domingo, 5 de febrero de 2017

INÉDITA FOTO DEL PUERTO DE LA CRUZ



El amigo del Puerto de la Cruz, el investigador Melchor Hernández, remitió entonces esta inédita fotografía en color sepia (parece más un grabado a lápiz o plumilla), donde podemos apreciar la ciudad portuense casi desierta por el oeste desde la atalaya. Efectivamente, descubrí la ciudad, basándome en la Mansión que aún se conserva, conocida por Casa Casino de Lavaggi. Ubicada frente a los apartamentos del mismo nombre fabricados  al final de la década de los sesenta y principios de los setenta del siglo XX. Observamos también la famosa calle Valois, el antiguo inmueble que hospedó el Hotel Martiánez, y a al fondo los Acantilados y Llanos de Martiánez.
El amigo del Puerto de la Cruz, catedrático de La Universidad de La Laguna; Antonio Galindo Brito remitió entonces estas notas: “…La casa familiar de mis padres estaba situada en la calle Iriarte justo frente al Casino Lavaggi. En aquella época la casa ya no tenía jardines sino plataneras que cuidaba un señor llamado Wenceslao, gracias al cual conocí bien los alrededores de la casa y comí de las excelentes naranjas que allí se cultivaban. La casa pertenecía a una descendiente de Lavaggi llamada Doña Luisina que estaba casada con Nicolás Yumar. Añado además que la pequeña y empinada calle que comunica entre Iriarte con La Hoya recibe el nombre de calle Casino.
La Casa Casino de Lavaggi siempre había tenido dos entradas. La principal estaba en Iriarte y se accedía a la casa por una serie de amplias escalinatas que en sus extremos llevaban maceteros llenos de flores lo que les daba un especial colorido. La entrada accesoria era por la calle Valois pero cuando se trazó la avenida del Generalísimo la finca perdió un buen pedazo de solar y hoy la entrada secundaria queda por esa última calle. Hay que reconocer que Luis Lavaggi tuvo especial gusto en las casas que construyó en nuestro pueblo, como la que hoy es la sede del Hospital de Dolores, la casona que hace esquina entre Agustín Bethencourt e Iriarte y la casa que reconstruyó, donde vivió Álvarez Rixo y vivió y murió Lavaggi con su vieja sirvienta en la calle Blanco y que luego fue la sede de la empresa Hernández Hermanos. No lo sé con exactitud pero alguien ha avanzado la hipótesis que yo no tengo confirmada de que en algún momento funcionó como sede de una sociedad cultural, algunas de las cuales recibían este nombre como el Casino de los Caballeros, que estuvo radicado en la casa que hace esquina entre Iriarte y Blanco.  No es tan tonta la pregunta porque este nombre llegó hasta la calle que salía justamente a la puerta de entrada principal por Iriarte. La pequeña calle como dije antes que viene desde La Hoya a Iriarte, se sigue llamando calle Casino. La casa no está habitada desde mi juventud y de eso hace mucho tiempo, pero el matrimonio venía en ciertas épocas a pasar parte del verano. Lamentablemente no tuvieron hijos y actualmente no sé quién o quiénes son sus propietarios actuales. Precisamente  , es esa la calle, aunque en mi juventud el juzgado estaba en la misma calle pero en el cruce con Blanco.
El paisaje corresponde a la época de finales del siglo XIX pues es el momento en que se crean las compañías para comenzar a explotar el potencial turístico de nuestro pueblo. Por esa época no había nada construido más allá de la calle de La Hoya, que tuvo gran importancia porque era la entrada natural al Puerto por el este, como una continuación natural de la Calzada de Martiánez.…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada