jueves, 16 de febrero de 2017

TAXISTAS OROTAVENSES



Desde la octava Isla (Venezuela), el amigo de la infancia de la Villa de La Orotava; José Polegre Árbelo, remitió entonces esta fotografía, tomada en un merendero o en un patio particular referente a una boda.
Puesto que entonces requerían a aquellos taxistas que trabajaban en la parada del principio de la calle El Calvario de La Villa de La Orotava, entre el primitivo Bar Parada y el callejón de los Cuartos, posterior Avenida de José Antonio, actual Canarias, para trasladar a los invitados.

Esta parada se le denominaba “TAXISTAS PIRATAS”, eran conductores con licencia reglamentaria, pero se le llamaban así porque hacían su agosto por las carreteras insulares, llevaban en el intermedio de sus automóviles unas sillas llamadas eléctricas, por lo que podían transportar de ocho a diez personas.

Realizaban servicios rápidos a la capital, parando donde habían clientes que podían subir a sus coches, descargándoles en sus lugares de destinos. Su labor fue fundamental para las poblaciones isleñas, en la Orotava eran numerosos y su servicios fenomenales.

A la llegada de los famosos Micros Exprés marca Commer de color encarnado (rojo), que adquirió la recordada empresa de “Transporte Tenerife SL.”, en el año 1960, por una orden del gobierno desapareció el servicio de piratería en estos vehículos.

De izquierda a derecha; Lorenzo conocido por  “EL Baúl”, Luis (vivió en las calles: El Calvario y La Cancela, cuñado de Felipe y Luis Hernández Casanova), José  “El Panfilo”, e Ignacio (Hermano de Luis. Vivió en las calles: El Calvario, La Cancela y La Perdoma, era alto esquelético, al final trabajó para doña Carolina Rivero).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada