartí más victorias que derrotas en el club  que tanto queremos. El C.B. Hércules tiene en estos momentos sólo 40 socios, insuficientes para afrontar la gran labor deportiva que realiza con los jóvenes deportistas de nuestro pueblo. Sobrevive gracias a los padres de los jugadores que ofrecen sus coches para el transporte, a las rifas y cenas benéficas que organizan para sanear  su deficitaria y paupérrima  economía .Me gustaría aprovechar el 60 ANIVERSARIO DE NUESTRO CLUB para hacer una llamada a la conciencia de antiguos jugadores, aficionados y público  para  aumentar el cuerpo social del Hércules 
Sólo cuesta 12 euros al año, que se pueden hacer efectivos en Caja Canaria o  su banco .Mas que el valor económico lo que pretende El Club es la vinculación  del mayor número posible de personas al  proyecto deportivo de nuestro  SEXAGENARIO  HÉRCULES, QUE NOS NECESITA, Y POR SU BRILLANTE HISTORIAL SE LO MERECE.
El gran libro sobre la historia pormenorizada del C.B, Hércules   está por hacer. Tarea y reto  que encomiendo a  mi buen amigo y miembro de La Fundación Drago Milenario: Fernando Díaz Medina, que nos tiene acostumbrado en sus documentas  crónicas a refrescarnos la memoria, recordándonos vicisitudes y efemérides de nuestro glorioso pasado del que El Hércules es excepcional protagonista. Fernando; mi profesor de música en Madrid Cristóbal Halffter nos decía: “Cuando se desea que algo se haga enseguida,  encárgaselo a alguien que esté agobiado de trabajo”.  Fernando: ¡te damos un año de Plazo!
Espero que a todos los que fueron herculanos, y no están entre nosotros ahora, se sientan glorificados donde quiera que estén. Para ellos, puestos en pie, le dedicamos: ESTE CALUROSO Y MERECIDO APLAUSO.
¡Gracias!.
EL HÉRCULES DEL FUTURO. Corresponde ahora a su Presidente Delfín Ruiz  ILUSIONARNOS  con el proyecto que su Junta Directiva tienen en mente.
Desde “Las Castras”, El Tanque,  recóndito lugar de medianías y cumbres ideal para serenas reflexiones, un 16 de Junio en el que se reconoce la trayectoria  DEL CLUB BALONCESTO HÉRCULES al que dedique buena parte de mi  vida deportiva…”
La amiga de la Villa de la Orotava; Ana Isabel Rodríguez Dorta, remitió  entonces estas notas: “… No sé si tiene algo que ver... Pero mi padre, yerno de don Paco Dorta Hernández.... Precisamente el sábado le hicieron un homenaje en Icod... Su ciudad natal por haber jugado al baloncesto en ese club y ser de los pocos que quedan vivos.... Se llama Gonzalo Rodríguez Gutiérrez y creo que tenía unos 14 años cuando se fundó…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario