domingo, 5 de febrero de 2017

PLAZA DE FRANCHI ALFARO (I)



Fotografía correspondiente al año 1900, Llano de San Sebastián de La Villa de La Orotava, desconocida puesto que estaba publicada en libros de origen alemán. En ella observamos la actual Plaza de Franchi Alfaro en construcción, aún sin árboles. La Panorámica está tomada desde las ventanas de la Mansión de Los Arencibia en la calle El Calvario o desde la azotea del entonces Hotel Teide que posteriormente se llamó El Suizo. De las tres casas que vemos en la calle de García Beltrán a la izquierda se conservan dos, la primera propiedad de los herederos de José Hernández Fariña y la tercera propiedad de los herederos de Doña Eladia Ascanio Basket. También se conservan las cuatro casas de la calle Verde (Nicandro González Borges), la primera propiedad de los Herederos de don Agrícola conocido por “El Sacristán”, la segunda que cambió de fachada, la tercera donde vive el amigo Tomasito y la cuarta actual habita de los hermanos Ana y Alfonso Dorta.
Lo curioso que el edificio neoclásico del colegio de San Isidro según proyecto del arquitecto don Mariano Estanga, aún no estaba construido, en sus huertas se conservaba un maravillo Drago tal como lo distinguimos en la foto.

El amigo y compañero de docencia; JUAN JOSÉ MARTÍNEZ SÁNCHEZ. En su libro “LA OROTAVA, SUS CALLES, SU HISTORIA” en las páginas  62 y 63, con la colaboración de MARÍA VICTORIA MARTÍNEZ GARCÍA, nos habla de una de  las plazas más importantes del casco histórico de La Villa de La Orotava: “…Junto a este Llano, en donde apacentaban sus rebaños los lugareños, existía una ermita y en 1746 se comienza a construir el Hospital de la Santísima Trinidad; aunque ya finalizada la construcción del edificio se decide instalarlo en el Convento Franciscano (1848 ?).
El 25 de Junio de 1879, los señores Don Luis Fumagallo y Don Miguel Rodríguez y Borges presentan al Ayuntamiento una solicitud para arreglar una plaza de recreo en el referido Llano, contando con sus propios recursos, la cooperación de los vecinos y la cantidad con que el Ayuntamiento quiera contribuir.
La Petición se aprueba por unanimidad de votos, concediendo una ayuda de trescientas setenta y cinco pesetas con destino a dichas obras, con lo que se comienzan los trabajos de explanación.
A continuación, el 4 de Diciembre de 1879, se saca la subasta de la construcción de los muros de contención y circunvalación de la Plaza de San Sebastián, denominación que comienza a darse a este lugar público, adjudicándose las obras en segunda convocatoria en Marzo de 1880.
Los trabajos se prolongarán por varios años causando problemas al Batallón de la Villa, ya que en dicho Llano acostumbraba efectuar sus ejercicios. Finalizadas las obras, sabemos, por el Periódico "El Valle de Orotava", que se siguió con mucho interés la plantación de los arboles que actualmente disfrutamos y la puesta en funcionamiento de la fuente; se llamaba la atención al servicio de policía para que vigilase la zona y evitase su deterioro.
Por acuerdo plenario del 26 de Junio de 1889 se llevó a cabo el cambio de denominación de Plaza de San Sebastián a Franchi Alfaro que aún conserva. La Plaza pasará a ser el centro de una gran parte de la población estudiantil de la Villa, desde la puesta en funcionamiento del Colegio "San Isidro" en los años veinte.
En su afán de mejorar el acceso a la Plaza, el Ayuntamiento, mediante Proyecto, sustituirá el antiguo terraplén existente en el comienzo de la calle García Beltrán por la actual escalinata que comunica la Plaza con la calle Calvario.
Durante el mandato de Don José Estévez Méndez, el Concejal Don Domingo García Pérez propició la construcción de una cancha de baloncesto en el centro de dicha Plaza, teniendo para ello que talar unos hermosos laureles de Indias. Dado el auge y la aceptación de la Plaza, el 15 de Octubre de 1962 se contratan obras para remodelarla según proyecto de los Arquitectos Don Juan Julio Fernández y Don Francisco Roda Calamita. El proyecto consistió en la ordenación del espacio, respetando la vegetación existente, manteniendo libre el resto de la superficie salvo un espacio acotado y vallado para juego de niños, así como la cancha de juegos situada en el centro geométrico de la Plaza. La pavimentación estaba formada por baldosas en módulos hexagonales de gran tamaño, repitiendo esta forma en el diseño del mobiliario y en la pequeña fuente formada por bandejas escalonadas, localizada en el extremo Noroeste de la Plaza.
El Pleno municipal acordó por unanimidad (el 6 de Marzo de 1963) completar  las obras del parque infantil con la edificación de una biblioteca para niños.
El Llano será por los años 70, durante cuatro años consecutivos, en centro ideal para la celebración de la muestra anual de  flores y plantas.
El 24 de Junio de 1983, se aprueba el proyecto de repavimentación y acondicionamiento de la Plaza, redactado por el Arquitecto Municipal Don Lorenzo Sánchez Rodríguez que tratará de rescatar el carácter romántico original de la Plaza. .…”  

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL



No hay comentarios:

Publicar un comentario