martes, 28 de febrero de 2017

EL HISTÓRICO PASEO DE LA PALMERAS EN LOS LLANOS DE MARTIÁNEZ, Y LOS INOLVIDABLES BAJÍOS DE ARRIBA ZONA DE MARTIÁNEZ DEL PUERTO DE LA CRUZ

El histórico paseo de la Palmeras en los llanos de Martiánez, y los inolvidables bajíos de arriba zona de Martiánez del Puerto de la Cruz que producían gran cantidad de octópodo entre ellos cangrejos, lapas y burgados que tanto le dieron de comer a los habitantes del Valle de la Orotava y en especial a los portuense. Las fotos corresponden a la primera mitad del siglo XX, pues en su final fueron destruidos para construir lo que se llama o se llamó el “Progreso”, yo lo llamo el “Retroceso” el famoso Lago de Martiánez diseñado por el artista lanzaroteño Cesar Manrique y piscinas lindantes.
El amigo del Puerto de la Cruz; SALVADOR GARCÍA LLANOS remitió entonces estas notas: “…El paseo Aguilar y Quesada en el Puerto de la Cruz recibe también la denominación popular de paseo de Las Palmeras. Ha sido objeto de remozamiento en varias ocasiones. Fue una de las vías utilizadas en el circuito urbano automovilístico que llevó el nombre “Gran Premio Ciudad Puerto de la Cruz”. El paseo linda con el barranco Martiánez hasta el comienzo de la plaza Viera y Clavijo. En el margen derecho ascendente se encuentran localizados barios establecimientos hoteleros.
La segunda foto. Una bella y sugerente estampa del bajío portuense, en una zona de la playa de Martiánez, donde hoy estaría el complejo turístico del mismo nombre. Durante años, los pescadores y marineros se afanaban en la bajamar para encontrar miñocas que luego utilizaban en sus labores artesanales y para marisquear, siempre pensando en el consumo propio. El bajío antecedía a una zona más arenosa. También se esmeraban en la captura de pulpos y morenas. El profesor Telesforo Bravo habló de la riqueza de musgos y líquenes en toda esa zona. Pero el desarrollismo pudo más, claro…”
El amigo de la infancia de la Villa de La Orotava; QUICO PÉREZ BAUTISTA, remitió entonces estas notas: “…  recuerdo los veranos bajando por la "fuga de Martiánez" y volviendo en guagua. La parada de la guagua estaba frente al "Charco de la Soga”. Eran otros tiempos y añorados. Saludos.  …”
El amigo del Puerto de la Cruz catedrático de la Universidad de La Laguna; ANTONIO GALINDO BRITO, remitió entonces estas notas: “…El paseo Aguilar y Quesada más conocido por los portuenses como Paseo de las Palmeras fue llamado anteriormente como de Eduardo Cobián con ocasión de la visita que este ministro hizo a Tenerife. Aguilar y Quesada fue un gran enamorado de los árboles y gracias a sus esfuerzos se pobló tanto la zona del Taoro a la par que se construía el Hotel y Taoro y el paseo citado…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario