viernes, 24 de febrero de 2017

“LA LOBA DE MI PADRE”



Nostalgia orotavense. Final de la décadas de los años treinta del siglo XX (en plena guerra incivil de España), observamos por fuera de la Industria de gasolinera en la calle El Calvario de La Villa de La Orotava  de mi padre Juan Álvarez Díaz sentado en el coche taxista del señor Corona que le acompaña a su derecha, el también taxista señor Agrícola. La novedad, la loba de raza pura alemana color negro propiedad de don Fernando Hernández (antiguo gerente - empresario de la casa Ford en la Villa) que está en los pies de mi padre y que siempre le acompañaba a su casa en el antiguo camino “Los Cuartos” frente  a la antigua Calera, a almorzar, dormir la siesta e incluso le arrullaba en la cuna a su hija mi hermana María Dolores Álvarez Abréu.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada