martes, 14 de febrero de 2017

IGNACIO HERNÁNDEZ PÉREZ, EX FUTBOLISTA, EN EL RECUERDO


Aniversario de su fallecimiento. La noticia me la acontecieron a la salida de la reunión de la Banda de Música de La Agrupación Musical Orotava, descendiendo las escalinatas del ex-convento de San Agustín, la pasada noche fresca y airosa del siete de Diciembre(1994).
Fue concretamente mi compañero de la sociedad Maximiliano Martín Delgado quien me ágora el inconsolable y triste aviso del tránsito de una gran persona, futbolista de antaño, apacible, ingenuo,  de pensamiento democristiano, diestro e inteligente en el rectángulo de la cerda de fútbol, con unas técnicas propias de su personalidad deportiva, consistente en darle al balón con los dos pies de estilo potentísimo y temperamental sin que la pelota sufriera otra trayectoria. Se no fue para siempre, víctima de una larga y penosa enfermedad el ex-futbolista Ignacio Hernández Pérez, aquel elegante jugador que se formó en el imperecedero Europa C.F., que tenía su sociedad en la calle del Calvario orotavense, regentado por el reputado Antonio Delgado González, formado por los recordados; Ricardo Álvarez, Cleofá, Manolo "El Rolón", Heriberto Linares, Pedro Cruz, Juan Dorta, Chanillo, Carballo etc... Suprimido el Europa C.F. y su eterno rival " Estrella C.F.", por los años treinta se recompone el Orotava C.F., Ignacio forma parte de la recién creada paradigma futbolera de la Villa Norteña, integrada por destacadas glorias del fútbol villeros; Morón, Paco "El Raso", Cleofá y su hermano Alfonso, hermanos Dorta, hermanos Sosa, Pedro García,  Agustín el del Guachinche de Martiánez, Chanillo, El Chiva, Arnoldo, Pedro Barreto  etc... Pero su verdadera pasión era triunfal en el fútbol, quiso ir más allá, fue entonces cuando el C.D. Tenerife se interesa por sus servicios. Antes había reforzado conjuntamente con su hermano Chicho, al C.F. Viera del Realejo de Arriba, -el inolvidable C.F. Viera de los; Sedomir, Chiva, Alfonso, Lorenzo y otros.. Que alcanzaron la plenitud del fútbol realejero y que en la actualidad renombra  la U.D. Realejos con su prodigiosa campaña en la segunda división B del fútbol español-. En el C.D. Tenerife Ignacio formó parte de un gran plantel de jugadores, que el doctor Don Felipe Coello Higuera, miembro de la Sociedad Española de Médicos Escritores, menciona en su artículo periodístico, en el que evidencia "El Capitalismo del Futbolista Valdano". Todos tienen calles en Santa Cruz, y ninguno fue capitalista, el recuerdo de una alineación  ilustre formada por; Cayol, Luzbel, Rancel, Fuentes, Perla, Tomasito, Roig, Semán, Arocha, Abelito, Jorge, Arencibia.
Recuerdo hablar con Ignacio en las terrazas del Bar Parada de La Orotava, recuerdo que me decía que la plantilla tinerfeña de la que él formó parte, hoy hubiese sido súper millonaria. Se trataba de una plantilla estética,  ingeniosa y sobre todo de auténtica idiosincrasia técnica, que tenía su pundonor de decisión en la imaginación e inteligencia del inolvidable Benardino Semán. Y que precisamente hoy con el presupuesto que tiene el C.D. Tenerife no hubiese tenido los recursos suficientes para perdurar a estos legendarios futbolistas de antaño. Quizá sea cierto lo que el malogrado jugador orotavense me expresaba, ni los conocí, ni los vi jugar al fútbol, pero lo que si creemos que es cierto, que todos eran futbolista de la región tinerfeña, y no tan foráneos como los de hoy. Ignacio después de realizar una histórica campaña con el C.D. Tenerife retorna al fútbol de La Orotava para fundar con otros ex-compañeros el club de sus amores la U.D. Orotava, que cariñosamente se le denominó "Copos de Nieve" por lucir sus atuendos blancos como los copos. En su Catedral futbolera con residencia en el viejo Quiquirá a espaldas de verdes y deliciosas plataneras de entonces, aconteció grandes tardes del fútbol con; Paco "El Raso", Chanillo, Gustavo Dorta, Alfonso Hernández, Melchor García, Eusebio, Antonio Sánchez (Ex-guardameta del Price, Celta de Vigo y Sabadell), Fernando Méndez, Gundemaro, Juanito Gutiérrez, y Jesús Sosa que hacía de juez en el balompié. Ignacio en ocasiones duplicaba fichas deportivas, parece que por idéntica época también defendió los colores del equipo de su propio barrio orotavense de Los Rechazos, el C.F. San Pablo de gratos e imperecedero recuerdos para los aficionados locales del añejo Quiquirá. Retirado como futbolista, comienza sus pinitos de entrenador, primero lo hace con La U.D. Orotava, y después con el C.D. Puerto Cruz, con aquel pequeño Real Madrid como cariñosamente le llamaban al Puerto Cruz de los; Tito, Illada, Arturo, Pagés, Del Pino, Germán, Mon, Galindo, Elfidio, Soriano, Cabrera, Cuco Padrón, Antonio etc... Y porque no, el mayestático masajista del puro grande Venancio, con ellos Ignacio hizo un gran acervo que inmediatamente se lo dejó acertadamente conjuntado a otro legendario entrenador Ramón Mesa. A Ignacio se le tributó un merecido homenaje en el año 1.956, en el entonces inaugurado campo de fútbol municipal "Los Cuartos", que he podido acatar en la desaparecida publicación local "Canarias" del 16 de Febrero de 1.956, decía: Próximo homenaje al ex-futbolista Ignacio, consistente en un encuentro de Fútbol entre un conjunto del C.D. Tenerife y el U.D. Orotava. La finalidad de este espectáculo, que comenzará a las 4 de la tarde, es rendir homenaje con el importe líquido de los que se recaude, al ex-jugador Ignacio Hernández Pérez, que fue destacada figura de ambos equipos y el cual se halla enfermo desde hace tiempo. Se espera una gran afluencia de públicos que tendrá ocasión de presenciar un buen partido y sobre todo el honor de colaborar tan cristiana finalidad. En la edición del "Canarias" del tres de Marzo del mismo año, Ignacio agradece tal evento a la afición de la Villa; "...El antiguo jugador del Tenerife y Orotava (Ignacio) agradece al público en general la aportación al partido celebrado entre dichos equipos a su beneficio, por hallarse enfermo.
Ignacio perteneció a una familia profundamente cristiana, fue un destacado espectro de las cofradías villeras del; Santísimo y Vera Cruz de La Concepción, Esclavitud del Santísimo Cristo del Calvario, y Santísimo Cristo de la Columna perteneciente a la parroquia de San Juan Bautista de la Villa de Arriba. Pero ante todo un gran trabajador de profesión camarero, ejerció en el Hotel Taoro, en el Colegio San Isidro de los padres Salesianos de La Orotava y por ultimo en el Hotel La Paz, amén de  un padre de familia ejemplar. Evidentemente le conocí como futbolista, ya alejado de esos malditos campos de fútbol, cuando juzgaba reforzando al equipo de los profesores en la pequeñez y recordado campo de fútbol de los salesianos orotavense, recuerdo verle con sus grandes técnicas y su potencial disparo que muchos alumnos que cubrían la portería contraria temían de él.
El adiós ha sido melancólico, el mismo día que su antiguo Club desarrollaba un estimable match con el todopoderoso europeo "La Juventud de Turín". Sinceramente nos sorprendió, que nuestro equipo representativo no luciera aquella maravillosa tarde los brazaletes negros, ni guardara un minuto de silencio en su memoria, -con todo respeto-, evidentemente olvidaron a un glorioso jugador blanco y azul,  o quizá le llegó tarde la noticia a los dirigentes del Tenerife. Pero es indispensable avalar que Ignacio no perteneció a la época profesional del Tenerife, pero si a una etapa que nuestros mayores la consideran de grandeza. Porque tanto Ignacio como sus colegas incumbieron en una plantilla grande de sentimientos  y  de afabilidades.  Seguro que Ignacio retornará al eterno campo de Fútbol, en el que se encontrará con aquellas glorias del C.D. Tenerife, del Viera C.F., y de la U.D. Orotava del sobrenombre "Copos de Nieve", quizá vuelva a marcar inolvidables goles desde la eternidad con su eficaz disparo y sobresalientes cualidades, porque estoy seguro que allí estará gozoso descansando.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada