martes, 21 de febrero de 2017

LA AGRUPACIÓN JUVENIL DE LA OROTAVA (1961-1966)



Fotografías y datos que remitió entonces el amigo de la infancia de la Villa de La Orotava; PACO MORALES RODRÍGUEZ.
Panorámicas de la Agrupación Juvenil tomadas: Primera izquierda en la portada del desaparecido Hospital de la Santísima Trinidad en la calle de San Francisco de La Villa de La Orotava, vistiendo de disfraz Campesinos Rusos, año 1962.
La de la derecha en el patio del Liceo Taoro, anterior sedes en la calle de San Agustín de la Villa de La Orotava. En los Carnavales del año 1963 vistiendo con el disfraz de Robín Hood.

Decía el Señor Martín Brau, colaborador periodístico: que una nariz, con goma y gafas, y una sábana, con o sin antifaz, fueron los contundentes objetos que desbarataban cualquier movimiento de los representantes del Gobierno central estratégicamente situados por el señor-gobernador de turno en las calles tinerfeñas. Mencionamos a unos señores que son historia en nuestras fiestas: el obispo, Don Domingo, de grato y santo recuerdo para todos, se empleó a fondo con sus curas, quienes desde sus púlpitos nos estaban llevando a todos a la hoguera, diciéndoles que su pueblo tenía derecho a un rato de esparcimiento. El gobernador Ballestero, caso insólito y jamás repetido en la historia de aquellos señores-gobernadores, ordenó a su policías que cuando viesen una nariz miras en insistentemente al cielo. Y Don Opelio pasaba por alto las letras de las murgas que contenían denuncias a cacicadas y monopolios, entre otras regalías franquistas.
Existía en La Orotava, una pequeña rondalla, exorbitante de estimación, formada por adolescentes, que principió su andadura en Enero de 1961, como preámbulo de las Fiestas de Invierno. Un conjunto musical que se denominó “Agrupación Juvenil de La Orotava”. Concretamente el 23 de Enero de 1.961, se reúnen por primera vez, un grupo de chicos y chicas en la casa de Isabelino Martín, calle de La Carrera, con el fin de ultimar datos sobre la contextura de una rondalla de pulso y púa. Así pues celebra su primer ensayo en la mansión mencionada, trasladándose posteriormente a la casa de Elita Peréra, en la calle de Altavista. El 12 de Febrero, Domingo de Carnaval, debutan por primera vez, con el disfraz de tunos, recorren las calles principales de la Villa, actuando en el Concurso Infantil de Trajes organizado por el Liceo de Taoro, retransmitido por la emisora local “La Voz del Valle”. Dieciséis fueron los primeros componentes de la Rondalla, Carnaval de 1961. Diez chicas: Elita Peréra, Paca Martín, Chicha Pérez, Pili de la Fuente,  Lilia Cabrera, Isabel Saro, Candelarita Luis, Mercedes Hernández, Fefa Díaz (fallecida) y Carmen Lola Galloway. Y seis chicos: Juan de Dios Martín, Sixto Perera (fallecido), Pedro Hernández, Nolito Hernández Sánchez, Isabelino Martín y como director Paquito Morales. El recordado villero Don Ambrosio Díaz Afonso reseñaba los disfraces y la inolvidable Juanita Hernández “Bello” los cocías. Para la Romería y Navidad de ese año hubieron nuevas incorporaciones: Chanti Hernández, Charo Morales, Quirina Miranda, Araceli Cuevas, Irene Méndez (fallecida), Carmita Trujillo, Auri de la Fuente, Juan Felipe Hernández, Francis Miranda, Bernardo Saro, Oscar García, Isidro León, Chicho Acosta (fallecido), Juan Carlos Arencíbia, Santiago Domingo Hernández, Pepe Pérez,  Santiago Torres, Alfonso Borges, Alberto Hernández, Juan Antonio Pérez, y Antonio Ordóñez. El siete de octubre de 1961 asiste a la Cabalgata de las fiestas de la Perdoma antiguo Pago de Higa, cobraron mil tristes pesetas. Recaudando por Navidad, -Lo Divino-, siete mil ochenta y cuatro pesetas y quince céntimos, de las que cuatro mil ochenta y cuatro pesetas con quince céntimos le entregaron a la Acción Católica para repartirlas entre los pobres, quedándose con las tres mil pesetas restantes para diferentes gastos, entre los que incluyeron una cena, el 5 de Enero de 1.962, nada más y nada menos que, en el recordado restaurante "Cuesta Arriba", de la vida la comida, original del recordado narrador villero que firmaba sus artículos con el seudónimo "Profesor Muyábil", "Don Isaac Cabrera y Domínguez Bethencourt", cuyo tremendo coste fue de mil quinientas pesetas.
Esta agrupación-rondalla, -de corta vida, 1961/1966-, prosiguió sus ensayos en la casa de Francisco Miranda en la calle de la Carrera, en el salón que da al callejón de Rodapalla, hasta el año 1963, actuando en los Carnavales, Romería y Navidad. En los Carnavales de 1962 vistieron con el disfraz de Zíngaros y el año siguiente de Robín Hood. En el Carnaval de 1962, para el que tenían un fondo de dos mil cuatrocientas cuarenta y cincos pesetas, se incorporaron María Elena García, Juan Porfirio Hernández, y Juan Pedro Pérez, además de la niña María Candelaria Miranda, no se tienen datos de las diferentes incorporaciones para la Romería y  Divino. Numerosas fueron las obras interpretadas: Carrascosa, Los Majos, Si vas a Catalayud, La Estudiantina Portuguesa, El Día de los Enamorados, Pasa la tuna, La Estudiantina Madrileña, el pasacalle y la mazurka de Encarna La Misterio, Guadalajara, Paloma Mensajera, Ansiedad, La Aurora, Clavelitos, Llegó el Carnaval, Morena, Bajo la reja de flores, Niña Bonita, !Ay, mi mulata!, Un americano, El Príncipe Carnaval, La Comparsa, La Habanera de Don Gil de Alcalá, etc...Aparte de los villancicos y folklores. Un repertorio, que Paquito Morales su joven director, para converger sin experiencia, pero con capacidad, valentía y honradez, contó con la contribución de dos maestros; Don Felipe Casanova Machado y Don Domingo Delgado González, "Febles". Destacaban; una Habanera, peculiar del maestro Casanova, que el vallisoletano Don Tomás Calamita Manteca le puso música, titulada! Ay, mi mulata! Y la composición, que muchos recordamos, cuya letra y música es también del maestro Casanova! Morena!, que se estrenó en el Teatro Power, por el tenorino villero Domingo Quíntero Hernández (fallecido) en el año de 1.917. En Carnavales de 1.963 La Agrupación Juvenil Orotava, aparte de algunas bajas, causaron altas: Lolita Jordán, Lourdes Acosta, Marily Sanz, Charo Cuevas, Blas Antonio Hernández, Efrén Sacramento y el niño José Luís Miranda. A partir de aquí fueron múltiples los amigos/as que formaron parte de la Rondalla. En ese mismo año actúan en Santa Cruz de Tenerife, en el tradicional Círculo de Amistad, y en la mudéjar plaza de Toros en actuación conjunta con Los Fregolinos, y el solista lírico español Marco Redondo. El fallecido articulista Alfonso García Ramos, decía: Irrumpe en el ruedo la Agrupación Juvenil de La Orotava para sumarse espontáneamente al espectáculo. Esta Agrupación, cuyos componentes no peinan aún los veinte años, nos sorprendió con varias cosas: su sencillo y elegante atuendo en contraste con tantos barroquismo de dudoso gusto como se ven por ahí, su limpio estilo estudiantil, y esa maravillosa y sana camarería de chicas y chicos, que pulsaban cuerdas y acordeones y unen sus voces en un conjunto disciplinado. Los tres últimos años actuaron bajo la tutela del Liceo Taoro. En los Carnavales de 1.964 se formó una rondalla en dicha Sociedad dirigida por otro maestro de la Villa Norteña Don Francisco Dorta Hernández, no interviniendo en ella las chicas. Fue su disfraz el de Campesinos Rusos, en esa ocasión actuaron: violines, flautas, añadidos a las tradicionales bandurrias, laúdes, guitarras, acordeones, etc., dándole mejor calidad a la misma. En los Carnavales de 1965, con la intervención solamente de los chicos con numerosas incorporaciones y por no dejar a nadie en el tintero mejor es omitir nombres, nuevamente son dirigido por el maestro Dorta, se disfrazan de Pierrot Negro, en la Romería del citado año se incorpora el excelente incondicional y timplista de La Orotava, muy apreciado de todos por sus cantares en las noches taberneras, Agustín Regalado Hernández, conocido por "Agustín el Gigante". Finalmente, en los Carnavales de 1.966, participan nuevamente con chicas y chicos con nuevas altas, de las que citaremos a Matilde Pérez (fallecida.), Fefa Dorta, Isabel Oliva (fallecida), Ana Mary Sánchez (fallecida), etc...,  escogiendo el disfraz de Piratas como despido de la camarada y añorada Agrupación Juvenil.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario