lunes, 27 de febrero de 2017

ROMÁN GONZÁLEZ ESCOBAR. “UN HOMBRE HECHO A SÍ MISMO"



Aniversario de su fallecimiento. Nació en la Villa de La Orotava el 4 de Enero de 1941 en el seno de una familia humilde en una finca de Los Perales, propiedad de Don Fernando Salazar. Aunque no pasó las penurias propias de la época, empezó a trabajar siendo un joven de apenas 14 años.
Huérfano de madre desde los 7 años, siendo él el mayor de 4 hermanos, se esforzó en sus estudios en el colegio San Fernando (de Don Fernando Álvarez Arbelo) en la calle de San Francisco de La Villa de La Orotava, donde cursó hasta bachillerato.
Era un hombre con afán de prosperar y se puso a trabajar en la gasolinera y suministros de Don Juan  Álvarez Díaz (mi padre), y posterior en el comercio de Don Francisco Delgado González como chofer - repartidor, alternando el trabajo con los estudios.
A los 17 años decidió hacer el servicio militar voluntario y a los 19 empezó a trabajar con Don Casiano García Feo, como chófer y mecánico.
Más tarde, decidió aceptar una oferta de la famosa e inolvidable empresa industrial, "Viuda Yánez" antigua casa Opel para trabajar como  mecánico en sus talleres en Santa Cruz de Tenerife, especializándose en dicha marca.
Fue un hombre amante de su familia, su esposa Carmela y sus cinco hijos, Román, María del Carmen, Magdalena, Genoveva y Mónica y de sus amigos. A ellos les dedicó su vida. Trabajó intensamente para darle a sus vástagos la mejor educación e inculcarle los mejores valores.
Disfrutó de la vida intensamente. Gustaba de viajar por todo el mundo junto a su esposa. El viaje que relataba con más énfasis era el que realizó a Israel.
Fue cofundador de Alianza Popular “AP” en La Orotava y más tarde se presentó en varias ocasiones en las listas de esta formación y del Partido Popular  “PP” al Ayuntamiento de La Orotava.
Como empresario llegó a tener abiertos al mismo tiempo tres talleres de mecánica, por donde pasaron muchos de los profesionales que tiene hoy La Orotava en este sector y una agencia de repuestos de la que se abastecían dichos talleres y que hoy en día siguen en funcionamiento bajo la batuta de su único hijo varón, Román.
En esa época también tuvo la representación para la zona norte de las marcas Nissan y Suzuki. Al mismo tiempo se inició como empresario en el sector del taxi, llegando a ser propietario de varias paradas y coches en La Orotava.
Hombre afable, sociable buen conversador y generoso, destacó por acoger en su casa a muchos amigos a los que agasajaba.
Se hizo querer por todos aquellos que le conocían por su espíritu alegre y optimista.
Falleció a los 72 años, un 27 de febrero del 2013, después de sufrir una larga enfermedad. Se fue como lo que era. UN CABALLERO.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada