sábado, 11 de febrero de 2017

LOS RAYOS VERDES Y "UN SORBITO DE CHAMPAGNE"…



De Izquierda a derecha, Jesús, fallecido, Julián, Carmelo “EL PAPAHUCHO”, y Rubén. Allá por los años 1960 - 1961, dos jóvenes con gran ilusión musical, formaron un dúo, que con guitarras españolas y una armónica, iban desgranando sus notas por bares, bodegas y circos ambulantes que por aquellos años, acudían a actuar por estas tierras. Pero Jesús que ya no está entre nosotros y Julián, que así se llamaban, tenían otras metas más ambiciosas y querían formar un conjunto musical, pero para ello necesitaba en primer lugar, un local donde ensayar, y con gran empeño se construyeron un pequeño cuarto de madera, al que pusieron por nombre club “JJ”. Una vez que ya tenían esto solucionado, se pusieron a buscar otros componentes. En primer lugar consiguieron un batería: Carmelo, luego un Acordeonista Organista, “Quique”, y así los cuatros después de mucho ensayar, lograron trabajo en el Restaurante el Lagar Tamaide, de la Cuesta de La Villa. Más tarde Quique decidió dejar la música, había que buscar otro integrante. Fue entonces cuando se incorporó “Rubén” un guitarra solista con muchas ganas y que coincidía en todo con el resto del grupo. Y así quedó formado el conjunto Los Rayos Verdes que con más orgullo pasearon el nombre de La Orotava por todos los rincones de la isla. Pero el servicio militar marcó un paréntesis, en la vida del grupo con negativas consecuencias. Pues al no coincidir los cuatros al mismo tiempo, se vieron obligados al término del mismo. Y tener que cambiar a algunos de sus componentes, y a partir de ahí el grupo no era el mismo en ideas y entusiasmo como anteriormente. Así fue como tras un corto espacio de tiempo decidieron disolverse. La década de oro de la música ligera española, con el ciclo de los Beatles, se cerró la época. Pues con su desaparición se creó otro ambiente. Llegaron los setenta y al tiempo aparecieron los hippies con aquello de haz el amor y no la guerra y toda esa historia. No cabe duda que durante los sesenta fueron los de Liverpool los que marcaron la pauta. A raíz de su consagración apareció en España gran cantidad de grupos como los Mustang, los Sirex, los Bravos, los Brincos, Los Pequeniques. En Canarias se estaba desarrollando un ambiente muy importante. Tanto es así que los músicos canarios llegaron tan lejos, en ese entonces, como Londres, Tedy Bautista por poner un caso. Actividades de los Rayos Verdes durante su vida en Tenerife. Previamente se alzaron con el primer premio del concurso de la emisora de FM la Voz del Valle que se emitía en la Orotava y que dirigía el Rvdo. Canónigo de la catedral de la laguna Don José Silverio Pérez. También cosecharon diverso triunfos, en distintos festivales musicales que se celebraron en varias ciudades de Tenerife. Sobre todo en el recordado e inolvidable festival del Atlántico. A consecuencia del éxito, consiguieron muy buenos contratos en la ciudad turística portuense.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada