jueves, 23 de febrero de 2017

LOLA Y PAULA



Lola Álvarez Abréu (mi hermana mayor) y Paula Quijada Lima, visten de un autentico disfraz carnavalero, en la azotea de la casa de don Domingo Quijada y doña Carmen Lima Méndez en la carretera general de Las Cañadas en el lugar de Los Cuartos de La Villa de La Orotava (aun se conserva).
Principio de los años cincuenta del siglo XX, siquiera el carnaval estaba prohibido en España y en concreto en Tenerife, solo se disfrutaba, corriendo delante de los agentes de orden público, en casas particulares y en sociedades culturales. Sin embargo jamás se dejó de disfrutar del carnaval, y siempre se desarrolló con auténticos disfraces confeccionados por artesanos de los lugares tinerfeños.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario