viernes, 3 de febrero de 2017

LA AGRESIVIDAD DE LAS ESPECIES


Fotografías referentes a; Rabo de gato y Rosa Blanca

El amigo desde la infancia de la Villa de La Orotava en la calle El Calvario; ISIDORO SÁNCHEZ GARCÍA remitió entonces este interesante artículo ecológico que tituló “LA AGRESIVIDAD DE LAS ESPECIES”: “…Primero fue la gea y luego la bio. Los geólogos antes que los biólogos, es decir que los botánicos y los zoólogos. Eso es lo que explican en las clases, en las escuelas y universidades y se enseña en los museos. En mi caso lo aprendí en la escuela de montes de Madrid, cuando inicié los estudios de ingeniería forestal con el profesor de Botánica, don Luis Ceballos. Corrían los años 60 del siglo XX, y se vivía la transición en el mundo universitario con la desaparición paulatina del SEU, no exenta de personajes "guerrilleros del Cristo Rey" y de los grises.
En La Moncloa o en la ciudad universitaria, con manifestaciones donde algunos recordados catedráticos se mantuvieron impertérritos ante la avalancha de la policía gris de la capital española, que actuó a caballo y rodeada de tanques de agua. El profesor Ceballos, académico de la Lengua Española por su trabajo sobre 'La flora del Quijote', nos enseñó muchas cosas interesantes de la botánica española y americana, también de la geobotánica, con Humboldt a la cabeza y su paso por las Islas Canarias, particularmente por La Graciosa y Tenerife.
Nos habló de la agresividad de las especies, de las vegetales en particular, y de la región de la Macaronesia que definió el naturalista británico Philipe Webb. Salieron a relucir botánicos europeos que visitaron Tenerife, entre ellos el polifacético francés Sabin Berthelot, socio de Webb y amigo de Humboldt. Recuerdo que don Luis nos habló del "tabaco moro" que al parecer introdujo don Sabin en la isla del Teide. Lo que no nos dijo fue quien trajo las semillas del "rabo de gato" que caracteriza los terrenos del piso basal del norte de la isla y en especial el valle de Taoro.
En estos días de finales del mes de enero, que según el refranero es frío, sereno e inaugura un año nuevo, tuve la oportunidad de pasear por la zona de la Paz portuense, por recomendación médica, y encontrarme con un largo ejemplo de la agresividad de varias especias vegetales protagonistas de una gran retahíla de plantas. Sin embargo el "rabo de gato" dominaba sobre otras especies, sobre otras comunidades vegetales y se hacía notar su agresividad de manera exagerada, con gran prepotencia y con un alto sentido de prevalencia territorial. Incluso el tabaco moro, los tréboles, las cerrajas, gramíneas y helechos se quedaban cortos en sus manifestaciones frente al rabo de gato. Menos mal que al llegar a la casa familiar me encontré con un jardín de verdad donde una rosa blanca desprendía un aroma que me cautivó.
Me llevó hasta Cuba para recordar el reciente cumpleaños de José Martí, 28 de enero, a quien le gustaba cultivar la rosa blanca que plasmó en su poemario con acierto ecológico y metafísico. Cultivo una rosa blanca en junio como enero para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardo ni ortiga cultivo; cultivo la rosa blanca. (Poema de José Martí)...”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario