viernes, 17 de febrero de 2017

LA FOTO DE FAMILIA NUMEROSA



La familia numerosa es una familia en la que la cantidad de hijos supera o iguala la cantidad fijada en un país o territorio para ser considerada como tal. El límite o número mínimo para que una familia sea considerada numerosas varía considerablemente de un país a otro, existiendo además, diferentes grados según el número de hijos.
La consideración legal de familia numerosa es una medida de natalista ya que suele ir asociada a ayudas sociales y económicas, subvenciones, becas y desgravaciones. El propósito es incentivar la reproducción hasta alcanzar el número exigido para acceder a dichas ayudas económicas. Cuando las ayudas son estrictamente natalistas no tienen en cuenta el nivel de renta de las familitas numerosas, cuando son parcialmente natalistas tienen en cuenta el nivel de renta familiar y no siempre son concedidas.
A diferencia de los actuales tiempos, desde el final del siglo XIX y principios del siglo XX, las familias eran muy numerosas, casi siempre tenían más de dos hijos, pero entonces a partir del cuarto formaban lo que se llamaba y lo sigue haciendo familia numerosa. Usándose para ello el carnet correspondiente que le daban derechos a deducciones económicas;  en matriculas escolares, universitarias, desplazamientos etc. Era todo una costumbre, que con los adelantos de las nuevas tecnologías  y las planificaciones familiares han ido disminuyendo en la vida social, sobre todo en la española de los últimos años.
Mi familia nunca fue una alucinación, aunque un servidor por ser el menor a nueve años del tercero, jamás se benefició del mencionado carnet. Pero si lo hicieron mis dos hermanas mayores (Carmilla y Fina), cuando estudiaban bachilleratos y sus respetivas carreras profesionales, salvo mi hermana Lola, la mayor que se tuvo, que poner a trabajar en la Industria de Suministros de mi padre Juan Álvarez Díaz, con solo 12 años, para ayudarle en las tareas administrativas, debido a las insuficiencias que mi pobre padre había sufrido en su salud, cuando solo contaba con 40 años de edad.
En los recordados estudios “Foto Portero”, en la calle El Calvario de La Orotava, se tomaban estas características de fotografías, así como las de los carnets, bodas, bautismos, primeras comuniones y otros.
Esta fotografía tomada en el año 1951, en los citados estudios, corresponde a mi querida familia. De izquierda a derecha, de arriba abajo; Mi padre Juan Álvarez Díaz, un servidor con un año de edad, mi hermanas; Carmilla (13 años), Lola (16 años). Mi madre María del Carmen Abréu González y mi hermana fina (10 años).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario