miércoles, 1 de febrero de 2017

EL BAR TAPIAS (II)



Sábado 29 de septiembre del año 2012, como preámbulo al otoño a la cuarta estación del año, coincidiendo con las primeras lluvias, el corto del día, y la caídas de las hojas de los arboles, después de pasar unos calores en el estío bastante penetrante. Me reúno con mi propia familia; señora, hijos y sus señoras en el  entonces Guachinche ubicado en la zona orotavense de Los Rechazos  “Tomate Algo”, que reorganizaron los hijos de mi buen amigo de toda mi vida Toño Hernández ex propietario del recordado e histórico “Bar restaurante Tapias”.
Intercambiando anécdotas en la historia y en la vida, me sorprende con una nueva fotografía totalmente inédita para muchos de los que vivimos el cotidiano acontecer de la Villa de La Orotava. Una fotografía que me llama la atención, por su curiosidad, creo que corresponde al final de la década de los años cincuenta del siglo XX, donde vemos al Bar Tapias ampliado en el entonces salón o local recién construido anexo al citado Bar, sede durante muchos años de la firma comercial “Galerías Lys”, actualmente “Galerías La Avenida”. Local que pernotó don Eduardo Hernández de Las Tapias, simplemente por las fiestas mayores de la Villa en honor del Corpus Cristi y San Isidro Labrador.
En la panorámica observamos a mi amigo de infancia Toñito Hernández junto con su padre el recordado don Ecuador Hernández y su concuño don Rafael Álvarez realizando el arqueo de la recaudación del día.
A don Rafael Álvarez marido de Catalina González que era hermana de Genoveva González la señora de don Eduardo Hernández, lo recuerdo como conductor de una pequeña camioneta “fotingo” marca FORD estilo bigote de color verde, al final fue conductor del camión de la Basura del Ayuntamiento de La Orotava.
Todavía tengo en mi mente, visitar ese local con mi querido padre Juan Álvarez Díaz, tenía un servidor seis o siete años, no lo recuerdo, pero si me acuerdo de entrar y pernotar ese provisional y emblemático salón por las fiestas de San Isidro.
Según me cuenta mi amigo Toño Hernández, en esa ocasión almorzó y cenó en ese lugar la UD. Las Palmas que habían venido a La Orotava a jugar en el estadio Municipal “Los Cuartos” con el UD. Orotava el viernes de las fiestas mayores. Además se hospedó en la recordada residencia que don Eduardo Hernández de las Tapias tenía en la calle Viera conocida por “La Residencia Revés”.
La amiga de la infancia de la Villa de La Orotava; Lidia Hernández González, remitió entonces estas notas: “… Gracias Bruno, me has emocionado. No recordaba esa foto de mi padre. El Tapias , según me han contado, se inauguró en unas fiestas de La Orotava , mi madre se puso de parto , de mí , en su inauguración así que el bar tiene tantos años como yo de abierto, ya no de mi padre, pero sí con su nombre…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario