domingo, 12 de febrero de 2017

DON DOMINGO DELGADO GONZÁLEZ (FEBLES)



El nombre del imborrable maestro Febles, queda inscrito para siempre en el lugar por él preferido; Farrobo, muy cercano a su mansión, colmado de tinieblas,  esclarecido con la Luna de la noche,  mucho más cerca del paraje donde interpretaba la dulce melodía  acariciada en el indudable y barroco órganos de la música de la parroquia de San Juan Bautista de la Villa de La Orotava (Villa Arriba).
La cortesía del maestro Febles por la música deja presente muchísimas estelas, porque un día descubrió la innegable aptitud de los villeros, y dijo,  aquí tengo que trabajar con la música y para los músicos. Es cierto maestro, que la música es un lujo al alcance de aquellos que desean adiestrarse en ella, hoy se ejerce con maestría y talento,  de modo que quien más, quien menos tiene hábito musical propia por  puro placer,  es debido a la extensible enseñanza que hoy disfrutamos.  Cosa muy diferente, es hacer música con fundamento, para ello, ha sido preciso el aval de una formación sólida con independencia de muchos criterios honestos e intelectuales, y esa virtud enteramente clásica que recibe el nombre de prudencia suele rebosar metas magníficas.
Don Domingo Delgado González conocido en todos los círculos culturales y musicales de Tenerife por maestro "Domingo Febles",  nació en la Villa de La Orotava un trece de Febrero del año 1891, y murió en la misma Villa el treinta y uno de Agosto del año 1969. Fue el alumno más distinguido de don Tomas Calamita y Manteca,  aunque sus estudios musicales los inició concretamente en la Villa de Arriba, en la sociedad de instrucción y recreo “Unión Demócrata”,  fundada el 26 de diciembre del año 1902, la cual tenía adjunta una academia y banda de música, con igual denominación, dirigida por el conocido profesor de esta Villa Don Agrícola García, cuya agrupación musical continuó sus actuaciones, primero bajo él titulo de “Hespéride” y después  "La Brevera".
Agrupaciones musicales reconocidas como semillero de músicos, que por aquel tiempo tenían su local de ensayos en la hoy conocida calle de don Fernando Fuentes, concretamente bajo el balcón canario de la Iglesia de San Juan Bautista, portada popularmente conocida por las Calaveras. 
De sus composiciones más notables, que la banda de la Agrupación musical Orotava guarda en su histórico archivo, destacamos: “Recuerdo", “Arriba España”, " Glorificación", "No Lloréis”, “Triste Ausencia” compuesta a la muerte de Don Tomás Calamita (su maestro), y “El Ultimo Beso” en reminiscencia de su señora esposa.
Don Domingo Febles frente al mero solaz de la música, proponía que fuese una instrucción de reflexión común, donde la ética le cobra el valor de un punto medular entre la lucidez y la quimera, porque la devoción a la música no es un simple adorno,  sino un motor de vida que ayuda el sentir de ella y de la humanidad entera, formando una inmensa familia, en la que Don Domingo Febles desde el recuerdo y desde el acogedor y espléndido lugar tan intimo de Farrobo nos concede amor y nos une a todos por la música.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario