viernes, 17 de febrero de 2017

DON ANDRES DE ARROYO Y GONZÁLEZ DE CHAVES



Nació en el Puerto de la Cruz el 6 de noviembre de 1883, falleciendo, en Santa Cruz de Tenerife, el 20 de marzo de 1968. Estudió la primaria y el bachillerato en La Orotava. Se licen­ció en Derecho por la Universidad de Sevilla el 7 de diciembre de 1906.
Ejerció la abogacía en los Colegios de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de La Laguna, Barcelona y Reus. Fue concejal del Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife; diputado provincial; dipu­tado a Cortes en dos Legislaturas y Cortes Constituyentes. Miembro de la Real Academia de la Historia en 22 de Noviembre de 1913; Socio Honorario de la Asamblea Nacional de la Buena Prensa el 15 de junio de 1904; fundador y propietario del periódico católico "GACETA DE TE­NERIFE"; obtuvo la Cruzpro Ecclesia et Pontífice en el año 1914, creada por S.S. León XIII y concedida por San Pío X, con motivo del discurso sagrado pronunciado en la Catedral de La Laguna en su inauguración el 14 de septiembre de 1913. Medalla de Plata de la Hermandad de Voluntarios del 18 de julio de 1936.
Destacamos de sus publicaciones las obras que siguen:"El Proble­ma social y la democracia cristiana"(1910);"Tenerife-Cap­Arcona"(1929); "El Papa Limosnero de la Caridad"(1944); "El Genera­lísimo Franco, restaurador de la patria"(1937); "Teobaldo Power, verbo inmortal del alma canaria"(1948); "La Patria, la Nación y las Regio­nes";"Las Franquicias de los puertos de las Islas Canarias" (1950); "El Providencialismo y el gesta de España en las América y el Pacífi­co"( 19 51); "Conferencia para enaltecer la figura del General García Es­cámez"(1952); "Funicular al Pico de Teide"(1956); "Fusión Intermuni­cipal de Santa Cruz de Santiago y San Cristóbal de La Laguna"(1965); "Actuaciones Y Notas de mi vida en relación a Dios y a la Pa­tria"(1922); "El problema del puerto de Tenerife"(1951).
Don Andrés de Arroyo y González de Cháves perteneció a la Comu­nión Tradicionalista. En el año 1920, D. Andrés Arroyo, en unión de D. Cristóbal Yans­sen, gerente de Depósito de Carbones de Tenerife, inició trascendenta­les conversaciones con el director de la Cía. Naviera, Sr. Amsinck, y el comodoro D. Ernesto Rolin para que, en el año 1921 efectuara escalas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el "CAP POLONIO", en su pri­mer viaje de Hamburgo a América del Sur.
En febrero de 1922 realiza su primer viaje y escala el "Cap Po­lonio", viajando en el mismo Don Teodoro Amsinck y don Andrés de Arroyo, invitado por la Cía. Naviera.
Nos permitimos citar aquí unas pruebas de la enorme vinculación que el Sr. Arroyo mantuviera con importantes personalidades y empresas extranjeras que, por su gestión, se afincaron en Tenerife, y que, a su vez, ponen de manifiesto el prestigio de nuestro ilustre paisano, mo­delo de patriotismo. He aquí unos párrafos de una carta del comodoro D. Ernesto Rolin a don Andrés Arroyo; dice así: "Sí, Vd. me hizo pri­sionero para Tenerife hace años, cuando nos conocimos en Hamburgo, y después, me ató más con lo del Quisisana. Doy un fuerte abrazo al querido pueblo tinerfeño."
Lo del Quisisina (hoy Centro de Enseñanza CEU San Pablo y anti­guas Escuelas Pías), se refiere a que en dicho hotel, con motivo de la primera escala y atraque del "CAP POLONIO", se celebró un almuerzo homenaje a Rolin, entregándosele un pergamino y nombrándosele Hijo Adoptivo de Tenerife, por el entonces alcalde de Santa Cruz de Teneri­fe y con adhesión de las primeras autoridades de la región.
Impresionantes fueron las gestiones para darle la categoría interna­cional que su privilegiada situación ofrecía al puerto de Santa Cruz de Tenerife, obteniendo, a partir de 1.922, fuertes subvenciones del Estado y la instalación en el puerto de empresas como Siemens Schukert, más tarde convertida en Metropolitana de la Construcción.
En 1.929 se estableció en Tenerife una sociedad denominada "LA PETROLÍFERA ESPAÑOLA" mediante un pontón flotante para suministrar petróleo, llamado "Trophon". Fue un taponamiento, pues no trajo petró­leo, ya que lo tenía establecido en puertos competidores.
Entonces, el Sr. Arroyo estableció contactos en París en 1929 con el Sr. Recasens, el señor Ferrándiz Luna, de la CEPSA, y se acordó establecerse en Santa Cruz de Tenerife. En diciembre de 1.929 vino desde Madrid a Tenerife el Sr. Don Juan Lliso, director de la Cepsa y, junto con Don Andrés de Arroyo, dieron comienzo a las instalaciones en Tenerife de la "Refinería de Petróleos CEPSA", logro que contó, a su vez, con las facilidades de las corporaciones locales: Junta de Obras del Puerto, a través de su entonces gran presidente, Don Eloy Sansón Pons...y el poder disponer de abundante agua para suministro, traída de Arafo a través del Canal de Araya, cuyo presidente-fundador fue don Andrés de Arroyo. Por cierto que el Canal de Araya se terminó de construir el 17 de marzo de 1929.
Los terrenos adquiridos en aquel entonces fueron unos cien mil metros, que se pagaron a razón de tres pesetas por metro cuadrado.
El día 27 de noviembre de 1930 se inaugura oficialmente la "CEP­SA" en Tenerife (base principal de Canarias). Eran autoridades: presi­dente de la Audiencia, Sr. Fernández; de la Junta de Obras del Puerto, D. Eloy Sansón y Pons; de la Diputación Provincial, don Fernando Sa­lazar Betancourt, y alcalde de Santa Cruz de Tenerife, don Antonio Vandewalle y Pinto. Bendijo la inauguración el Obispo de la Diócesis de Tenerife, Doctor Fraile Albino González y Menéndez-Reigada. De madrina actuó la señorita María de Arroyo y Perdigón. El discurso ofi­cial de la inauguración corrió a cargo de Andrés de Arroyo.
Por lo que respecta a la idea del Teleférico al Pico de Teide, ésta le surgió a don Andrés de Arroyo cuando, en otoño de 1929, subió por transporte de "CREMALLERA" y luego en línea de cable de acero a la cum­bre del Sugzpitze en los Alpes bávaros, en teleférico.
Ello le animó y encargó seguidamente al ingeniero don José Ochoa Benjumea la confección de un proyecto para instalación en el Pico de Teide (Tenerife) de un funicular, realizando viajes de estudios sobre el terreno, así como a Leipzig y Suiza, cuyos gastos y honorarios fueron sufragados del exclusivo peculio privado del señor de Arroyo y Gonzá­lez de Chaves.
El 7 de abril de 1.930 dio una conferencia-expositiva en el "Tea­tro Guimerá" de Santa Cruz de Tenerife, asistiendo todas las autorida­des locales, proyectándose un documental informativo de la casa Blei­chert y otro del cineasta lagunero don José Glez. Rivero, titulado:"Ex­cursión al Pico de Teide".
Tras paralizaciones por motivos financieros, políticos y de oscu­ros boicots contra el Teide y Tenerife, se constituye la Sociedad Anó­nima ante notario, en octubre de 1959, finalizando su construcción y puesta en marcha. Se abrió al público turístico en julio de 1971, aún cuando el sábado, 24 de abril de 1971, lo inauguraba oficialmente el en­tonces ministro de Turismo, Don Alfredo Sánchez Bella. En dicho acto se impuso al hijo de don Andrés, don José de Arroyo y Perdigón, la Me­dalla al Mérito Turístico en su categoría de Oro, concedida a su padre por S.E. el jefe del Estado.
D. Andrés de Arroyo y González de Chaves fue hijo de don José de Arroyo y Soto y de doña Gabriela González de Chaves y Fernández. Casó con la distinguida dama doña Francisca Perdigón Zamora, y sus hijos son: Don José (licenciado en Derecho, capitán de complemento de Infantería), casado con doña Adriana Xuarez de la Guardia y Alfon­so; doña María; Don Ildefonso (ingeniero), casado con doña Juana Hodg­son y Lecuona; doña Gabriela, Vda. de D. Eduardo Beautell y Hom; y Don Andrés de Arroyo y Perdigón, técnico, casado con doña María Rosa Clavijo y Navarro.
El primer Arroyo que inmigró a Tenerife, era de apellido Brook, quien se casó en Garachico, en 1666, con doña María Rivera, para lo cual tradujo el apellido irlandés "Brook" por Arroyo.
El amigo del Puerto de la Cruz;  MELECIO HERNÁNDEZ PÉREZ remitió entonces estas notas, “...Con el máximo respeto hacia el amigo y autor de los datos biográficos de don Andrés de Arroyo y González de Chaves, me permito señalar que frecuentemente se suele obviar la actuación política respecto a su complicidad con el golpe militar de Franco, que no por ello se le resta, al ilustre hijo portuense méritos acumulados a su labor en pro de Tenerife y Canarias en general.  Quien desee conocer más de su trayectoria política puede consultar el libro EL TURISMO EN LA HISTORIA DEL PUERTO DE LA CRUZ, A TRAVÉS DE SUS PROTAGONISTAS, capítulo XV y  subtítulo "don Andrés de Arroyo y González de Chaves y el teleférico", de Nicolás González Lemus y Melecio Hernández Pérez, págs. 351/360...”.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario