viernes, 10 de febrero de 2017

ORQUESTA OROTAVA



Fotografía tomada en algún pueblo de Tenerife, vemos de izquierda a derecha a los componentes entonces de la orquesta Orotava; Domingo González, Chano Hernández Pérez “EL PIANOLA”, Manolo (vocalista – carpintero - ebanista) que entonces sustituyó a Rafael Peña (vocalista del Puerto de la Cruz), y  Mikel oriundo de Madeira (Portugal), era de color, tocaba las baterías y cantaba muy bien en inglés.

Fundada en el año 1935 para amenizar bailes, hace su debut la noche de San Juan en la verbena del Casino Iriarte en el Puerto de La Cruz. Esa noche fueron sus componentes y fundadores los músicos villeros: Francisco Delgado González (Batería), Juan Delgado González (Saxo Tenor), Avelino Orta Hernández (Saxo Alto), Juan Álvarez Ñanez (Trompeta), Félix Sosa Hernández (Piano), con anterioridad tenían una orquesta que se llamaba Blanco y  Rosa.  Como tenían contrariedades con las baterías, uno de sus colaboradores Infinito (Ignacio) Pérez (años después en Venezuela fue el primer productor de discos) le consiguió unas baterías de origen alemán.
En el mes de febrero de 1936 se incorpora don Antonio Sosa Hernández en sustitución de su hermano Félix Sosa Hernández, puesto que este último se incorpora a la política local por el Frente Popular. Finalizada la guerra civil española, se incorporan; Mauricio (apellidos desconocidos) “empleado de arbitrios municipales” (Trombón),  Francisco Delgado (Trompeta), Manuel Ramos (trompeta) y Antonio Luís (trompeta). En su repertorio figuran boleros, valses, pasodobles. El desaparecido hotel Camacho de Tacoronte era su asidua contratación. En esto años tenían contrato fijo para actuar todos los domingos en el desaparecido Hotel Camacho de Tacoronte.
La orquesta desaparece en el año 1949, retorna con la misma denominación al principio de la década de los años cincuenta pero con nuevos componentes, siendo su Principal forjador en esta segunda etapa el músico orotavense Chano Hernández Pérez conocido por “El Pianola”, con nuevos componentes; Domingo García conocido por el Alerta (trompeta),  que fue sustituido por su hijo Demetrio García (Trompeta), por incompatibilidad de su profesión de chofer de doña Eladia Ascanio Marquesa del Sauzal, Antonio Delgado (Batería), Braulio González Delgado (Saxo Tenor), Domingo Calzadilla (saxo barítono), Juanito Otazo (Vocalista), Francisco Raimundo Pérez Delgado (Piano).
Chano era el administrador – contable, adquirió por primera vez un equipo de megafonía a la empresa de don Miguel Reyes y Reyes, cuyo importe lo realizó a través de varias letras de cambio. Equipo se vio fortalecido posteriormente  gracias a las técnicas del especialista Carmelo Reyes Regalado con la construcción artesanal de un amplificador y ampliación de los altavoces.
Al mediado de la década de los cincuentas, se incorporan; Domingo González (Saxo barítono), Jesús Rocío Ramos (Vocalista), Chicho Delgado (Batería), José Álvarez (Piano). En los sucesivos años aparecen tres baterías más; Vicente Capelo (de grato recuerdo), Mike un hombre de color procedente de Funchal isla de Madeira, que vivía en la Cuesta de Santa Cruz y trabajaba de interprete en las consignatarias de buques y cantaba muy bien en ingles, por ultimo Hermogenes conocido por el relojero. Vocalistas; Jesús Rocío que debutó en un baile dominguero en Santa Úrsula interpretando la melodía Candileja, Felipe Espinosa de la Guancha y Rafael de la Peña (conocido por Falo) del Puerto de la Cruz. También colaboraron como pianistas don Félix Sosa Hernández, don Isidoro Santos y don Domingo González Delgado (Febles) alumno predilecto del compositor vallisoletano don Tomás Calamita Manteca, y en esa época como vocalista colaboró el inolvidable Sebastián Ramos El Puntero de Punta de Hidalgo.
Uno de los componentes de esa época Domingo González ex  ebanista de la Villa, nos cuenta que perteneció a la orquesta Alegría, con músicos de la talla de José Mesa Cabrera, Vicente Capelo, Jesús Calzadilla, Lolo Sierra y Pedro Calzadilla, integrándose en la orquesta Orotava en reemplazo a otro músico saxofonista Domingo Calzadilla que emigraba a Venezuela. Domingo González nos cuenta que en una actuación de la Orquesta Orotava en el patio central de la sociedad cultural Liceo de Taoro, se le acerca a agasajarlos el virtuoso pianista de La Orotava don Antonio Sosa Hernández, felicita a todos sus componentes menos a su director artístico – gestor Chano Hernández Pérez, por qué había tocado muy mal el contrabajo, indicándole que se pasase por su casa, que le facilitaba unas clases magistrales gratuitas. Chano le comprendió y cumplió su deseo, a partir de aquel momento el contrabajo empezó a sonar de maravilla.
Se puede decir que la orquesta Orotava fue desde su fundación la embajadora de la música popular, de todos los pueblos a donde iban contratados amenizaban las verbenas y los bailes de salón en las fiestas patronales, y muchas parejas se enamoraron e hicieron su vida mutua al delirio de sus pasodobles, tangos, boleros, baladas y demás.
En una de sus numerosas actuaciones de fin de año en el Real Club Náutico de Santa Cruz de Tenerife, un fuerte temporal de agua y viento le impidió pasar por la avenida Anaga con su equipo a las sedes náuticas, lo cual tuvieron que esperar largar horas para poder personarse en el local de actuación.
Cuando era contratada por los grandes barrios populares para amenizar los bailes de sus fiestas, hacían de mini banda de música en la procesión. Nos cuenta Jesús Rocío inolvidable vocalista, que con la carencia de una banda de música completa tenía que tocar los platillos y como eran tantos los fuegos (voladores) que se tiraban muy de cerca, no le quedaba más desagravio que abandonar la comitiva por los viejos caminos pueblerinos.
Terminada estas dos última etapa, en la que los últimos vocalistas fueron Felipe Espinosa y Manolo conocido por “El Carpintero”, entraron nuevos componentes que procedían de otras orquestas de la zona, alcanzando con la famosa orquesta Copacabana de la Cruz Santa un pique muy sano en ese tiempo, donde, como en el fútbol, unos seguidores eran de una orquesta y otros de la otra, a pesar de que en el Valle de La Orotava habían otras orquestas muy famosas, entre ellas Los Atlánticos, con Alejandro Hernández de vocalista, o la River Plate formada por pretéritos integrantes, las Inolvidables Orquestas Ritmo y Casablanca de Los Realejos de aquellos vocalistas; Bermúdez, Arístides, o los músicos Manuel Plasencia, Pariente etc….
La Orquesta Orotava en la década de los años sesenta la componían los hermanos Fariña, Nicolás y Manuel, Gregorio “El de la Charca”, Luís “El Platillero”, Bernardo Ramos, Rafael “El del Correo”, Manolo “El de la Rambla”, Gaspar el de la Cartaya y Víctor Cruz de Los Martillos.
Como en etapas anteriores, unos se marchan y entran otros como José Melo, Carmelo Bautista conocido por el Papaucho, Agapito, los hermanos Castañeda, Ramón y Antonio, los hermanos Ramos, Rafael y Cristóbal, Tomás, Nicolás “El Cartero”, Teodoro Sanabria  “Júnior”, Pachi y Adolfo Travieso conocido por Fito actualmente muy enamorado del tambor sudamericano.
Se llega a la última etapa, en la que también los componentes proceden de otras orquestas caso de Víctor, Ángel, Nicolás, Bienvenido, Nico, Luís y Máximo. Luego se incorporan Antoñito, José Álvarez, Paco Quintero y otros.
En la actualidad los componentes de esta laureada y veterana orquesta continúan haciendo la misma música que hace mas de setenta años; en su repertorio hay numerosas canciones como “Un sábado cualquiera” que todos sus ex músicos, muchos ya desaparecidos, tocaron alguna vez.
Actualmente la componen; Ángel, bajo; Leo, Batería; Juan, órgano; Miguel, piano; Tito, saxo tenor; Manuel, saxo alto y Máximo Vocalista. Ellos ensayadamente han grabado un DVD con el objetivo de mantener la idea original de los fundadores, y conservar el repertorio y la forma de actuar de aquella orquesta tipo música ligera de antaño.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada