lunes, 27 de febrero de 2017

LOS INDIANOS



Festividad que se celebra el lunes de carnaval de Santa Cruz de la Palma. La comitiva parte desde la Avenida de Los Indianos hasta la Plaza de la Alameda, a ritmo de sones cubanos, en medio de una batalla campal de polvos de talco. El único requisito es ir vestido de impoluto blanco de los pies a la cabeza.
Los indianos (el término proviene de "los que emigraron a Las Indias", tierras americanas) son aquellos emigrantes retornados de Cuba, que a su llegada hacían alarde y ostentación de la riqueza obtenida en aquellas tierras.
Final de la Avenida de los Indianos desde dónde parte la fiesta. Esta tradición se inició en el siglo XIX a partir de los festejos que se celebran con la llegada al puerto de los barcos desde Cuba y Latinoamérica. Se llamaban "indianos" a los isleños que habían emigrado y volvían a la isla presumiendo de riquezas e historias de prosperidad.
La batalla de los polvos de talco, según la creencia popular tiene su origen durante el siglo XIX, cuando un barco deja en puerto un cargamento de harina en mal estado, convirtiéndose en elemento de diversión del carnaval que en esas fechas se celebraba. Esta creencia fue desechada pues se han hallado documentos del siglo XVII que hablan de "empolvarse" el Lunes de Carnaval. Se cree que es una costumbre heredada de los rituales ñáñigos cubanos de blanquearse la piel.
Desde comienzos del siglo XX esta tradición fue reprimida por las autoridades, puesto que según ordenanzas de la época "alteraban en demasía el orden público". A partir de la segunda mitad del siglo comenzó a recuperarse con fuerza esta tradición, sustituyendo la harina original por talco.
La vestimenta tradicional para esta festividad consiste en guayabera y pantalones blancos o traje de lino, además de sombrero panameño. Las mujeres pueden vestirse con trajes de época igualmente blancos y sombrilla de encajes, sin faltar por supuesto las alhajas. Un complemento que también suelen llevar los indianos e indianas, son las maletas (también de época, preferiblemente de cuero) que se suponen repletas de dinero y riquezas.
La fiesta comienza desde las primeras horas del día en que ya se pueden ver por la calle personas vestidas de indianos. Oficialmente arranca a las 12:00 de la mañana en el atrio del Ayuntamiento de la ciudad, en un acto conocido como La Espera donde se hace un recibimiento a todos los indianos con música cubana y degustaciones de caña de azúcar, melaza y mojito. Como se puede observar la fiesta tiene un fuerte componente cubano, esto es así porque fue uno de los principales focos de emigración de muchos palmeros, por lo que las dos islas quedaron fuertemente vinculadas.
A media tarde comienza el desfile de indianos desde la ya mencionada Avenida de los Indianos, junto al puerto, hasta la Plaza de La Alameda, donde la fiesta se alargará hasta altas horas de la madrugada. Los indianos portan consigo maletas, baúles, jaulas con animales tropicales y algunos hasta una comitiva de sirvientes de raza negra. Un elemento fundamental también es el puro. Todo esto, claro está, tomado desde el punto de vista que representa esta parodia del indiano rico que regresa a su tierra natal.
La fiesta no está localizada sólo entre estos dos puntos, todo el casco histórico es tomado literalmente por multitudes de indianos que dejan las calles cubiertas del blanco de los polvos de talco. Para hacerse una idea de la magnitud que este festejo repercute en la capital de la isla sólo basta decir que la población de la ciudad pasa de los aproximadamente 20.000 habitantes hasta 50.000 ese día.
El personaje por excelencia de esta fiesta palmera es La Negra Tomasa que siempre acude puntual a la cita en el atrio del ayuntamiento. Su llegada da el pistoletazo a la celebración de la fiesta de Los Indianos.
Este personaje fue ideado por Víctor Lorenzo Díaz Molina, más conocido como Sosó.
La fiesta se celebra en la capital de la isla de La Palma, Santa Cruz de la Palma todos los lunes de Carnaval.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABREU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada