miércoles, 22 de febrero de 2017

EMILIANO, AQUELLA RECORDADA MASCARA OROTAVENSE EN EL TIEMPO



Emiliano el del carrito de Los Cuartos (mi padre Juan Álvarez Díaz que tenía la costumbre de irme a buscar al Colegio de La Milagrosa, me compraba los famosos y recordados rosquetes salvavidas), es otra mascara histórica de la villa, surrealista, vestía trajes de su mujer doña María la de la venta de Los Cuartos, por cierto, yo no sé qué gentes están gobernando en ese querido Barrio orotavense de mi infancia y juventud, no buscan documentación histórica del popular Barrio, y eso que le han construido una sede de incalculable valor, en vez de dedicarse a tiempo de entretenimientos, los más lógico deberían de ubicar bibliotecas, informáticas y archivos histórico del Barrio para que la juventud se ponga al corriente como símbolo y eje de la cultura y el progreso. Pues a la hora de agradecer sus vivencias, lo que han hecho es desprestigiar a los que lucharon por el lugar de forma desinteresada.
Me refiero a la rotulación de sus calles que hasta hace poco tenían nombres de héroes del franquismo, yo dejaría a estos, antes de poner lo que ustedes cuarteleros han colocado, y pido perdón por que le hablo con el corazón en las manos. El primer lugar le diré, que el señor Hernández conocido por “Tapia” fue el propietario del territorio, que regaló muchísimas parcelas para que familias humildes se hicieran sus casas. Doña María la mujer del protagonista carnavalero de hoy tenía una venta en la calle de Arriba, ustedes saben que en la época del razonamiento y de la penuria mató mucha hambre, pero mucha hambre, tres zapateros y varios carpinteros(ebanistas y un tallista que dio vida en su gubia a varios tronos procesionales y demás), un marmolero y dos herreros dieron vida al Barrio, en tertulias ilustradas, sin embargo me vienen con nombres de las Hermanas de San Vicente de Paul (tienen dos calles; La Milagrosa y Sor Soledad Cobián artífice de la adquisición, construcción y terminación del colegio), Las madres(efectivamente con todos mis respeto lo merecen sin lugar a duda), todavía hay muchas documentación, el entonces alcalde de la Villa de La Orotava don Cándido Acosta, se jugó la vida antes el despacho del general García Escames para conseguir dinero del mando económico y construir las casas que aún se conservan en el eje principal del Barrio y que fueron inaugurada en la década de los años cuarenta del siglo XX por el jefe del Mando del Cuartel de San Agustín don Augusto Machado Méndez y Fernández de Lugo, y que se yo…
Y hablando del carnaval, Emiliano tuvo un gran descendencia que aun revive la tradición, su hijo Chuchito que fue futbolista del Juvenil Iberia (campeón de Tenerife, 1961), de la UD. Orotava y del UD. Realejos…
En la panorámica le vemos sonriente, disfrutando y animando el carnaval villero en una excelente foto del recordado Ortega delante de un coche de aquella época de marca FORD TF 3417 (Juanito Salazar que siempre acompañaba a la banda de tambores y cornetas de San Juan Bautista, se sabía de memoria las matriculas de los coches de entonces en La Orotava) que ya es historia en el mismo carnaval orotavense. Por último indicar que esta figura carnavalera de la Villa que alegraba a todos sus habitantes, a pesar de poseer su carrito de golosinas en la esquina de las actuales calles; Sor Soledad Cobián y Emilio Luque Moreno, fue chofer de los camiones de la firma comercial de la Orotava ya desaparecida Casiano García Feo e Hijos SL

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario