sábado, 11 de febrero de 2017

EL OROTAVENSE MATADERO MUNICIPAL EN EL TIEMPO



En la Villa de La Orotava, en el final de la calle La Reina, entre los populosos Barrios de La Cruz del Teide y La Cancela a través del barranco de Tafuriaste. Estaba localizado el Matadero Municipal a lo largo del tiempo.  Entonces lugar de encuentro de veterinarios, matarifes,  vendedores de carne y demás. Así como la chiquillada que solían jugar en el entorno en busca de vejiga y hacer pelotas para jugar al fútbol (según el amigo de mi infancia residente en la octava Isla – Venezuela; José Polegre Arbelo – Pepe- entonces vecino del lugar).  
Recuerdo ver el trajinar al entonces profesional veterinario titular municipal; don  Rafael Pinillo Sánchez, siempre al pie del cañón, con su mini Citroën color verde.
Con el tiempo en el comienzo de las nuevas tecnologías y aplicación de modernas normativas sanitarias, los mataderos municipales fueron sustituidos por el provincial. Quedando el de la Villa de La Orotava, una vez restaurado para pernoctar en él la asociación de vecinos de La Cruz del Teide.
De izquierda a derecha de arriba abajo: Manuel (Calle Salazar), Manuel (Calle Meneses), hermano de Jesús “El Pipa”, Javier (El Pelado), en el agujero del centro del animal, solo señalando su cabeza; José “Pifiano” Brito (padre del amigo boxeador y futbolero; Cheché Brito). Agachados;  Félix y su padre Feliciano. Sebastián Sánchez Rodríguez, Arturo del Pino de profesión Marchante  (compraba los animales y vendía la carne a las carnicerías), era de origen lagunero, vivió en un caserón (desaparecido), situado en la esquina de las calles; La Candelaria El Lomo con Estopa, finalmente se fue a vivir con su hija a la calle Marqués o La Canal de la Villa, y Pancho (Calle Salazar).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada