domingo, 5 de febrero de 2017

FÉLIX CHOFER COLEGIAL EN EL RECUERDO



Félix Álvarez Jorge, nació en la Villa de La Orotava en la zona del Rincón en el año 1932 y falleció en la misma Villa a los 85 años de edad el día 4 de Febrero del año 2017.
Casó con María del Rosario Hernández Ramos, de cuya unión tuvieron, cuatro varones; Miguel Ángel, Félix, Tomás y Lorenzo Álvarez Hernández.
Perteneció a una larga familia de la Villa de La Orotava del apellido “Álvarez”, dedicada la mayoría a la agricultura en general sobre todo al plátano.
En el curso 1963 – 1964 el Colegio de San Isidro de la Villa de La Orotava, comienza el servicio propio de traslado de alumnos de los alrededores de la Villa, adquiriendo para ello un furgón tipo micro marca COMMER a la recordada firma comercial Hernández Hermanos SL  del Puerto de la Cruz. Recuerdo que era similar a los recordados micros encarnados que hacían el servicio exprés a la capital tinerfeña por parte de la desaparecida empresa Transporte Tenerife SL. El micro colegial era de los colores de la isla tinerfeña; azul y blanco.  Entonces el centro contrató por primera vez en su historia un chofer, precisamente al orotavense Félix Álvarez Jorge.
Al siguiente curso 1964 – 1965, los gestores del colegio de San Isidro, los padres salesianos, acuerdan ampliar la flota de transporte escolar,  adquiriendo una guagua de color encarnada y blanca, que en la Villa fue una novedad, puesto que hasta esa fechas estábamos acostumbrados a ver y utilizar guaguas del transporte público, confeccionada en madera artesanalmente en los talleres de ebanistas del Valle de La Orotava, con motores y chasis de camiones. Por lo que la nueva guagua del colegio de San Isidro venía directamente de la fábrica, se adquirió a la misma empresa mencionada y era también de la misma marca que el micro anterior “COMMER”, pasando Félix a conducirla en exclusiva, y el coadjutor salesiano don Maximiano Sancho Lázaro pasa a hacerse cargo del Micro.
A Félix lo conocí desde ese entonces, un servidor estudiaba en el Colegio de San Isidro de la Villa de La Orotava el bachillerato, cuando aparece este hombre, bajito de estatura, grande de corazón, amable servicial. Desde que le conocí me di cuenta que se trataba de una excelente persona, conducía ejemplar, nunca se metió con nadie, ni siquiera con las cuadrillas de alumnos muchos de ellos noveleros, a pesar que en los corridos que realizaba con la guagua, siempre le acompañaba un clérigo salesiano para poner orden en la misma.
Félix trabajó la citada guagua, además de su obligación como transportista escolar, lo hacía para excursiones de alumnos internos y externos, para llevar a los escolares a los exámenes de reválida en el Instituto de Santa Cruz, para desplazar a los equipos de fútbol y baloncesto, y creo que también hizo servicios para la Sección Femenina de La Villa de La Orotava, en desplazar al teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, a los Coros y Danzas y participar en los  celebres concurso que se celebraban allí por aquellas décadas.
A partir del año 1974, el colegio le traspasó la guagua a una cooperativa que en principio formaron; Feliz Álvarez e Isaac García el portero del citado centro, por lo que Félix siguió de chofer colegial hasta su jubilación (65 años) año 1997.
Félix espero y deseo, que en  el externo paraíso, disfrute como siempre lo hiciste, conduciendo la guagua colegial, de nuestro colegio, porque los que fuimos alumnos del centro te seguimos llevando en el corazón, como un ejemplar chofer que lo fuiste.
Un abrazo y hasta siempre.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario