viernes, 3 de febrero de 2017

EL ESTILO ANGLOSAJÓN OROTAVENSE (II)



Esta fotografía tipo paraje natural que remitió entonces la amiga de la Villa de La Orotava; MONTSE QUINTERO. Demuestra, a pesar de la calidad del paisaje. El estilo anglosajón y su referente vegetación ubicada en el tiempo en La Villa de La Orotava.
A nadie se le cruza por la cabeza, como fue posible que en estos tiempos de reflexión  y de protección del medio rural y urbanístico, se le ocurra desaparecer de un plumajeo este maravilloso paisaje, justificando que sus maderas se encontraban en mal estado. Increíble pero cierto, se luchó desde todas las vertientes, tanto del patrimonio Insular como local (municipal), para que el Histórico Jardín Victoria de la Villa, territorio del Marquesado de la Quinta Roja, construido contra la intolerancia del final del siglo XIX, se conservara en su totalidad.
Un jardín fabricado por la Marquesa madre de la Quinta Roja, doña Sebastiana del Castillo y Manrique de Lara, diseñado por el arquitecto francés Adolfo Cosquet, como premio - homenaje y sepultura de su hijo el Marque de la Quinta Roja don Diego de Ponte y del Castillo, por la negativa del párroco “Acosta”  de enterrarlo en el cementerio municipal, por su distintivo de ser “Masón”.
Un estilo anglosajón confeccionado en madera, que desapareció sin justificación alguna al final del siglo XX y principio del XXI, para dejar a la Villa de La Orotava, sin un bello paraje que valía más que mil palabras.
Lo lamentable que nos llegan fotos a través de las modernas tecnologías que nos hacen llorar, y la pregunta siempre es la misma, ¿por qué no se reconstruyó?, ¿no había material y técnicos para ellos?, ¿En que se pensaba….? Así nuestros descendientes (hijos, nietos, bisnietos…) se preguntan, al ver las fotos, ¿Cómo es posible esto, en esas fechas….?
La Bella Casita Anglosajona, la autentica e histórica vegetación  y el estanque de los patitos del Histórico Jardín Victoria, del Marquesado de la Quinta Roja, pasan a ser una leyenda, triste patraña, de nuestros representantes de turno que no tuvieron o no han tenido la valentía de defender los intereses de su pueblo, pensando siempre con todo mis respeto en las desdichas, quizá se den cuenta tarde, cuando ya no hay desagravios.
Simplemente observando esta bella fotografía de un rincón que nadie en el mundo se imagina donde está, nos llena de todo corazón a los villeros de pro.
La foto que corresponde al año 1920, retrata a unos contertulios de La Villa de La Orotava miembros del Coro Polifónicos ya desaparecido “Capilla de Santa Cecilia”: Manuel Illada Quintero, José Ledesma, Antonio Sosa Hernández (Director) y Miguel Acosta.  Los cuatros ya fallecidos, puesto que la muerte de Manuel Illada Quintero fue trágica (fusilamiento), producto de la guerra incivil española.
Lamentablemente lo que hoy podía ser un hermoso jardín histórico, es un híbrido jardín “europeo”, difícil de catalogar. Todo el simbolismo histórico y religioso ha sido borrado. La hermosa y bella casa (cottage- fotografía) neogótica situada en la vera del barranco de Araújo ha sido demolida.
La antigua estructura del jardín ha sido modificada para adaptarla a los nuevos eventos turísticos que se pretenden realizar. Solamente se conserva el mausoleo. Pero las vegetaciones originarias endémicas y autóctonas centenarias han desaparecido por completo, siendo sustituidas por el césped y una flora común de escaso interés (predominando los geranios) dado que se encuentra en cualquier parte del globo

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada